GurusBlog

La eSIM la futura SIM del Smartphone

esim-compressor

La SIM de dispositivos móviles puede tener los días contados. Hace unos días el diario Financial Times y otros medios que se hacían eco de la información desvelaron que Apple, Samsung y la GSMA defienden la puesta a punto de una tarjeta SIM electrónica que nos permita prescindir de la SIM física, en sus múltiples tamaños, que requieren actualmente los teléfonos móviles.

El respaldo de estas grandes empresas es bastante importante, pero, al parecer, no son las únicas que apuestan por esta SIM electrónica o eSIM. Algunas de las operadoras telefónicas más relevantes, como AT&T, Verizon, China Unicom, Deutsche Telekom, Etisalat, Telefónica, Vodafone y Orange, también quieren apostar por la eSIM. La posibilidad de prescindir de la SIM puede simplificar y agilizar el cambio de operadora, pero también plantea muchos interrogantes que no se han resuelto todavía y que los usuarios tendremos que valorar si la eSIM es tan interesante como se plantea.

La eSIM no sólo será que una tarjeta SIM electrónica que no requerirá la inserción de una SIM física en nuestros depósitos móviles con conectividad a las redes de telefonía.

Estos dispositivos tampoco necesitarán tener ranuras para insertar las SIMs, por lo que los fabricantes de hardware dispondrán de más sitio en el interior de sus aparatos, aunque en principio, este espacio se había reducido a la mínima expresión con la micro-SIM y la nano-SIM, el espacio no parece que vaya a ser mucho ya que la propia eSIM ocupará algo de espacio.

La eSIM es una tarjeta SIM electrónica que nos permitirá eliminar la SIM tradicional a la que estamos acostumbrados a insertar y extraer. Esta eSIM tiene la ventaja es simplificar y agilizar la burocracia a la hora de cambiar de operadora. Esto podría simplificar el cambio de plan de datos dentro de la operadora. Para que la eSIM llegue a ser efectiva sus especificaciones deben ser aceptadas por las operadoras, los fabricantes de Smartphone y las empresas que actualmente están fabricando las tarjetas SIM.

Existe un equipo de trabajo no sólo por los fabricantes de smartphones y operadores que se ha mencionado anteriormente sino también por otros fabricantes de teléfonos móviles como Huawei, Sony y LG, es incluso por varios fabricantes de tarjetas SIM, como STMicroelectronics, Valid y Oberthur Technologies, entre otros. Es esencial que lleguen a un acuerdo porque la eSIM consiga ser un estándar que garantice la independencia de las operadoras, de los fabricantes de móviles y de los propietarios de las eSIM. Se debe pretender ser el formato estándar más extendido en el futuro de los dispositivos móviles con conexión a las redes de telefonía móvil.

Durante la Mobile World Congress en Barcelona el grupo de trabajo dio a conocer el prototipo del perfil interoperable que utilizará la eSIM. Pero esto no va a ser todo, ya que también anunciaron que iban a comenzar las pruebas de esta primera especificación en escenarios de usos reales para verificar que la interoperabilidad que pretenden ofrecer es verdaderamente viable.
Las aportaciones de la eSIM están bastantes claras pero existen ciertos aspecto que pueden generar desconfianza. Quizás el más preocupante para los usuarios tiene que ver con los trámites que serán necesarios para realizar la transferencia de una eSim a un nuevo Smartphone. Si el primero se estropea por cualquier razón (golpe, se moja, se rompe la batería,…).

Actualmente solo hacemos extraer la SIM del dispositivo móvil e introducirla en otro dispositivo móvil para que no nos quedemos sin servicio, pero no está muy claro con la eSIM que va a pasar con el proceso, si va a ser tan sencillo o se va a complicar.

También debemos saber si las características que define el grupo de trabajo contempla la posibilidad de administrar varias eSIM desde un único dispositivo móvil para aquellos usuarios que necesiten tener acceso a más de un número de teléfono. También tendremos que ver a qué velocidad asimilan las operadoras esta tecnología, porque podría suceder que lleguen al mercado sólo en algunos modelos de smartphones con eSIM y no puedan ser utilizados con algunas operadoras porque aún no hayan incorporado este estándar ya que es muy posible que se desplieguen por todas a la vez.

El éxito de la eSIM no dependerá de las empresas que la respalden sino también son muy importantes los beneficios que perciban los usuarios frente a la SIM. También se generan dudas para ver el impacto de la eSIM en la seguridad de los datos de los usuarios, con el uso del fastidioso y tan necesario roaming. Estos aspectos negativos parecen que no van a ser difíciles de resolver de forma satisfactoria, pero es normal que los usuarios, por el momento, adopten una postura cautelosa hasta que se vean los resultados. Lo que parece más evidente es que los usuarios adoptaran la nueva tecnología si ofrecen mejoras claras frente a la SIM tradicional, y no una experiencia más complicada.

Como es normal, oficialmente no se sabe nada cuando va a llegar esta tecnología a los smartphones de Apple, pero si vemos los planes de lanzamiento que ha utilizado la marca en los últimos lanzamientos, el iPhone 7 podría estar disponible en octubre del 2016. En el caso de Samsung no se espera que se incorpore en su lanzamiento en septiembre del nuevo Samsung Galaxy Note 5.

De cualquier modo, se puede esperar que cuando todos los miembros del grupo de trabajo se pongan de acuero y aprueben los estándares definitivos, la implantación hacia la eSIM comience.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR