margindebt1-compressor

¿Sobre que se está construyendo el actual ciclo alcista bursátil? La respuesta es muy sencilla. Con los tipos de interés a cero, la deuda es el turbo propulsor que mueve el cohete alcista hacia la estratosfera.

El primer gráfico que os dejamos es significativo. Muestra la posición del margin debt en el NYSE (en rojo), donde hemos sobrepasado claramente cualquier máximo históricos. En azul tenéis la evolución del S&P500.

Os recordamos que el margin debt es el importe de la deuda con la que los inversores están financiando la compra de acciones.

¿Significa esto que el mercado alcista ha llegado a su fin?

Para nada. El mercado alcista puede continuar sin ningún tipo de problemas. Pero, tened presente, que mientras que la deuda es un tubo para el precio de las acciones cuando el mercado es alcista es también una roca muy pesada cuando el mercado empieza a caer ya que muchos inversores se pueden ver forzados a cerrar posiciones por sus bancos, es el temido margin call.

Cuando más elevado sea el nivel del margin debt más violenta y acelerada puede ser la caída cuando el mercado cambie de tono. En ambos casos, tanto en un mercado alcista como en un mercado bajista, el endeudamiento es una fuerza que retroalimenta la tendencia del mercado. En cierto modo, lo que hoy estamos cultivando es la Madre de todos los margin calls.

Más interesante todavía es la evolución del balance de crédito de los inversores en el mercado:

margindebt2-compressor

las áreas en verde son periodos en los que los inversores generan un balance de crédito positivo, es decir reducen su endeudamiento en el mercado y por lo tanto tiene capacidad para volverse a endeudar. Las áreas en rojo, por el contrario, nos muestras cuanto se han ido endeudando los inversores, y sólo hace falta darle un vistazo al gráfico para entender que están endeudados hasta la cejas.

 

Gráficos vía Advisor Perspectives

  1. Nos hemos acostumbrado a danzar al ritmo de los bancos centrales. Inició Estados Unidos su política monetaria expansiva de alto impacto y le siguieron Japón y Europa. Las bolsas han subido desde entonces y el inversor, de forma errónea, ha pensado que todo se fundamenta en esa forma de fabricar dinero. Sin embargo, el verano pasado y el mes de enero de 2016, asistimos a descargas de títulos en forma de pánico que hicieron dudar a muchos gestores e inversores. Dudar sobre le fin del efecto multiplicador de esas políticas expansivas y dudar sobre los niveles de precios de los principales índices mundiales. Tras la recuperación de los meses de febrero y marzo, con nueva ayuda del BCE en su desesperación por evitar una desaceleración económica europea, los índices casi se han recuperado del todo.

    En este entorno, donde los tipos de interés ofrecidos para el ahorro son cero o incluso negativos, los mercados de acciones parecen ser el único receptor capaz de ofrecer algún tipo de incentivo al mismo. Y es aquí donde me pregunto sobre el sentido del “comprar bolsa como única alternativa” que domina ahora el mercado. Veamos dónde nos encontramos.

    De un lado, las últimas cifras del Margin Debt en Estados Unidos, pese a estar en zonas muy altas todavía, han supuesto el dato más bajo de los últimos 2 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Así va la publicación de resultados de las empresas del S&P500

Camino de que las empresas del S&P500 logren el mayor incremento de resultados desde el tercer trimestre de 2010

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…