vw-compressor

El ingeniero industrial y doctorado por la Universitat Jaume I de Castellón (UJI) Vicente Franco ha participado en la investigación realizada por el International Council on Clean Transportation (ICCT) que realizó el informe que ha llevado a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos a descubrir que Volkswagen había instalado un software específico para “trucar” las emisiones en algunos de sus coches diésel.

Según ha informado la institución académica en un comunicado, la situación ha llevado a la compañía alemana a reconocer que había actuado de “forma deshonesta” y a anunciar la reserva de 7.300 millones de dólares para cubrir los costes de reparación de un problema que afectaría a 11 millones de vehículos a nivel mundial. Estos gastos se sumarían a las multas de hasta 18.000 millones de dólares a las que podría tener que hacer frente.

Franco, tras finalizar su trabajo de doctorado en el centro de investigación de la Comisión Europea en Ispra (Italia) bajo la dirección de la catedrática de Proyectos de Ingeniería y jefa del Grupo de Ingeniería de Diseño de la UJI Sari Vidal, se incorporó en 2013 al equipo de investigación del ICCT en Europa, donde trabaja hasta la actualidad en su sede ubicada en Berlín.

El exestudiante de la UJI explica que el “escándalo” de Volkswagen se ha destapado a raíz de un estudio realizado por el ICCT para investigar las diferencias entre las emisiones de los vehículos diesel en EEUU y en Europa. Para este estudio, se realizaron pruebas de emisiones en carretera sobre tres vehículos (dos Volkswagen y un BMW) en colaboración con la universidad de West Virginia.

Al descubrir que las emisiones de los vehículos Volkswagen superaban “hasta 40 veces” los niveles de emisión de óxidos de nitrógeno (NOX) registrados en el laboratorio durante la prueba de homologación, Franco ha subrayado que alertaron a los organismos de control medioambiental de California y Estados Unidos, “que iniciaron inmediatamente una investigación que es la que ahora han hecho pública”.

PROBLEMA “GRAVÍSIMO”

Paralelamente a esta investigación, han realizado un estudio europeo “que analiza más de 140 horas de datos de emisiones en carretera de 12 vehículos distintos, y que demuestra que el problema de las emisiones nocivas del diésel en Europa es gravísimo, y que es necesaria una acción urgente de las autoridades europeas para remediarlo”, ha precisado Franco, encargado de dirigir el trabajo de ICCT sobre la situación de las emisiones en carretera de automóviles diésel de última generación en Europa.

El doctorado de la UJI destaca que el problema en Europa es que la legislación sobre la emisión de óxidos de nitrógeno, gases que se han demostrado perjudiciales para la salud, por parte de los vehículos diésel es “mucho más laxa que en Estados Unidos”. “Esto se ve agravado por el hecho de que el porcentaje de coches diésel es mucho mayor”, ha añadido.

En EEUU los vehículos diesel suponen un 2% del total de las ventas, y dos de cada tres coches de este tipo son Volkswagen, por lo que, tras esta polémica, “es de esperar que el porcentaje todavía se reducirá más”, ha señalado la institución. Sin embargo, en Europa el 53% de los coches vendidos son diésel, por lo que el problema de las emisiones es “mucho mayor”.

En este sentido, Franco ha lamentado la “falta de una agencia a nivel europeo con atribuciones equiparables a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos”, que fue en este caso la que asumió la investigación que ha destapado las “malas prácticas” de Volkswagen.

  1. Creo que deberíais leer el estudio de Vicente Franco completo, porque no es como lo cuentan los periódicos:
    http://www.theicct.org/sites/default/files/publications/ICCT_PEMS-study_diesel-cars_20141013.pdf

    Fue un estudio conjunto, en el que se probaron 15 modelos, de los cuales 14 incumplieron los límites de la Euro VI en, precisamente, emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx).

    Ninguno de ellos, en condiciones reales, consiguió superar la norma americana (ULEV II).

  2. Vicente Franco participó en la investigación realizada por el International Council on Clean Transportation (ICCT) que realizó el informe advirtiendo del fraude en EEUU

    Asegura que han realizado tambiún un análisis en Europa con más de 140 horas de datos de emisiones en carretera de 12 vehículos distintos, y que demuestra que el problema de las emisiones nocivas del diésel en Europa es gravísimo

    Lamenta la “falta de una agencia a nivel europeo con atribuciones equiparables a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos”, que fue en este caso la que asumió la investigación que ha destapado las “malas prácticas” de Volkswagen.

    Franco afirmó que los test europeos no son lo suficientemente “realistas y exigentes” a la hora de discriminar entre todos los tipos de gasóleos de automoción limpios, que “sí existen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…