como negociar con el banco embargo vivienda

como negociar con el banco  embargo vivienda

Desde que comenzó la crisis hace 3 años, se han registrado en España 140.000 procesos judiciales que culminaron con el embargo del inmueble.

En el segundo trimestre de 2009 se batió récord de ejecuciones hipotecarias: 23.704, unas 5.000 más que en todo el año 2006, antes de que aparecieran los primeros signos de deterioro económico. Y según las previsiones del Consejo General del Poder Judicial, parece que en 2010 se registrarán 180.000 nuevas ejecuciones.

El principal motivo de esta situación es el aumento del paro, que hace que las familias dejen de poder afrontar gastos que antes asumían con total normalidad. Las ayudas del Gobierno y los servicios sociales de los Ayuntamientos cubren las necesidades básicas o de primera necesidad como la alimentación, pero no pueden absorber los impagos de las hipotecas.

Es necesario entonces tener toda la información para saber cuáles son nuestras opciones reales ante el inminente embargo de nuestra vivienda. Aquí van algunos consejos:

  1. Mira si tu hipoteca cuenta con un seguro de protección contra desempleo. Esto cubriría las cuotas mensuales impagadas de hasta doce meses.
  2. Intenta una novación, es decir, una mejora de las condiciones del crédito hipotecario. Negociar un plazo de amortización más largo reducirá notablemente la cantidad a pagar cada mes.
  3. Cuando renegociar el plazo u otras condiciones no sea suficiente para hacer frente al pago, todavía puedes solicitar un período de carencia, es decir, pagar durante un tiempo únicamente los intereses del préstamo sin amortizar capital. Esta operación reducirá un porcentaje muy alto de la cuota mensual y se puede alargar durante 1 o 2 años. Hay entidades que incluso están dispuestas a aplazar también el pago de los intereses.
  4. No tengas miedo de proponer y negociar cambios con tu banco. En los actuales tiempos de crisis, las entidades reconocen que este tipo de trato es lo más habitual. El embargo no solo es un mal final para ti sino también para los bancos, que poseen un enorme stock de pisos que no pueden vender y están faltos de liquidez. Por eso van a preferir rebajar tu cuota sin con ello consiguen conservar tu hipoteca.  Tranquilo, ejecutar siempre es la última alternativa.
  5. Si tu banco no está dispuesto a hacer concesiones para facilitarte el pago, quizá puedas plantearte una refinanciación. Esto implicaría cancelar la actual hipoteca y abrirla en otra entidad, con los consecuentes gastos de cancelación y apertura. Pero si las condiciones ofrecidas por el nuevo banco son mucho mejores que las del anterior, a medio plazo puede significar un notable ahorro.
  6. Cuando ningún banco te ofrezca una solución, una de las pocas opciones que quedan es la vender la vivienda. Lo ideal es ponerla a la venta cuando aún puedes hacer frente al pago mensual para que, cuando encuentres comprador, no hayas acumulado más de un par de meses de deuda y todavía no se haya puesto en marcha el proceso de embargo. Esto te evitará las cargas del procedimiento hipotecario y te liberará de la obligación del pago mensual, pero no olvides que, en cualquier caso, habrás de pagar los meses no pagados con intereses.

Por suerte, una de las mejores noticias financieras de la semana apunta a es posible que España adopte el modelo americano de ejecución de hipotecas, con lo cual, llegados a la peor situación, el embargo del piso saldaría completamente la deuda con el banco. De momento, la Comisión de Vivienda del Congreso de los Diputados ha aprobado una proposición de ley pactada entre PP, ERC, IU e ICV, que no cuenta con el apoyo del PSOE. Ahora el Gobierno tiene un plazo de 3 meses para decidir si la aprueba.

Por HelpMyCash.com

  1. Y mira que me gustaría que los bancos se fastidiaran y se tuvieran que comer las hipotecas, “mas un poquito para amueblarlo y con un par de millones mas, te compras el coche” pero creo que eso no es bueno para la economía general, verdad? Pero que siempre ganen los mismos me da una rabia…

  2. Claramente negociar con el banco ofrece las mejores posibilidades, ya sea obteniendo una refinanciación, novación, un periodo de carencia…o incluso una condonación de parte de la deuda…si tenéis un par de cuotas atrasadas, pero el resto al corriente de pago, es probable que al banco le interese sacaros del circuito de recuperaciones (costes de personal, fees de agencias, fees de procedimientos judiciales…más un contrato más en mora…) aunque tenga que renunciar a cobrar esa o esas cuotas.

  3. Si se termina aprobando la proposición de ley veremos caer de verdad los precios de los inmuebles en España (y las insolvencias de las entidades financieras). Traumático, sí. Transparente y saludable, también.

    Salud y €.

  4. Ahora está de moda echarle la culpa a los bancos, al gobierno, al vecino que te dijo que había un piso en venta a buén precio, a tus padres que no te educaron bién, a la sociedad, ect.
    La realidad es que a mí, en banco me hizo un favor, al dejarme una cierta cantidad de dinero para comprar mi vivienda, pero yo puse mi dinero, que después de una buena temporada de ahorros tenía disponible, no me compre una vivienda más cara porque fui consciente de mis límites de pago, fuí el tonto de todos mis amiguetes, pues todos se compraron viviendas mucho más caras y lujosas que la mía, y ahora continuo en la misma sin ningun problema.
    Que cómodo echarle la culpa a los demás de tus errores.

  5. El PSOE trabaja única y exclusivamente para la gran banca. No lo aprobarán ni locos. Antes sacan a los tanques a la calle. Ese es el PSOE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

El Supremo ahorra a la banca devolver una media de 1.700 euros por hipotecado

Cada hipotecado podría reclamar la devolución de unos 1.638 euros de media.

No es ciencia ficción: estas son las 5 formas más raras de pagar una compra

El efectivo está perdiendo adeptos y las tarjetas ya son algo ‘mainstream’ . Estas son las formas más modernas de pagar una compra.