Ofrecido por

GurusBlog

Economía y salud: del ébola a la hepatitis C.

hepatitis-c-compressor

Hace ya tiempo que trato temas que relacionan salud y economía donde critico el sistema actual para investigar y conseguir proveer a todo el mundo de remedios médicos a un precio accesible a todos.

Critiqué a las farmacéuticas pero también critiqué el papel que han tenido los gobiernos de los distintos Estados.

Si el ébola era un problema sobre todo en países subdesarrollados donde se había producido una dejadez de los países desarrollados hasta que les ha tocado de refilón, la hepatitis C parece ser hoy día un problema que afecta más de lleno a países de todo tipo, incluido los desarrollados.

El caso del ébola es de dejadez en la investigación mientras que el caso de la hepatitis C es de fijación de un precio del fármaco que puede curar la enfermedad.
En ambos casos se observa una dejadez del sector público en la investigación y regulación de la obtención de fármacos y la forma de fijar precios accesibles para la población enferma.

La pregunta que me hago yo desde hace mucho tiempo es:

¿El sector farmacéutico debe ser privado o público?

Recuerden ustedes que es un sector muy delicado ya que tiene que compatibilizar el afán por obtener un beneficio máximo como cualquier empresa con el justo objetivo de que todo enfermo pueda acceder a el tratamiento de su enfermedad.
En el caso del fármaco que se está usando para tratar la hepatitis C se puede observar una divergencia enorme entre lo que se dice que cuesta producirlo y lo que se pide en su comercialización.

La conclusión a la que llego es que el sector público ha reducido peligrosamente el presupuesto en investigación dejando prácticamente a la empresa privada que se ocupe en descubrir los remedios a los problemas médicos que ellos decidan.

Los problemas a resolver son varios:

-¿Quién decide qué enfermedad investigar y con qué criterio?

-¿Qué participación pública y privada debe haber en la investigación?

-¿Cómo se fijan los precios de los medicamentos descubiertos por la investigación pública y por la privada?

-¿Cómo se regulan las patentes de las empresa privadas de investigación sin que se produzcan quiebras de estas empresa ni abusos de posición dominante?

Mi posición ante este grave problema ya la he desvelado en artículos anteriores: el sector farmacéutico debería ser público ya que está tratando uno de los bienes comunes más valiosos que tenemos todos o debemos preservar: la salud, que no puede ser considerada un negocio más.

No es ético hacer negocio poniendo en riesgo la salud de la mayoría de la población, y sobre todo de la que tiene menos capacidad adquisitiva.

Exijamos a nuestros políticos de una vez por todas que se apruebe un presupuesto mucho más alto para la investigación pública en fármacos si no queremos tener más casos como el ébola,
la hepatitis c, el sida, el cáncer, etc.
Incluso es necesario algún organismo internacional público que se ocupe del tema de la investigación a nivel mundial de forma real.

Antes de que alguno me tache de izquierdas radical tengo que decir que esta opinión que tengo sobre el sector farmacéutico surge de mi formación como economista sin más.Estoy acostumbrado a criticar decisiones tanto de partidos que en teoría son de izquierdas como de derechas.

El que me ha leído habitualmente se dará cuenta que para otros casos soy muy favorable a que actúen las fuerzas del mercado sin que exista la mínima intervención pública.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

2 comentarios

  1.    Responder

    Exacto! No es una cosa de izquierdas o de derechas, la garantía de una salud gratuita y universal debe una de las prioridades de todos los gobiernos(cosa que en hasta en USA están “empezando” implementar) y la vida de las personas no debería ser un negocio. Esto esta más allá de nuestra ideología política.

  2.    Responder

    Que me dices con Venezuela y el petroleo?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR