Ofrecido por

GurusBlog

Evolución de la industria de los secuestros en Colombia

secuestros colombia

Si alguien se pregunta del éxito económico que está viviendo Colombia en los últimos años, seguramente encontrará en una de las claves en la evolución del número de secuestros que ha tenido el país en los últimos años. Sólo hace falta darle un vistazo al gráfico de como ha evolucionado el número de secuestros en Colombia en los últimos 30 años, para darse cuenta que la mejora que ha tenido Colombia en este aspecto en los últimos 5-7 años es sencillamente espectacular, no sólo en lo referente a la peor época que atravesó el país a finales y principios de la década pasada, cuando se sufrían más de 3.000 secuestros al año, sino también en relación al nivel de secuestros que sufrió el país en la década de los 90.

Si alguien se pregunta también porque Alvaro Uribe, presidente de Colombia entre 2002 y 2010, ha sido uno de los presidentes con mayor aceptación y popularidad de la historia del país, probablemente la respuesta también la encontraréis en el gráfico anterior. Gracias a su política de seguridad, logró que en muy poco tiempo el número de secuestros pasaran de más de 3.500 al año y de una situación totalmente descontrolada a menos de 300, una cifra que probablemente os parezca aún elevada si se compara con los 17 secuestros que se produjeron en España en 2012, pero que al menos no es el drama de los 3.500 secuestros al año, una cifra que hacía complicado que alguna familia en Colombia no hubiera sido azotada directa o indirectamente por la lacra del secuestro.

Respuntan los secuestros en Bogotá y Boyacá

Sin embargo desde la salida de Uribe en 2010, se percibe en el país un ligero repunte de la inseguridad. Bogotá en 2012 vivió un importante repunte de los secuestros en ciertas áreas del país , que pasaron de 11 en 2011 a 49 en 2012, una cifra que aún se puede considerar aceptable en una ciudad de más de 7 millones de habitantes. En Boyacá, un departamento rico en minería (sector que ha impulsado el Boom económico en Colombia) el número de secuestros ha pasado de 1 en 2011 a 17 en 2012.

Y es que mientras entre 2003 y 2012 el número de secuestros en Colombia ha caído un 86%, si contemplamos un periodo de tiempo más corto, de 2009 a 2012 el número de secuestros se ha incrementado un 43%, pasando de 213 en 2009 a 305 en 2012.

Cambian los criminales

En los últimos años, 2011 y 2012, se está notando una importante caída del número de secuestros llevados a cabo por grupos terroristas o organizaciones traficantes de drogas, pero ha habido un aumento del 43% en el número de secuestros perpetrados por la delincuencia común. La desmovilización de paramilitares y la deserción de guerrilleros tiene obviamente un efecto positivo para la seguridad, pero  plantea la duda de la inserción social y muchos de los integrantes de dichas organizaciones al abandonarlas acaba aumentando las filas de la delincuencia común y haciendo lo único que saben hacer para vivir, secuestrar.

El Destino de los secuestrados

De los 305 secuestros perpetrados en Colombia en 2012, el 73% de los secuestrados fueron hombres, el 27% mujeres. Del total el 42% fueron finalmente liberados por sus captores, de los 305 unos 75 fueron liberados por las fuerzas de seguridad, y un 14% siguen en manos de sus captores.

Del total 6 murieron en manos de sus captores y 5 de los secuestrados lograron escapar por su medios. La tasa de fallecidos se puede considerar relativamente baja, lo que demuestra que a pesar de la entrada en escena de la delincuencia común, el secuestro sigue siendo un negocio que en Colombia está muy profesionalizado.

Mapa intensidad Secuestros en Colombia 2003-2012

Colombia mapa intensidad secuestros

Leer: ¿Cómo se negocia en un secuestro?



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR