GurusBlog

Las empresas de la denominada economía colaborativa también eluden impuestos (Uber, Airbnb)

 

airbnb

Parece que las nuevas empresas de la denominada economía colaborativa han aprendido rápidamente las prácticas fiscales utilizadas por empresas más tradicionales cómo Google, Apple o Pfizer. Al fin y al cabo son empresas que nacen con una clara vocación global, así que ¿Por qué no aprovechar su alcance global para crear estructuras societarias que sean los más eficientes posibles?

Cada vez que alguien alquila su piso vía AirBnb está obligado a declarar el ingreso que obtiene a la Hacienda de su país. De cada operación Airbnb se lleva de media una comisión del 13%.

Sin embargo, en Airbnb hacen las cosas de forma un poco diferente. Mientras el arrendador paga los impuestos de forma local, Airbnb ha montado una estructura societaria para pagar sus impuestos en Irlanda y en los paraísos fiscales de la Isla de Jersey y en las Islas del Canal.

Airbnb tiene establecidad dos filiales en Irlanda, que son las encargadas de cobrar las comisiones que generan sus operaciones en los diferentes países del mundo. Esto le permite que el beneficio que genera en las sociedades irlandesas, que son las  que reciben todos los ingresos tributen a un tipo del 12,5% en lugar del 35% al que deberían tributar si lo hicieran por ejemplo en los EEUU.

Sin embargo la cosa no acaba aquí. Mientras las filiales de cada país reciben sólo cómo ingreso un pequeño fee que pagan las sociedades irlandesas para cubrir sus costes en cada país y por lo tanto no tener beneficios, las sociedades irlandesas también ven mermado su beneficio con un cargo que le pasan dos sociedades que AirBnb tiene en los paraísos fiscales de la Isla de Jersey y las Islas del Canal en concepto de cesión de propiedad intelectual, con lo que el grueso de los beneficios que obtiene son transferidos a estos dos paraísos fiscales donde los tipos impositivos son nulos.

Leer: “Sírveme un doble irlandés con un Sandwich Holandés

Una práctica similar están llevando acabo otras empresas de la economía colaborativa cómo pueden ser Uber que ya están siendo creadas con estructuras fiscales denominadas “eficientes” desde el minuto uno de su creación, lo que plantea un doble problema. Aparecen nuevas empresas que en caso de triunfar no tributarán por su actividad local y en aquellos negocios donde compiten con empresas locales y que no pueden utilizar estructuras internacionales para no pagar impuestos, logran establecerse gozando de una ventaja competitiva que no puede ser igualada.

Sea cómo sea la realidad es que estamos llegando a un auténtico absurdo. Podemos discutir que parte del valor que genera un negocio es generado en el país en el que se desarrolló la plataforma, en el país en el que se gestiona esta plataforma o en los países en los que vende y presta sus servicios, pero lo que si que es totalmente absurdo es dejar, cómo está sucediendo ahora a nivel fiscal, que el grueso del valor lo genera en realidad el paraíso fiscal al que se traspasa a una empresa cascarón la plataforma o propiedad intelectual de una empresa.

Es decir podríamos discutir que porcentaje de sus beneficios AirBnb, Uber, Google o Apple, tienen que ser pagados en EEUU, en Irlanda, o en cada uno de los países en los que vende sus productos pero lo que es un sinsentido es que tengamos que aceptar que es en un paraíso fiscal donde la compañía está generando el grueso de valor en su actividad y por lo tanto es dónde tiene que pagar impuestos.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Hola Arturo,

    En las grandes ciudades existen particulares que han visto que a través de estos servicios pueden arrendar sus apartamentos o pisos sin tener que declararlo a hacienda. Un ejemplo claro puede ser los pisos de la zona de Barcelona la Barceloneta.

    1.    Responder

      Ben, xa temos pactos de progreso (sexa o que sexa iso). Agora ,moito me temo que aisitiremos ao sainete. Primeiro acto: Quítate ti, que esto é da miña área e inauguro eu. Segundo acto: Agora vou e vos ceso por desleales e deslenguados . Terceiro (e epílogo): Vámonos á oposición, que esto é un co#on41;az&.Francame2te, menos mal que as cousas xeralmente rodan solas, que se non íamosche apañados…..

  2.    Responder

    Pues sí, también me parece un sin sentido.

    Otro tema peliagudo al respecto es la evasión de impuestos de las personas que utilizan estas empresas de economía colaborativa. Es decir, con Airb&b hay muchas personas (no todas, claro) que están utilizando sus apartamentos como si fuera vacacional, pero ni tienen licencia, ni tampoco declaran estos ingresos.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies