como descubrir como miente el jefe

como descubrir como miente el jefe

Pues si, aunque os pueda sorprender, los Directores Generales (CEO) también mienten, a empleados a accionistas y a los analistas. Uno de los casos más sangrantes lo tuvimos  en Jeff Skilling, el que era el anterior máximo responsable de Enron, que en un “conference call” con analistas le gritó gillipolla “asshole” a un analista que estaba cuestionando o dudando de la salud financiera de la compañía.

David Larcker y Anastasia Zakolukina se han dedicado a analizar, en su paper “Detecting Deceptive Discussions in Conference Calls” más de 30.000 “conference call” entre 2003 y 2007 entre CEOs y analistas financieros para intentar descubrir si existen determinados patrones de comportamiento que permiten deducir cuando los CEOs están mintiendo.

Estos son algunos de los patrones que se han detectados en los jefes mentirosos:

Suelen hacer referencias al conocimiento general, utilizando frases del estilo …. cómo ustedes saben… y hacen menos referencias al valor para el accionista (quizás para evitar futuras demandas legales). También suelen utilizar adjetivos más extremos. Si algo puede ser descrito como “bueno” utilizan la palabra “fantástico”, quizás con el objetivo de poder sonar más persuasivos.

Los mentirosos también suelen utilizar más la tercera persona en lugar de la primera persona y en su discurso utilizan menos palabras que expresen “duda” o expresiones de vacilación o reflexión, entre palabras o frases, como “…mmmm” “…eeer”  probablemente porque el discurso ha sido meticulosamente preparado.

En España, probablemente, o al menos es mi impresión, aún es más fácil detectar a los CEO que están mintiendo, a al menos los que los están haciendo descaradamente. Sin mucho temor a que le caigan demandas por haber mentido en sus declaraciones públicas, les reconoceréis fácilmente. Son aquellos que también utilizan expresiones extremadamente positivas, mientras afirman categóricamente que la empresa vale mucho más que lo que refleja la cotización, que hay muchos interesados en comprar la compañía o que el plan de negocio que tienen previsto se va a cumplir si o si.  A mi se me vienen un par de casos a la cabeza, empezando por Rafael Español y su Seda de Barcelona.

  1. Angel Ron justo al comienzo de la crisis (enero de 2008) despotricando ante analistas diciendo que el Popular no tiene créditos subprime ni nada similar y que los analistas extranjeros no tienen ni idea de banca ni de los habitos del cliente español ni de ná de ná

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda