La verdad es que la noticia ha pasó bastante desapercibida pero es suficientemente significativa para el sector del Capital Riesgo Español. Me refiero la entrada en concurso de acreedores de Paconsa (empresa de transporte frigorí­fico internacional), participada por Suala ( entidad de capital riesgo apadrinada por Ana Patricia Botí­n).

Suala compró la empresa en abril del 2003 en una operación valorada en 150 Millones de euros, de los cuales desembolso 45 millones y los 105 restantes fueron cubiertos mediante endeudamiento bancario. Sobre el Ebitda de la empresa del 2002 supone un ratio de apalancamiento de más de 7,6 veces y la operación suponó­a valorar a Paconsa en más de 11 veces el Ebitda de la empresa. A bote pronto tanto el apalancamiento como la valoración se salen bastante de los parámetros en los que se solí­a manejar el sector de capital riesgo, con el consecuente peligro de dar más sustos en un futuro próximo.

Varios son los factores por los que útimamente se estén cerrando operaciones muy por encima de los parámetros tradicionalmente justificables:

1- El mercado de deuda presenta una alta liquidez. Es decir cuando una empresa de capital riesgo acude a los bancos para que le financien la operación cada vez es más asombroso ver como aceptan sin poner demasiadas objeciones ratios de apalancamiento superiores a 3 y 4 veces EBITDA.

2- La necesidad de los gestores de capital riesgo de invertir los fondos que tienen disponibles para justificar sus puestos de trabajo. Es complicado explicar a tus inversores que llevas más de un año sin cerrar ninguna operación y seguir cobrando un sueldo.

Todo esto está llevando a que cada vez se cierren más operaciones a unos ratios de valoración y unos niveles de apalancamiento más altos para tratar de rentabilizar el capital invertido, lo cual puede llevar inevitablemente a que en un futuro próximo presenciemos más descalabros y lo que es más triste, estamos poniendo en peligro inecesariamente la viabilidad de empresas que sin niveles de apalancamiento tan altos podí­an tener un futuro prometedor.

Probablemente el éxito de un buen gestor de capital riesgo podrí­a ser tan sencillo como mantener una actitud contrací­clica. Mantenerse al margen cuando los precios y las transacciones se disparan y desarrollar una actividad frenética de compras cuando el resto se esté lamiendo las heridas.

Al final la inversión en capital riesgo tiene un periodo de maduración similar a los vinos, y las cosechas del 2004-2005 pueden salir algo avinagradas dentro de 4 a 6 años si no se pudren por el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Así se reparte el pastel de las comisiones bancarias: más de 10.000 millones para compartir

Un cliente que realice una operativa moderada con su cuenta corriente y su tarjeta podría ahorrarse más de 100 euros al año si opta por una entidad que aplique una política de cero comisiones

Errores y malos usos de la Banca (1): Caída en desgracia del Director de Toda la Vida

Con este artículo damos la bienvenida a Pau Montserrat de Futur Finances…

¿Adivinas cuál es el mejor banco de España? ¿Y el menos valorado?

El mejor banco de España no es uno de los más grandes. Descubre todos los ganadores de los Premios HelpMyCash a la Excelencia Bancaria de 2018.