Ofrecido por

GurusBlog

Los efectos secundarios de los Bancos Centrales ya están aquí…

bancos-centrales-compressor

Era de esperar que la intervención de los Bancos Centrales no iba a ser inocua. Lo advertíamos hace poco más de un año y sus efectos ya están explotando en la cara de algunos. Si a esa masiva intervención jamás vista le añadimos un par de ingredientes más (virgencita, virgencita, que sólo sean un par…) como el complot de la OPEP para reventar a la baja el precio del petróleo, el conflicto en Ucrania o la radicalización del pretendido Estado Islámico en Oriente Medio (que afecta hasta el mismísimo París), la amplificación de los efectos secundarios de la intervención de los bancos centrales puede ser y será incontrolable.

Hoy en día estamos ya asistiendo a movimientos en las cotizaciones brutales, que no se corresponden en absoluto a un sistema financiero sano ni a correcciones o ajustes de excesos, sino más bien los delirios de un Sistema frankeinsteiniano capaz de cualquier cosa. Veamos algunos ejemplos muy significativos en las últimas semanas que, no obstante, han tenido paradójicamente hasta hoy unos efectos devastadores bastante localizados:

Caída del petróleo en el último trimestre:

f7b98e9f-3814-402e-8e6c-7ccf772ec107

Subida del USD y desplome del Rublo

8a30f3b1-44a9-4ff5-a4e7-abbafe3a6372

Desplome también de la Corona Noruega (NOK)

9017956d-fd8f-41c0-ab10-cadd5d7f4102

Claudicación del Banco Central Suizo y la consecuente subida meteórica del CHF contra EUR

72d91ca1-0b63-4806-94b0-d735ee4971ff

Caída de la bolsa de Shanghai de más del 7% en un sólo día por el intento del gobierno para liberar presión de la burbuja de crédito china.

90d2a1ef-cb05-410c-bff8-397fa593a155

Podríamos encontrar alguno más en los últimos meses, pero sobre todo los vamos a vivir en los próximos. No olvidemos que tenemos ya encima el anuncio del inminente QE de Draghi y las elecciones en Grecia. Dos bombas de relojería que no harán más que echar gasolina al incendio del Sistema. En definitiva unos efectos colaterales que se empiezan a manifestar aquí y allá, que son fruto de la unión entre la distorsión generada por los bancos centrales, los conflictos geopolíticos y la guerra de divisas en un entorno de recesión del mundo desarrollado jamás visto. Lo más perverso es que los bancos centrales mienten impunemente en su afán por tener credibilidad. La figura del presidente de banco central es como una maquiavélica especie híbrida, un cruce de premio Nobel de Economía y político en campaña. Podéis leer sobre ello en este artículo de Kaletsky de hace un año pero rabiosamente vigente. Y lo peor de todo es que la economía está en sus manos más que nunca…

La pregunta que debería hacerse cualquier inversor es si el criterio para colocar sus activos y conseguir rendimientos en este terreno minado puede ser el mismo de siempre, el de los años anteriores. La respuesta es NO. Como ya comentamos en “Generando rentas en un escenario de bonos caros y subida de tipos“, hoy más que nunca se impone la búsqueda de rendimientos alejados de las distorsiones de los bancos centrales. Y alejados de las elevadísimas volatilidades que vamos a vivir en activos tradicionalmente tan tranquilos como la mismísima renta fija. La tormenta perfecta puede estar ya sobre nosotros, y quien no lo crea que le vuelva a echar un vistazo a las magnitudes de los gráficos de más arriba. En estos tiempos una estrategia que genere rendimientos al margen de los terremotos financieros es preciosísimo tesoro.

Fuente Tradingfloor

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

12 comentarios

  1.    Responder

    Cuanto tiempo (años) llevamos hablando de las subida de tipos (“que viene el lobo”), y cuanta rentabilidad ha costado eso a las carteras…

  2.    Responder

    Ya veo que pones que la estrategia para afrontar la situación es un tesoro, pero podrías comentar a grandes rasgos qué debemos hacer como inversores, para prepararnos, o qué debemos evitar. Un saludo y gracias por los artículos.

    1.    Responder

      Encontrarás más datos en el enlace al artículo “Generando rentas en un escenario de bonos caros y subida de tipos” que hay en la parte final del artículo. Si deseas más info nos puedes contactar directamente a clusterfamilyoffice.com
      Saludos.

  3.    Responder

    En temas económicos es de agradecer el lenguaje claro y directo, aunque no estaría de más emplear expresiones ajustadas a los hechos, personalmente, creo que eleva el nivel del escrito.

    Gracias por vuestra labor, me ahorra tiempo y me mantiene informado.

  4.    Responder

    Si cuando llueve mierda, todo el mundo dice que es normal, el fin de fiesta es inminente.

  5.    Responder

    Tenía razón un comentario de anteriores posts, cada vez sois mas el zerohedge español. No es un reproche, me encantan los datos y gráficos que aportáis, pero en mi opinión describirlos con palabras como “efectos devastadores”, “bombas de relojería”, “entorno de recesión en el mundo desarrollado jamás visto”, “la tormenta perfecta puede estar ya encima de nosotros” no sólo no aporta nada sino que resta credibilidad al análisis. Es solo mi opinión.
    Enhorabuena por el blog como os he dicho en otras ocasiones, me parece fabuloso y único en España.

    1.    Responder

      Yo estoy con Luis. Hace ya varios años que os sigo y obviamente valoro mucho vuestra opinión e información. Sin embargo, desde 2009 tengo claro que tenéis una clara tendencia a enfocaros en los riesgos y no en las oportunidades. En la situación actual estoy bastante de acuerdo con los riesgos que identificais, pero es que en 2009, cuando había empresas buenísimas a precios de saldo, solo hablabáis del inminente colapso del sistema financiero (no hablo de este autor en particular sino del blog en general).

      Mi estrategia de futuro será leeros en tiempos de bonanza (para no pasarme de optimista) y leer blogs que se enfoquen en las oportunidades cuando haya un crash o corrección importante. Por poner un ejemplo, mirad lo que escribía en 2008/2009 un blogger americado que se llama Joshua Kennon:

      Right now, if you panic and cash out of your 401(k), people like me are sitting, waiting, in the market with our cash and buying your stocks at 30, 40, or 50 cents on the dollar. We are buying the very assets that you are selling. In ten years, you will sit at home and whine about the wealthy on Wall Street and how the game is stacked against you, and wonder how we ended up with tens of millions of dollars in additional wealth. This is how. If you own good, quality, blue chip stocks, are reasonably diversified, and believe America will be stronger and better off in ten years, now is the time to get rich. Every time you sell shares, there is a buyer on the other end of that transaction. Depending upon the quality of your holdings (we are only interested in strong businesses with little bankruptcy risk), that buyer just might be one of my companies.

      That doesn’t mean stocks won’t fall another 50 percent. That doesn’t bother us. We are only concerned with building serious wealth for the future. Who the hell cares if your stocks are getting cheaper as long as the underlying businesses are generating tons of cash and you expect the value to be three, four, five or more times higher by 2018?

      En todo caso, muchas gracias por escribir este blog y por recordarnos los riesgos enormes que hay al invertir en tiempos revueltos como los actuales.

    2.    Responder

      Luís he de reconocer que a mi también me gusta Zerohedge… Quizá los adjetivos que utilizamos son más radicales porque es la enésima vez que advertimos de los peligros ante la pasividad de la mayoría de inversores. Y los desajustes que anuncian un desastre son ya muchos y contundentes. Estamos en territorio apache, o sea totalmente desconocido, porque jamás los bancos centrales habían manipulado del modo que lo han hecho a los Mercados. Y eso debería por lo menos concienciar a los inversores del peligro que tiene la deuda, la guerra de divisas, la deflación, etc.
      En cualquier caso no deja de ser nuestra opinión y recomendación a inversores, pero podemos estar equivocados como tantas otras veces 🙂 El tiempo dirá.
      Saludos.

    3.    Responder

      Luis te dejo unas reflexiones personales:

      1. A mi ZeroHedge me encanta, y obviamente quieras o no cuando algo te gusta o te parece interesante seguro que influye.

      2. Siempre intentamos decir lo que pensamos o señalar lo que consideramos interesante, lo cuál no quiere decir que estemos o no equivocados. Es el punto de vista de cada uno.

      3. Puede que el estilo que utilizamos a veces sea exagerado, creo que cualquier lector tiene criterio para distinguir el ruido del mensaje que se quiere transmitir. Dicho esto si de algo se acusó a todo el mundo es de no advertir de los problemas que teníamos cuando por ejemplo en España todo parecía que iba de maravilla.

      Dicho esto que hay cosas que crujen por todos lados no significa que no haya cosas que no estén funcionando bien y que la humanidad siga progresando. Yo personalmente soy optimista por naturaleza. Lo que pasa hoy es anecdótico, y aún así se hunda completamente todo el sistema financiero y colapse la economía dentro de 200 o 300 años se verá como un acontecimiento histórico que igual ni saldrá en los libros de texto por irrelevante en la historia de la humanidad, cómo hoy casi ni se mencionan las grandes crisis de siglos pasados. Una humanidad que habrá seguido progresando.

      4. Y esta reflexión va por el comentario al que haces referencia. Te puedo asegurar que los mensajes optimistas venden mucho más que los mensajes pesimistas en todos los sentidos. La gente tiene tendencia a compartir mucho más las informaciones y las noticias positivas que las negativas, sólo tienes que ver que es lo que más se comparte en Facebook. Ya no te cuento los anunciantes. En este sentido es mucho más rentable centrarse en historias positivas que en señalar cosas que pueden andar mal.

      1.    Responder

        Sin acritud; zero hedge es las noticias economicas lo que la pagina de sucesos al periodico de todos los dias.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR