bolsa sp500

A los que no sigáis el mercado en el día a día probablemente no tendréis esta sensación, ya que no hay grandes titulares que vender. A los que sigáis de cerca el mercado probablemente tendréis la misma extraña sensación que yo. Hay algo que no acaba de ir del todo bien y es complicado explicar el qué.

La historia viene de un poco más atrás pero nos empezamos a centrar a finales de la semana pasada. A partir del jueves  y el viernes se produjo una importante caída en el S&P 500. De los 1.872 puntos a los 1.815 puntos en dos días, pasando por los 1.850 puntos a gran velocidad. Una caída constante y casi sin pausa.

Durante el fin de semana volvieron a proliferan los comentarios de los muchos que esperan la llegada cual mesias de una fuerte corrección de al menos el 20%. Sin embargo el lunes sorpresa. Apertura con subida en vertical del S&P500 en una sesión que fue rara de narices. el índice fue perdiendo fuerza paulatinamente y cuando parecía que iba a cerrar en negativo, nueva sorpresa. A falta de media hora para el cierre del mercado nueva subida en vertical.

Hoy, la apertura parecía que confirmaba el cierre del lunes. Nueva fuerte subida en vertical. Y poco después de nuevo una fuerte caída en vertical hasta los 1.820 puntos (de momento). El motivo, de la última caída parece que han sido las primeras escaramuzas entre Rusia y Ucrania (algo por otro lado bastante esperable después de que EEUU y la UE dejaran que Rusia se anexionara Crimea).

A todo este el Nasdaq, con algunos de los valores tecnológicos más significativos a la cabeza, Facebook, Amazon, Netflix, Tesla, llevan junto al sector Biotécnológico ya unas semanas con fuertes caída.

Los bonos griegos se están colocando como pan caliente y la deuda española ya tiene rentabilidades negativas en sus tramos a más corto plazo.

¿Y los emergentes?

Bueno si no recordáis mal, a finales del año pasado los denominados emergentes parecían sumidos en una profunda crisis. Sus divisas se hundian y los inversores huían de Bolsas como Brasil, India o Rusia. Por ejemplo de octubre de 2013 a marzo de 2014 el Bovespa (Brasil) caía de los 56.000 a los 44.965 puntos. Pues bien, nuevo milagro, parece que la crisis duró 5 meses y en un mes de marzo a hoy el Bovespa ha pasado de los 45.000 a los 52.000 mil puntos. La alarma en los mercados emergentes duró o ha durado 5 meses.

Uno tiene la sensación que todo parece estar a punto de caerse, pero en el fondo parece que todo queda en simples tormentas de verano y a los pocos días el sol vuelve a brillar, el dinero a fluir y seguimos al alza al calor de las inyecciones monetarias de los bancos centrales, mientras seguimos esperando el gran Diluvio Universal. Sin lugar a dudas vivimos en tiempos excepcionales y en un entorno de mercado complicado.

Los datos económicos nos dicen una cosa, los resultados empresariales otra, los bancos centrales siguen con sus políticas monetarias nucleares no convencionales y los algoritmos nos traen a todos de cabeza en el muy corto plazo, con enormes fluctuaciones intradía que pondrían los pelos de punta al más valiente para que al final del día todo continue igual y parezca que no ha pasado absolutamente nada.

Cuando parece que ahora si, que ahora todo indica que viene la gran corrección, obra la magia y todo vuelve a enderezarse. Un escenario perfecto para minar la confianza intelectual de cualquiera o quizás sólo una dosis de humildad. En resumen, tiempos peligrosos, como casi siempre en los mercados. Salvo para Goldman Sachs (alias el calamar) o para los traders de la Fed nadie a dicho nunca que esto de invertir en Bolsa fuera un negocio fácil.

Temporada de Resultados

Por cierto, ya se que ya a casi nadie le importa, pero esta semana se iniciaba la batería de presentación de resultados de las principales compañías cotizadas en los EEUU. De momento no están siendo malos.

El marcador va así:

resultados empresariales

(Lo iremos actualizando)

Por cierto si queréis algo un poco más fácil, os podéis centrar en poneros a pensar si compráis acciones o derechos de Inmobiliaria Colonial. Al menos es algo que podéis resolver aplicando una regla de tres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…