Es importante entender que el mercado lo formamos muchas personas, que día a día se enfrentan a la decisión de comprar o vender condicionados por la realidad que les presentan los medios de información. Es cierto que una parte de los traders que han conseguido seguir métodos que les permiten independizarse de esos condicionamientos, pero creo que incluso en sus decisiones a nivel mas global, como la cantidad de dinero a arriesgar siguen siendo decisiones personales. Definitivamente no podemos escapar a esta realidad que nos condiciona y que se retroautoalimenta.

Por eso es interesante plantearse como se nos condiciona en cada momento en los mercados. Lo que hayan vivido ya muchos años en Bolsa empiezan a distinguir ese condicionamiento. Una vez que uno experimenta una fuerte subida en bolsa después de una crisis en un contexto donde todo parecía muy negativo, entiende que no siempre la realidad que se percibe y los mercados coinciden. Incluso se da cuenta que lo normal es que no lo hagan.

¿Que deberíamos pensar si por ejemplo el mercado fuera a tener una fuerte recuperación que lo llevara a máximos?. ¿Que deberíamos pensar si el mercado fuera a sufrir al final la doble recaída por la que muchos analistas apuestan?.

En este contexto existe un concepto interesante que es el “Wall Of Worry” o Muro de las preocupaciones. Un interesante articulo en Rankia de un blog dedicado a la inversión contraria al sentimiento general lo describe muy bien. Identifica esa situación de percepción global muy negativa en un mercado alcista. Un mercado que comienza a subir pese a hacerlo en un contexto con muchas incertidumbre o preocupaciones con respecto al futuro. Algo por una parte normal, en el inicio de un ciclo alcista. ¿Que pasaría si todo el mundo estuviera realmente convencido de que la situación es totalmente optimista para el futuro?. Que el mercado ya estaría haciendo máximos, que esa realidad ya se habría recogido en el precio. El Wall of Worry sería la primera parte del la recuperación de un mercado como recoge este gráfico del blog  Contrarian-investing en Rankia

Y probablemente que esas preocupaciones sean justificadas y puedan estar reflejando la probabilidad de una recaida del mercado es lo que permite el mercado ir subiendo poco a poco y con caídas. Lo que habitualmente ocurre.

En Pragmatic Capitalist han diseñado un indicador que se basa en todos los indicadores de opinión y que trata de reflejar el grado de preocupación que existe en el mercado. Indicadores de sentimiento de largo plazo, frente a los que habitualmente se publican que suelen ser mas de corto plazo. Y  ese indicador trata de medir ese Wall of  Worry con el resultado es el siguiente

Los datos nos dicen que la fuerte subida del mercado desde mínimo ha sido tomada con mucho escepticismo. Es interesante ver como los picos de mayores preocupaciones coinciden con los mínimos del mercado. Como dicen “un mercado tiende a escalar el muro de la preocupación”.

No podemos descartar que la preocupación pudiera ir en aumento y el mercado pudiera volver a caer, como pasa en el gráfico en los mercados bajistas. En mercados bajistas, la preocupación va en aumento y aunque trata de recuperarse, pronto vuelve a subir. En definitiva que esos escenarios pesimistas se concreten. Pero si las acciones comienzan a subir en un máximo de sentimiento negativo es importante percatarse de esta situación.

Hay quien dice que si no compras con una gran preocupación, es que probablemente no hayas comprado en un buen momento. ¿Quien compra en estos momentos?. Pues deben de ser profesionales con una alta confianza en sus valoraciones y su operativa, porque para  un particular comprar en un entorno de este tipo, resulta muy complicado.

Jesús Pérez, fundador de Bolsa.com y CEO de FinancialRed

  1. Bueno, como decia aquel las masas no se equivocan en las tendencias. Simplemente se equivocan cuando mas importante es tener razon: al inicio y finalizacion de las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda