Ofrecido por

GurusBlog

Casi la mitad de los directivos cree que la electricidad descentralizada puede desplazar a las eléctricas. En todos los países menos en España

electricidad-compressor

El 47% de los directivos mundiales del sector energético considera que existe una probabilidad media o alta de que la distribución eléctrica descentralizada pueda desplazar en el futuro a algunas eléctricas convencionales y convertirlas en proveedores de respaldo.

Este dato aparece recogido dentro de la XIV Encuesta Mundial del Sector Eléctrico y de Energía, elaborada por PwC, elaborada a partir de las opiniones de directivos de 70 compañías de 52 países de todo el mundo, entre los que se incluye España, sobre el futuro del sector.

Al abordar la descentralización de la generación eléctrica, el informe señala que esta actividad está ya empezando en muchos países a captar una parte de los ingresos de la generación convencional, “socavando el modelo de negocio clásico y añadiendo complejidad a la ya difícil tarea de encontrar el equilibrio entre la oferta y la demanda”.

De hecho, los encuestados anticipan que para el 2020 la generación descentralizada supondrá entre el 10% y el 20% de la generación global, mientras que para 2030 estos porcentajes oscilarán entre el 20% y el 30%.

El informe también señala que el proceso de trasformación del sector energético está impactando en la percepción que tienen los ejecutivos en relación con el ya clásico “trilema” del sector, consistente en buscar la seguridad de suministro, la sostenibilidad económica y la sostenibilidad medioambiental.

En la actualidad, los encuestados ponen el énfasis en la seguridad de suministro, seguido por la sostenibilidad económica, al tiempo que la sostenibilidad medioambiental se convierte en el aspecto menos relevante.

En todo caso, el informe pronostica que, “en el horizonte 2020, se espera que la importancia relativa de la sostenibilidad medioambiental se incremente, a costa de la económica fundamentalmente”.

En cuanto a las preocupaciones de los directivos, destaca las relacionadas con los cambios regulatorios que afectan a la industria y las dificultades que se encuentran a la hora de atraer inversión.

Además de estos riesgos tradicionales, identifican otros que ganarán peso en 2020, como la sofisticación de los ciberataques (75%), la disponibilidad de combustibles y el riesgo de precio y suministro (77%), las interrupciones de suministro (74%) y el incremento de emisiones y polución (75%).

Los encuestados creen que la industria vivirá un incremento de la competencia en los próximos años, como lo afirma el 78% de los ejecutivos. Los nuevos entrantes procederán en gran medida del sector tecnológico e ingeniería eléctrica (75%) y de las telecomunicaciones (71%).

Además, algunas áreas que han tenido poco peso para el sector energético cobrarán importancia en los próximos años. En especial, se incrementará de manera exponencial todo lo relacionado con el desarrollo de infraestructuras de ‘smart cities’, ‘smart homes’ y ‘smart communities’.

Comentario Gurús

Bueno, no en todos los países tienen los directivos esta percepción. España es el único que ha logrado blindar vía ley el actual status quo de las eléctricas ante la amenaza más disruptiva para su negocios. ¿Quién dijo que nuestro ministro de Industria no es un lince?

Leer: “Muerte a Tesla. Industria también crea un gravamen para los autocomsumidores que utilicen baterías” 



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

1 comentario

  1.    Responder

    En el informe de la Comisión Europea al Consejo Europeo de 22 de mayo de 2013, para afrontar los desafíos energéticos de la dependencia de las importaciones de gas y petróleo y el incremento de los costes regulados, la Unión Europea establecía como prioridades de política energética el aumento de la competencia de los mercados energéticos con mayores objetivos de eficiencia energética y de renovables para reducir los precios mayoristas de la electricidad. En los informes de la Comisión Nacional de la Competencia y de la Comisión Nacional de la Energía sobre la reforma eléctrica se vuelve a recalcar que el incremento de la generación descentralizada mejora la competencia e incentiva la bajada de precios para que los clientes puedan reducir sus costes energéticos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR