El 61% de los empleados españoles asegura que su empresa hace públicos unos resultados financieros mejores de lo que son en realidad, según un informe sobre fraude y corrupción de Ernst & Young, que resalta que este porcentaje casi duplica la media de los registrados en los países desarrollados.

Asimismo, el estudio revela que el 65% de los españoles consultados considera que el soborno y la corrupción es una práctica habitual a la hora de hacer negocios en España. La media en los países europeos consultados al respecto es del 39%, por lo que se ve ampliamente superada por el porcentaje español.

No obstante, el informe matiza que, cuando se pregunta si este tipo de conductas se producen dentro del sector de actividad de los entrevistados, el porcentaje desciende hasta el 29%.

Por otra parte, el estudio de la consultora recoge un sentimiento “negativo” sobre la evolución de la economía, “aunque en menor proporción que en el resto de países desarrollados”.

Entre los comportamientos “no éticos” recogidos en el informe, destaca también la contabilización de ingresos antes de tiempo para conseguir los objetivos marcados o forzar a los clientes a que adquieran más ‘stock’ de productos para alcanzar la cifra de ventas, “aunque sea innecesario”. Ambas prácticas son reconocidas por el 7% de los entrevistados.

Ernst & Young destaca que en España una parte del sector privado “también tiene la percepción de que determinadas acciones están justificadas cuando se trata de cumplir objetivos empresariales, lo que es menos habitual en el resto de mercados desarrollados”, según las conclusiones del estudio.

Así, el 31% de los encuestados ve normal dar regalos personales para conseguir un contrato y un 22% ofrecería productos relacionados con el ocio y el entretenimiento con el mismo fin.

LAS MALAS PERSPECTIVAS ECONÓMICAS, “CALDO DE CULTIVO PARA ESTAS PRÁCTICAS”

El socio responsable de Forensic (servicio de detección e investigación de fraude empresarial y financiero) de la firma británica, Ricardo Noreña, asegura que las malas perspectivas económicas se han convertido en “caldo de cultivo perfecto” para que aumenten estas prácticas, “junto con la cierta sensación de impunidad sobre quienes cometen fraude o pagan un soborno”.

Para Noreña, generar confianza es “fundamental” para la recuperación económica de las empresas y de la sociedad española, y afirma que la lucha contra el fraude y la corrupción “es uno de los pilares básicos para lograrlo”.

“En un entorno de contención de costes como el que vivimos, muchas compañías pueden pensar que la mera existencia de un programa anticorrupción es suficiente para mitigar el riesgo”, explica el responsable de Forensic, quien avisa de que éstas deben asegurarse de que ese programa es comunicado de forma “efectiva” a toda su organización.

Además, recomienda que se aplique la regulación de la forma más inmediata posible, “es decir, que se realice en un plazo de tiempo razonable, pues de lo contrario corre el peligro de transmitir un mensaje de impunidad sobre quienes cometen estos actos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…