prima-de-riesgo-compressor

En el Hombre que susurraba a los caballos, Tom Booker (Robert Redford) es un entrenador con un gran talento para adiestrar caballos, el cual es contratado para “sanar” a un caballo purasangre que pertenece a una adolescente. En la zona Euro tenemos a Mario Draghi, el hombre que susurra a los mercados y que sin hacer nada y sólo con su voz ha logrado meter a la prima de riesgo española por debajo de los 100 puntos.

El presidente BCE, Mario Draghi, ha reconocido en una entrevista al diario ‘Handelsblatt’ que los riesgos para el cumplimiento del mandato de estabilidad de precios de la entidad son mayores en la actualidad que hace seis meses, lo que ha llevado al banco central a comenzar los preparativos técnicos para modificar el alcance y composición de sus compras de activos a principios de 2015.

Las palabras de Draghi han tenido un impacto significativo en la cotización del euro frente al dólar, debilitando el cambio de la moneda europea hasta los 1,2033 dólares, en mínimos de cuatro años y medio.

Asimismo, la perspectiva de que el próximo 22 de enero el BCE pueda anunciar un plan de flexibilización cuantitativa (QE), que incluyera compras masivas de deuda soberana, ha reforzado la tendencia a la baja de la deuda europea, con el interés del bono español por debajo del 1,60%, lo que ha estrechado el diferencial con el ‘bund’ alemán a menos de 100 puntos básicos por vez primera desde mayo de 2010.

“El riesgo de que no cumplamos nuestro mandato de estabilidad de precios es actualmente mayor que hace seis meses”, señala el banquero italiano en su entrevista con el rotativo germano.

De este modo, Draghi recuerda que el BCE ha comenzado los preparativos técnicos para modificar “el alcance, el ritmo y la composición de las medidas al principio de 2015”.

No obstante, el presidente del BCE advierte en su entrevista con ‘Handelsblatt’ que “la triada formada por la debilidad de las reformas, la burocracia y la presión fiscal dañan la recuperación europea”.

“Si no lo solucionamos, nuestro crecimiento seguirá débil”, añade el presidente del BCE, quien recordó que Europa soporta la mayor carga fiscal y esto representa “una grave desventaja competitiva”.

Posiblemente estemos ante el intento de implementar una QE telegrafiado con la mayor antelación de la historia. Sigue sin estar nada claro que los alemanes vayan a dejar a Draghi implementar su QE y tras su declaraciones no se han hecho esperar algunas reacciones en contra de miembros del gobierno Alemán indicando que una QE por parte del BCE podría ser totalmente contraproducente ya que reduciría la presión sobre los gobiernos europeos que necesitan realizar reformas.

Así que de momento Draghi se dedica a seguir susurrándole a los mercados.

Gráfico vía @luisbenguerel

  1. Miedo da la evolución de la prima de riesgo, que al parecer anticipa la decisión decidida de compra masiva de deuda pública por parte del BCE como antesala de la monetización de la deuda por el BCE. La prima de riesgo puede sufrir un rebote en cualquier momento.¿Se imaginan por un momento que no se comprara masivamente deuda pública por el BCE y muchos Estados no pudiesen cumplir sus obligaciones? ¿O creen ustedes que puede comprar masivamente deuda pública el BCE dándose a su vez un impago de la misma y sin consecuencias?Esta es la creencia de algunos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.