GurusBlog

Confesiones del FMI sobre el rescate a Grecia

grecia

Vale más tarde que nunca, y aunque el daño ya está hecho y es irreversible, al menos el FMI, en un documento interno marcado como estrictamente confidencial y al que ha tenido acceso el WSJ, reconoce los errores cometidos en el diseño del rescate a Grecia y quizás lo más importante reconoce una serie de objetivos y mentiras hasta hoy no confesados, que podemos resumir en:

El diseño de las políticas de austeridad han sido un desastre.

Ya sabían en 2010 que la deuda Griega era insostenible y requería una quita, pero mintieron y no reconocieron la realidad hasta la quita de 2012.

El rescate diseñado por la Troika no iba destinado a salvar al pueblo Griego sino a dar tiempo a los Bancos Alemanes y Franceses para que pudieran sacarse de encima todos los bonos griegos que habían acumulado en los años de bonanza.

El documento el FMI reconoce que subestimó el daño que las recetas de austeridad podrían provocar sobre la economía de Grecia, que ha estado en recesión durante los últimos seis años. Entre otras cosas el FMI reconoce que rompió sus propias reglas para hacer que la elevada deuda griega pareciera sostenible y que el país no cumplía 3 de las 4 condiciones que suele establecer el FMI para otorgar ayudas financieras a países en problemas.

Según el FMI, el único aspecto positivo de cómo se actuó con la crisis Griega es que la intervención  compró tiempo para limitar las consecuencias para el resto de países  de la zona euro. Según los funcionarios de FMI, las lecciones aprendidas con Grecia, harán que el FMI actúe con mayor dureza y determinación en futuros rescates, aunque en el caso de Grecia se consuelan indicando que no podían hacer mucho más de lo que hicieron.

El FMI reconoce que el gran beneficiado del rescate a Grecia no fue el propio país Heleno sino el resto de países de la eurozona.

Recordemos que en 2010, el FMI, la Comisión Europa y el BCE se unieron creando la denominada troika, para rescatar a Grecia con 110 mil millones de euros (uno de los mayores rescates internacionales de la historia). Ahora el FMI reconoce que aunque probablemente lo mejor para Grecia hubiera sido realizar una quita de su deuda en 2010, está opción no fue posible debido a las dificultades políticas y la resistencia de algunos países de la EuroZona cuyos bancos tenían una fuerte exposición a la deuda Griega.

Podemos recordar como por áquel entonces, la misma directora del FMI, Christine Lagarde, y la mayoría de los miembros de la Troika no se cansaban en repetir que la deuda Griega era sostenible y que una quita era algo impensable.

Sin embargo, ahora, según el FMI, una quita inicial realizada en 2010, hubiera sido mucho más barata para los ciudadanos Europeos y hubiera requerido mucho menos dinero público. En cambio se utilizó el dinero del primer rescate a Atenas para que los inversores privados y los Bancos pudieran deshacerse de los bonos Griegos. El resultado de este error inicial ha sido que el nivel de la deuda Griega sigue siendo muy elevado, y lo único que se ha conseguido es que la deuda cambiara de manos, pasando de estar en manos de Bancos y Hedge Funds a estar repartida entre FMI y los contribuyentes Europeos.

El FMI, también reconoce que sus previsiones y estimaciones sobre el desarrollo de la econonía griega fueron erróneas y por mucho.

Recordad que inicialmente el FMI proyectó que el PIB Griego caería un 5,5% entre 2009 y 2012. Finalmente el PIB de Grecia cayó un 18%. Y el plan también predecia que la tasa de desempleo sería del 15% en 2012, cuando la realidad la ha situado en el 25% a finales del 2012 y asciende al 26,8% a marzo de 2013.

Por cierto, el FMI critica con especial dureza a la Comisión Europea, organismo que intenta establecer posiciones políticas por consenso, había tenido un éxito limitado en la implementación de condiciones fiscales y no tenía experiencia en gestión de crisis. Según el informe, la Comisión Europea estaba más centrada en el cumplimiento de las normas de la UE que sobre el impacto de las medidas en el crecimiento, y no fue capaz de aportar mucho a la identificación de reformas estructurales para fomentar del crecimiento. Es decir, estaban más preocupados por la burocracia que por el bienestar de los ciudadanos griegos.

Resumiendo las lecciones aprendidas:

A- No se rescata a los ciudadanos, se rescata a la Banca.

B- La deuda que no es sostenible, cuando antes la impagues mejor.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR