Leyendo un post en el Blog Salmón me ha recordado algunos artículos alarmistas que leí hace unas semanas sobre la reducción de la reservas de oro del Banco de España que en sólo tres meses ( de Marzo a Mayo del 2007) se ha vendido el 26% de sus reservas de oro. Como mis nociones de economía ya empiezan a estar algo oxidadas y son de la época pre euro, decidí consultar a un economista de verdad para que me iluminara un poco sobre el tema y despejase mis dudas y temores. Para ello acudí al Economy Weblog del Instituto de Empresa y le pregunté sobre la cuestión al profesor Rafael Pampillón que ha tenido el detalle de realizar un didáctico post sobre la materia que podéis consultar aquí. Básicamente parece que el tema no es muy preocupante en tanto en cuando lo que está haciendo el Banco de España es vender oro para invertir en otros activos financieros.

Mucho más preocupante es el galopante déficit comercial que acumula nuestro país, que se ha situado a niveles del 10,2% sobre el PIB, lo que nos coloca en la primera posición del ránking de países con déficit comercial. Para los que se les escape un poco conceptualmente el tema indicar que esto significa que España está comprando al exterior mucho más de lo que produce, vaya como si una familia tuviese 100 de ingresos y estuviese comprando por 110, lo único que le queda para ir cubriendo el déficit es ir endeudándose o vendiendo activos. Cómo podéis imaginar la situación no parece muy sostenible a largo plazo. Las causas hay que buscarlas en el buen comportamiento de la economía española respecto al resto del mundo, con un buen consumo interior, pero sobretodo por la perdida de competitividad de las empresas que producen en España y que hace que sus productos y servicios pierdan atractivo respecto a competidores de otros países para los clientes extranjeros. Antes esto lo podíamos salvar vía depreciación de la peseta, ahora dentro del euro este instrumento para aumentar la competitividad de forma artificial ha quedado fuera de nuestro alcance y nos enfrentamos de lleno a la cruda realidad.

[tags] Banco de España, Reservas de Oro, Déficit Comercial[/tags]
  1. Eso es cierto pero no del todo exacto. La economía española tiene una parte importante de necesidad de financiación de inversión y de hecho siempre ha necesitado aportación de capital externo en las fases de crecimiento de los ciclos. Un ejemplo cualquiera: para construir una central eléctrica hace falta importar un montón de elementos que se producen en menos de media docena de países del mundo. Eso no es consumo sinó una necesidad para el crecimiento que estamos experimentando, y sería una simplificación decir que estamos gastando más de la cuenta cuando, en muchas cosas, lo que hacemos es invertir para ponernos al día.

    Simplificación aparte, totalmente de acuerdo con que llevamos más de una década con un modelo erróneo, sólo pocos años con un aumento de la I+D insuficiente (tenemos que importar más infraestructura para ello), que deberíamos pensar en políticas de oferta, que deberíamos aumentar nuestra productividad, y que este desequilibrio debe irse corrigiendo, ya que se trata de que nos sirva para, en segundo término, producir mejor y exportar.

    Disculpa el rollo y saludos 😉

  2. Gabriel, para nada tu comentario es un rollo, el matiz que realizas es muy importante, sin embargo me temo que como apuntas en la segunda parte, el problema de nuestro déficit comercial no viene de que estamos invirtiendo en lugar de simplemente consumiendo, sino que estamos en un modelo érroneo que puede tener un impacto negativo a medio plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?

Factores en contra de la competitividad de la economía española en 2018

-Gestión del talento: La primera y principal razón de la pérdida de…