Captura de pantalla 2014-09-20 a la(s) 23.57.25

Cuando por fin el Gobierno de ZP reconoció que estábamos en plena crisis económica se nos intentó vender el consuelo de que la crisis era una excelente oportunidad para que España cambiase de modelo económico e incluso creó una ley para eso. La denominada “Ley de la Economía Sostenible). Eso fue por allá 2009. La Ley se anunció a finales de 2009 y entró en vigor a principios de 2001, justo el año cuando la inversión en I+D en España no sólo no creció sino que empezó a caer. No tenemos aún el dato de 2013, pero me temo que la caída haya continuado. La llegada del PP al poder comportó nuevos recortes en la inversión en I+D.

En el primer gráfico, podéis observar el gasto en I+D por países en función del PIB, así cómo el número de ingenieros y científicos por cada millón de personas. España con un ratio de inversión en I+D del 1,30% se encuentra en una especie de terreno de nadie, muy lejos del más del 4% que tiene Israel o del 3,5% que tienen países cómo Finlandia, Suecia, Japón o Coreo del Sur o del 3% que tienen países cómo Suiza, Alemania, Dinamarca o Singapur.

Desde 2008, la inversión en I+D en nuestro país ha caído en más de €1.En 2010 llegamos a tener un gasto en i+D del 1,40% sobre el PIB. En 2012 ya había bajado al 1,30% sobre PIB y con el PIB obviamente cayendo.

evolucion id

 

También resulta interesante observar, cómo hemos incumplido sistemáticamente los objetivos que se han marcado los diferentes gobiernos para conseguir aumentar el gasto en I+D. Por ejemplo en 1999 se marcó cómo objetivo que la inversión en I+D fuera del 1,29% sobre el PIB en 2003 y nos quedamos en el 1,05%. En 2003 nos marcamos llegar al 1,40% en 2007 y nos quedamos en el 1,27% y en 2007 nos marcamos llegar al 2,20% del PIB en 2011 y nos quedamos en 1,33%.

id

 

A esto le podéis además explicar a nuestros políticos que invertir en I+D no es sólo ir inaugurando edificios que quedan semi vacíos pero que en teoría están destinados a ser ocupados por actividades relacionadas con el I+D. No sólo basta con invertir en I+D, también tendríamos que analizar con que calidad lo estamos haciendo.

Se nos promete sistemáticamente que se esta trabajando para impulsar un cambio de modelo económico en España, pero a la vista de los datos uno se pregunta que es lo que se está haciendo realmente.

Gráfícos vía @marcellovena y Unioviedo.es

  1. También a destacar que la I+D está incluida en el ministerio de economía del sr De Guindos y que este señor se ha desentendido del tema completamente. Basta releer las noticias de los últimos años sobre retrasos en convocatorias, pagos, becas, etc. No es sólo que se haya recortado en I+D más que en cualquier otra área, es que pal colmo no paran de hacer trampas con los recursos que según dicen destinan a este fin.

  2. Queremos cambiar el “modelo económico español” porque ha fracasado, al menos en parte, si por modelo entendemos el predominio del inmobiliario (fruto de la burbuja crediticia de hace unos años) y del turismo (fruto de una mano de obra abundante y no muy cualificada). En todo caso, no se trata de un modelo imaginado “desde arriba”, sino la resultante de unas circunstancias que llevaron a la gente a montar sus negocios alrededor de una ventaja comparativa a largo plazo (turismo) y de una ventaja financiera a corto plazo (inmobiliario).

    La gente reacciona a los incentivos, si queremos que cambie sus conductas, hemos de cambiar sus incentivos. Y aquí, hay tarea para todos. Para los gobiernos, que deben olvidarse de la “oficina de recaudación de impuestos” (o de pagos oscuros) que era el inmobiliario, para pensar en cómo incentivar actividades que valgan la pena, sin caer en la tentación de elegir los sectores triunfadores (porque no saben cómo hacerlo).

    Hay tarea para las empresas y, sobre todo, para las asociaciones empresariales, que deben lanzarse a invertir en los sectores con futuro.

    Tarea para los sindicatos -aquí tenemos una revolución pendiente. Para las universidades y las escuelas, que tienen que promover el capital humano que necesitarán los nuevos sectores, e impulsar la investigación necesaria, en colaboración con las empresas -y aquí el peligro está también en la visión provinciana, cortoplacista, de algunas entidades. Tarea para los políticos, para los medios de comunicación y para todos los ciudadanos. El cambio de modelo es necesario y es posible pero no lo veremos en el Boletín Oficial del Estado, sino en nuestras decisiones.

  3. Nos están intentando dar gato por liebre. Por eso, el debate del presupuesto es una batalla política de envergadura. Frente a los del “no es no”, soy de los que cree que hay margen para hacer una oposición útil. Solo hace falta un buen diagnóstico de la situación económica. No es una cuestión de más recursos, es una cuestión de prioridades y de mucha mejor gestión de lo público. Más recursos para sanidad y mejor gestionados, invertir en educación e I+D+i, transformar competitivamente nuestras empresas y no dejar abandonados a colectivos sociales vulnerables. La receta es fácil. Solo hace falta voluntad de cambiar las cosas.

  4. No creo que sea conveniente que no cambie de modelo económico hasta que no mejore posiciones en este gráfico porque sino a mejorado en este tiempo, podria mejorar si acceden al cambio de modelo economico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…