Ofrecido por

GurusBlog

Médicos sin Fronteras: “El mundo está perdiendo la batalla contra el Ébola”

virus ebola

Comparecía hoy ante las Naciones Unidas la Doctora Joanne Liu, Presidenta de Médicos Sin Fronteras en una reunión informativa sobre el Ébola. Os dejamos su discurso íntegro que creo que explica a la perfección cúal es la situación actual en la lucha contra la actual epidemia de Ébola:

“Sr. Vicesecretario general, Sr. Subdirector general, Sra. Directora general, Sr. Coordinador especial, distinguidos delegados, señoras y señores:

Les agradezco esta oportunidad de informar a los Estados miembros sobre la epidemia de Ébola en África occidental.

Llevamos ya seis meses inmersos en la peor epidemia de Ébola de la historia, y el mundo está perdiendo la batalla de su contención. La respuesta que nuestros dirigentes están dando a esta amenaza transnacional está fracasando.

En África occidental, los nuevos casos y las muertes siguen aumentando. Los disturbios se suceden. Los centros de aislamiento están saturados. Los trabajadores sanitarios situados en primera línea se están infectando y muriendo en cantidades abrumadoras. Otros han huido, atemorizados, dejando sin atención médica incluso a quienes padecen las enfermedades más comunes. Los sistemas de salud se han desmoronado.

Los centros de tratamiento de pacientes de Ébola han quedado reducidos a lugares donde la gente muere sola, sin haber recibido apenas nada más que cuidados paliativos. Es imposible lidiar con el número de infectados que llegan a los centros de salud. En Sierra Leona, cadáveres infecciosos se pudren en las calles. En Liberia, nos hemos visto obligados a construir crematorios en lugar de levantar nuevos centros de tratamiento.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud estimó que la cifra de infectados podría llegar a 20.000 en los próximos tres meses en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Estamos en terreno desconocido. La transmisión de la enfermedad avanza a una velocidad sin precedentes, y el virus se propaga rápidamente por la capital de Liberia, Monrovia.

Comparezco hoy aquí como presidenta de una organización médico-humanitaria que lucha en la primera línea del frente desde que comenzó el brote. Mis compañeros han atendido a más de dos tercios de la cifra oficial de pacientes infectados. Puedo asegurarles que, aunque durante el último mes hemos duplicado el número de trabajadores que tenemos en el terreno, nuestros equipos están completamente desbordados.

Médicos Sin Fronteras lleva meses alertando de la situación, pero la respuesta ha sido y sigue siendo tardía y escasa. El brote se inició hace seis meses. La declaración de Emergencia de Salud Pública Internacional no llegó hasta el 8 de agosto.

Los anuncios de financiación, las hojas de ruta y las posibles vacunas y tratamientos son bienvenidos, pero, a día de hoy, nada de todo ello va a detener la epidemia.

Llevamos seis meses perdiendo la batalla. Debemos ganarla en los próximos tres. Y podemos hacerlo.

Muchos de los Estados miembros que están hoy aquí representados han realizado importantes inversiones en el desarrollo de su capacidad de respuesta a amenazas biológicas. Son ellos quienes tienen ahora la responsabilidad política y humanitaria de utilizar esos equipos especializados en los países más afectados por el Ébola.

Si queremos detener la epidemia, es imperativo que los Estados desplieguen de inmediato recursos civiles y militares especializados en contención biológica. Les llamo a enviar sus equipos de respuesta a desastres, con toda la fuerza logística de que dispongan. Esto debe llevarse a cabo en colaboración con los países afectados.

Sin este despliegue, será imposible controlar la epidemia.

Las prioridades son las siguientes:

– Aumentar el número de centros de aislamiento.

– Establecer laboratorios móviles para mejorar la capacidad de diagnóstico.

– Habilitar puentes aéreos para facilitar el tránsito de personal especializado hacia y dentro de África occidental.

– Crear una red regional de hospitales de campaña para atender al personal médico infectado o con sospecha de infección.

Estos equipos de biodefensa permitirán reforzar de inmediato la respuesta en el terreno, pero al mismo tiempo la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de salud pública deben poner en marcha la hoja de ruta sobre el Ébola.

Asimismo, debemos hacer frente al desmoronamiento de las infraestructuras médicas estatales. El sistema de salud de Liberia prácticamente ya no existe. Las embarazadas con complicaciones no tienen dónde ir. La malaria, la diarrea y las enfermedades tratables o prevenibles están matando a la gente. Deben reabrirse los hospitales que han sido cerrados, pero también hay que abrir otros nuevos.

Y por último, dar una respuesta efectiva a la epidemia requiere cambiar los esquemas mentales.

Las medidas coercitivas, como las leyes que criminalizan a los sospechosos de estar infectados que no informan de su estado, o el establecimiento de cuarentenas forzosas, hacen que muchas personas afectadas se escondan. Estas medidas, más que contener el virus, contribuyen a alejar a los enfermos de los centros de salud y generan más miedo y descontento.

Los Estados miembros de Naciones Unidas no pueden centrarse solo en proteger sus fronteras. Solo cambiaremos el rumbo de la epidemia si la atacamos de raíz. Nos hallamos ante una crisis transnacional, con implicaciones sociales, económicas y de seguridad para todo el continente africano.

Ustedes, los Estados, tienen la responsabilidad histórica de actuar.

No podemos aislar a los países afectados y esperar a que la epidemia se extinga por sí misma. Para apagar el fuego, tenemos que entrar en el edificio incendiado.

Gracias”

Uno empieza a tener la sensación que las cifras oficiales de infectados que de la OMS se están quedando cortos. En Nigeria, parece que el Ébola se ha asentado y está presenta en la mega ciudad de Lagos y en Port Harcourt, según el gobierno nigeriano hay 17 infectados y 271 personas puestas en cuarentena. En el Congo, donde este fin de semana el gobierno informó que tenían un brote de Ébola que no tenía nada que ver con los brotes de Liberia, Guinea y Sierra Leona, hoy han confirmado que ya han detectado 53 infectados y 31 muertes.

Leer: “El Ébola sigue acelerando



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

16 comentarios

  1.    Responder

    Los conflictos armados que jalonan el planeta son uno de los medios mas propicios para la expansión de pandemias.

  2.    Responder

    Ya podemos ir pensando en lo que haremos cuando el virus se extienda por occidente. Aquí ya hemos preparado el terreno con la retirada de asistencia médica a los sin papeles.

  3.    Responder

    Usa el sentido común amigo, si como dicen esos artículos este virus se trasmitiese por el aire, a estas alturas medio áfrica estaría infectada y todas las fronteras estarían cerradas.

    Sin ser especialista, se ve claro que este virus necesita del metabolismo de un ser vivo para sobrevivir, en cuanto el virus sale del el cuerpo o el huésped muere el virus desaparece, se desintegra, la pregunta que te tienes que hacer, es por que nos bombardean todos los días con el tema del ebola?, por que gastarse cientos de millones en poner la noticia en todas las televisiones del mundo? por que casualmente existe un medicamento experimental?
    por que desarrollar un medicamento para curar a cien congoleños?

    Todo esta muy claro, en medio año o quizás menos, intentaran colocar el medicamento a todos los gobiernos aterrorizados del mundo.

  4.    Responder

    UTOPIA ya está aquí

  5.    Responder

    creando miedo! eso es lo que les interesa…

    1.    Responder

      Exacto! buscad en youtube: “plantas ebola” y pinchad en el primer documental

  6.    Responder

    Si esta enfermedad mejora su adaptacion al hombre y muta con diversas cepas mas potentes y contagiosas …la tranquilidad de los europeos se transformara en histeria.
    Y mientras tanto los espanoles enviando cascos a Ucrania…

  7.    Responder

    Argumenta y no insultes. O también lo serás.

  8.    Responder

    ¿Que tiene de tonto el comentario que a echo? a ver pillín, deleitarnos con tu sabiduría

  9.    Responder

    no se que quieres que argumente, el comentario de jimmy no hay por donde cogerlo. Aun así lo intentare:

    1º – un virus que mata tan rápido, no tiene oportunidad de extenderse, no tiene tiempo biológico de mutar ni de adaptarse al hombre, ni mucho menos hacerse mas contagioso,(para que un virus cambie su fenotipo y le haga capaz de contagiarse por el aire, por ejemplo, deberían de pasar miles, sino millones de años de evolución)

    2º y mas importante
    muertes por ebola en cuarenta años…………..3.000
    muertes por gripe común en mismo periodo…200.000.000

    3º y ya lo de cascos azules me ha matado, para contener a cuantos infectados? 200? 300?

  10.    Responder

    Hola, Syco,
    se nota que tienes bastante conocimiento sobre la materia. No creo que debieras confundir el tener menos conocimiento que tú con ser tonto.

    Si haces eso corres el riesgo de ser tú mismo un tonto, porque seguro que habrá algo de lo que no sabes tanto como otra persona, y para esta última serás un tonto, o algo peor.

  11.    Responder

    1º Con un tiempo de incubación medio de entre 5 y 12 días, y los medios de transporte actuales, en ese periodo te da tiempo a dar varias vueltas al globo compartiendo avión con varios miles de personas diferentes. En tanto en cuanto el proceso de mutación tiene un carácter aleatorio y es imposible predecir con exactitud las características que le conferirán al virus la próxima mutación eso que dices de los miles de años puede ser cierto o puede ser mañana…(No olvides que el virus campa a sus anchas en multitud de animales replicándose una y otra vez, añadiendo en cada ciclo un pequeño cambio…)

    2º Vacunas contra el Ébola: 0 – Contra la gripe: Al menos se renueva una vez al año y de alta efectividad.
    Tasa mortalidad ébola: 51% – Tasa mortalidad gripe Común 0.1%


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR