alibaba

 

Una de las grandes virtudes o defectos que tienen los Chinos es que son unos especialistas en crear legislaciones con suficiente ambigüedad como para que puedan ser interpretadas por las autoridades con una gran flexibilidad para adaptarse a las circunstancias y el momento.

Alibaba es sin lugar a dudas la gran estrella del e-commerce chino y la compañía ya tiene casi listo su debut en el NYSE. Su valoracion, aunque se prevé que será estratosférica no es el único riesgo al que se enfrentarán los inversores. Probablemente existe un riesgo mucho mayor que va a pasar desapercibido para la mayoría de ellos pero no por eso no dejará de ser real. Aunque compres acciones de Alibaba en el NYSE en el fondo no estarás comprando acciones de la compañía sino que estarás comprando acciones de los que se conoce como un VIE (Variable Interest Entity) es decir acciones de una sociedad pantalla con sede en las islas Caimán que no tiene acciones de Alibaba pero si tiene un contrato conforme el cuál Alibaba se obliga a transferirle parte de sus beneficios.

Una estructura corporativa exótica

El gobierno Chino divide sus principales industrias en diferentes categorías. En algunas de ellas permite la inversión directa a los extranjeros, otras sin embargo tienen impuestas un veto a la entrada  de los inversores extranjeros en su accionariado. Entre ellas el sector de la minería, educación e internet.

Para salvar este veto, desde el año 2000, las compañías chinas de internet que han querido optar por captar dinero extranjero han utilizado la estructura corporativa de los VIE. Los accionistas extranjeros no son directamente propietarios de las empresas en las que invierten pero gracias a esta sociedad pantalla se aseguran con un contrato un porcentaje de los derechos económicos que genere en un futuro la compañía en la que han invertido.

El problema es que hasta el día de hoy no ha habido ningún organismo estatal Chino que se haya pronunciado a favor de los VIE cómo forma de canalizar la inversión en sectores vetados a la inversión extranjera. Pero si hay algún antecedente que no es precisamente tranquilizador.

In 2012, la Corte Suprema China invalidó los contratos del VIE que habían establecido los inversores extranjeros con el Minsheng Bank, dejando a sus inversores sin el derecho a percibir una parte de los beneficios futuros que habían acordado.

En condiciones normales una estructura legal tan exótica y con un riesgo potencial tan grande asustaría a cualquier inversor. En el caso de Alibaba y de otras compañías de internet chinas parece que la zanahoria de un sector con una tasa de crecimiento espectacular es zanahoria más que suficiente para hacer que se olviden de el riesgo que supone invertir en semejante estructura corporativa. Hasta que algún día, los Chinos por el motivo que sea decidan cortar con los VIE por lo sano. Nadie podrá acusarles de cambiar ninguna ley, de hecho si hay alguna ley al respecto en China que es clara es que los inversores extranjeros no pueden invertir en compañías de internet chinas.

  1. Hace unos años tuvimos problemas con una exportación a China, tratando de los problemas de documentación con un aduanero europeo y los requisitos exigidos por China, ese funcionario me comentó : “Mas valdría mandarles 8 portaaviones que no 8 containers, así a lo mejor entienden lo que es el libre comercio”.
    Habiendo exportado a China desde entonces solo puedo decir que si algún día occidente decide mandar esos 8 (o mejor 14) portaaviones a China, me alistaría como marinero raso solo para hacerles cumplir las reglas por una vez.

  2. Me ha parecido entender que primero se colocará entre inversores institucionales, y que después cotizará en bolsa, donde se puede negociar entre los inversores minoristas. Los grandes deberían mantener la inversión al menos un año.
    Lo que a mí me suena:Los grandes irán vendiendo según las expectativas de los pequeños. La acción subirá hasta que luego baje, y quizá luego vuelva a subir, algo así como ha sucedido en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…