Ofrecido por

GurusBlog

El portugés Espirito Santo pone en jaque a los mercados europeos. El Ibex -2,6%

banco espirito santo

Lo comentamos ayer (con la fuerte rebaja de rating a casi default), hace un par de semanas, y hace casi también un año. El Banco Espirito Santo tiene un grave problema y parece que ahora está empezando a saltar por los aires, justo cuando Portugal hace poco salía oficialmente del rescate.

Suspendida la cotización de la matriz

La negociación de las acciones de Espirito Santo Financial Group (ESFG), accionista de referencia de Banco Espirito Santo (BES) con una participación del 25,1%, ha sido suspendida a petición de la compañía en la Bolsa de Lisboa, cuando registraban una caída superior al 8%.

“Debido a las actuales dificultades materiales de su mayor accionista, Espírito Santo International (ESI) y la exposición de ESFG a esa compañía, ESFG ha decidido suspender sus acciones y bonos cotizados, incluyendo el bono emitido por su filial Espírito Santo Financière (ESFIL)”, informó la entidad a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal.

En este sentido, el principal accionista de BES indicó que en estos momentos está valorando el impacto financiero de su exposición a ESI, entidad en cuya contabilidad una auditoría interna desveló “irregularidades materialmente relevantes”.

Las acciones de ESFG, que en el momento de la suspensión cotizaban a 1,19 euros, con una caída del 8,85% respecto a su cierre de ayer, acumulan una depreciación del 50% desde que a finales de mayo salieran a la luz estas irregularidades.

Por su parte, los títulos de BES, el mayor banco portugués, prolongaban su calvario bursátil al desplomarse un 11,38%, hasta los 0,55 euros, la mitad de su valor hace un mes.

En el día de ayer, la agencia de calificación Moody’s decidió recortar en tres escalones la nota de solvencia de la deuda a largo plazo de ESFG, desde ‘B2’ a ‘Caa2’, lo que implica una calidad muy pobre. Asimismo, la agencia mantiene los ratings de la entidad lusa en vigilancia para una posible rebaja.

ESI PODRÍA DECLARARSE EN SUSPENSIÓN DE PAGOS.

La petición de suspensión de la negociación de las acciones de ESFG coincide con la publicación este jueves por parte de ‘Diario Económico’ de la posibilidad de que ESI solicite protección frente a sus acreedores declarando una suspensión de pagos que le permita avanzar en el plan de reestructuración de su deuda.

Según el periódico, la entidad radicada en Luxemburgo podría plantear esta cuestión en la junta general de accionistas que celebrará el próximo 29 de julio.

La prensa portuguesa informaba este miércoles de que la entidad prepara un plan de reestructuración de la deuda de ESI consistente en ampliar los plazos de vencimiento en vez de reducir el valor de la misma, así como la opción de un canje que contemplaría el cambio de un 85% de la deuda por acciones y el 15% restante por deuda a largo plazo.

El Ibex cae un 2,6%

El Ibex 35 se desplomaba un 2,63% en la media sesión de este jueves, lo que llevaba al selectivo a perder los 10.500 enteros (10.464,4) lastrado por la banca y las constructoras. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se elevaba hasta los 164,10 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,826%.

Sacyr se convertía en el ‘farolillo rojo’ de la sesión, con un retroceso del 5,24%, seguido de FCC (-3,96%). La banca también arrastraba al Ibex a la zona negativa, con Popular cediendo un 5,12%, Sabadell un 4,93%, Caixabank un 4,54%, Bankinter un 4,23%, Santander un 3,40%, BBVA un 3,1% y bankia un 2,37%.

La suspensión de la negociación de las acciones de Espirito Santo Financial Group (ESFG), accionista de referencia de Banco Espirito Santo (BES) con una participación del 25,1%, en la Bolsa de Lisboa está afectando a toda la banca, que no logra remontar.

Los ‘blue chips’ tampoco consiguen ganar terreno y, tras los bancos, los valores que más pierden pasadas las 12.30 horas son Repsol (-2,38%), Telefónica (-1,69%), Inditex (-0,85%) e Iberdrola (-0,54%).

De este modo, el Ibex se colocaba a la cabeza de las pérdidas en las principales plazas europeas, impregnadas de pesimismo: Francfort cedía un 1,39%, París un 1,33% y Londres un 0,74%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,3621 ‘billetes verdes’.

 

La rentabilida de los bonos vuelva a tensionarse

La rentabilidad exigida a los bonos portugueses con vencimiento a diez años ha superado este jueves por primera vez desde principios de junio el umbral del 4% a raíz de la incertidumbre abierta por las dificultades el Grupo Espirito Santo, lo que también se refleja en un mayor coste de financiación para España e Italia.

En concreto, el interés del bono portugués a diez años se situaba este jueves en el 4,088%, su nivel más alto desde principios de junio, lo que ampliaba el diferencial entre la deuda lusa a diez años y el ‘bund’ hasta los 287,70 puntos básicos, frente a los 256,20 del comienzo de la jornada.

Paralelamente al repunte del riesgo país de Portugal, la prima de riesgo española, que había comenzado la jornada en 153,70 puntos básicos, alcanzaba un diferencial respecto al bono alemán a diez años de 165,20 enteros, el mayor desde el 21 de mayo, con una rentabilidad del 2,830%, la más elevada desde principios de junio.

En el caso de los bonos italianos, el interés exigido en los mercados secundarios escalaba hasta el 2,953%, lo que ampliaba el diferencial respecto al ‘bund’ hasta los 178 puntos básicos.

Por cierto ayer el gobierno portugués no tardó mucho en afirmar que la crisis en el BES era algo que estaba contenido.



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR