Muchas veces nos preguntamos que ha pasado para que un tí­tulo que cotiza en bolsa tenga una espectacular revalorización del 40% en un par de días. Quizás nos consolemos pensando que probablemente ha sido un caso de filtración de información privilegiada ( escenario de conspiración judeo masónica) y ojalá tuviéramos un amigo que trabaje en bolsa y nos pudiera dar el chivatazo…… pues en muchos casos el tema no es tan sofisticado como puede parecer y todo sucede con mucha más naturalidad sin necesidad de maquinar operaciones especulativas complejas…..Para explicarlo mejor os pondré un ejemplo real que ha pasado hace un par de dí­as…

Por un lado tenemos a un trader (persona que compra y vende valores al rabioso corto plazo..unas horas o durante un dí­a), normalmente el perfil de estas personas es relativamente jóven entre los 30 y 35 años, disponen de un capital de unos 20 millones de las antiguas pesetas, sin embargo como compran y vende a crédito durante un dí­a puede realizar operaciones por un volumen de unos 100 millones. Para escojer el tí­tulo por el que apostar suele realizar un poco de análsis técnico y desde mi punto de vista confiar mucho en su intuición… es decir tener suerte.

En el caso que os quiero explicar, el trader se fijó en un valor de los denominados chicharros ( acción con relativamente poca liquidez en el mercado) . Este trader en concreto empezó a comprar de buena mañana y de forma progresiva tí­tulos del chicharro X, lógicamente como la acción empezó a subir llamó la atención de otros traders que se apuntaron a la especulación pensando quizás que si alguien compraba tan fuerte es que sabí­a alguna cosa.

A primera hora de la tarde el tí­tulo habí­a subido más de un 20%. A media tarde nos llamaron de un periódico de economí­a para preguntarnos si sabí­amos porqué el titulo en cuestión habí­a subido tanto. Les contestamos que no tení­amos conocimiento de ningún motivo objetivo que justificase el aumento de la cotización… la periodista no se lo creyó y nos preguntó porque nuestro broker era el que estaba comprando más el titulos y si le estábamos ocultando información. Cortesmente le explicamos que nuestro departamento de análisis no estudia ese valor y que no tení­amos conocimiento de ningún tipo de información, que un cliente nuestro se habí­a puesto a comprar pero que no sabí­amos porque lo estaba haciendo.

Al dí­a siguiente aparece publicado en el periódico que el chicharro en cuestión habí­a subido cerca de un 25% y que se debí­a a que la empresa estaba reformulando su plan estratégico…… Vaya que cualquiera que leyese el periódico esa mañana y tuviera una pizca de avaricia se apuntaba al carro, así­ que el chicharro X volvió a subir otro 25%… Razones que justifiquen la subida….. ninguna….se montó de la nada una historia de pura y simple especulación, apoyada por un periódico en busca de una notí­cia, y como no tení­an notí­cia pues simplemente especularon con ella.

  1. Que los analistas se equivoquen ( y entre ellos me incluyo yo) es lo más normal del mundo. De hecho casualidades de la vida parece que seguimos la media de errores de otras profesiones como los médicos. El problema es que los medios de comunicación tienden contirbuyen a mitificar a los analistas señalando más los aciertos que los errores ( recordemnos que el contenido de los medios económicos se nutren en gran parte gratuitamente de los analistas). Otro tema es la neceisdad que tienen los medios de publicar noticias y buscarles tres pies al gato.

  2. Bueno, un analista puede acertar o no, puesto que hay siempre un margen de error. Pero… un periodista debería ser objetivo y ceñirse a hechos comprobables y fiables. Pero parece ser que la máxima de algunos periodistas es: “no dejes que la realidad te estropee una buena noticia” . xD
    O siendo malpensados, tal vez una hipotética alianza entre un periodista y un broker pueda dar jugosos resultados. jeje.
    Buen post. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.