Las entidades bancarias españolas respiran aliviadas tras la nueva sentencia del Tribunal Supremo sobre el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD). Y no es para menos, pues aunque el Gobierno haya cambiado la ley para que la banca pague este tributo, gracias a la decisión judicial los bancos se ahorrarán devolver el mayor gasto que se genera al escriturarse una hipoteca. Desde el comparador HelpMyCash.com calculan que, de media, el coste del tributo es de algo más de 1.700 euros por contrato.

El IAJD, el mayor gasto de constitución

El impuesto sobre actos jurídicos generado al escriturar un préstamo hipotecario puede ser, según la comunidad autónoma en la que se formalice el contrato, de entre el 0,5% y el 1,5% de la responsabilidad hipotecaria, que es la suma de los conceptos garantizados mediante la hipoteca (el capital, los intereses ordinarios y de demora, etc.). Así, para un crédito medio de 150.000 euros, su coste sería de entre unos 860 y unos 2.500 euros, o lo que es lo mismo, de unos 1.725 euros de media.

Eso es lo que la banca se ahorrará devolver gracias a la nueva sentencia del Tribunal Supremo, en la que se determina que es el cliente el que debía abonar el tributo. Sin embargo, dado que el Gobierno de España ha cambiado la ley para que el impuesto lo paguen las entidades, a partir de ahora les tocará a ellas afrontar esa cantidad de dinero.

Por lo tanto, desde HelpMyCash.com señalan que habrá que estar atentos a las posibles medidas que tomen los bancos para compensar ese gasto. Aunque el Ejecutivo confía en que no se repercutirá el coste del impuesto a los clientes, muchos expertos aseguran que la banca podría encarecer el precio de las hipotecas o de otros productos financieros.

Aún se pueden recuperar unos 1.600 euros de media

Pero aunque no pueda reclamarse la devolución del impuesto sobre actos jurídicos documentados, sí pueden recuperarse otros gastos abonados en la escrituración de la hipoteca. Es el caso de los aranceles notariales y registrales y de los honorarios de la gestoría, que el banco debe reembolsar (total o parcialmente, dependiendo del criterio de cada juez) si obligó al cliente a pagarlos íntegramente.

Por ejemplo, para una hipoteca media de 150.000 euros, el comparador HelpMyCash.com calcula que se podrían recuperar unos 863 euros por los aranceles notariales abonados, unos 375 euros por los aranceles del Registro de la Propiedad y unos 400 euros por lo cobrado por la agencia gestora. Es decir, cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.

Desde el comparador se facilita el llamado Manual para la devolución de los gastos de tu hipoteca, una herramienta que permite calcular qué gastos podrían recuperarse e indica qué pasos hay que seguir para interponer una reclamación, ya sea ante el banco o ante un juzgado especializado en cláusulas abusivas.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Financiar nuestro coche con el concesionario puede resultarnos más caro de lo que creemos

En el 55% de los casos financiar un coche en un concesionario es más caro que con un préstamo de un banco.

Si Amazon Bank abriese sus puertas, ¿te harías cliente?

Amazon Bank podría ser una realidad más pronto que tarde. ¿Te atreverías a hacerte cliente?