Dejamos atrás la semana con algún que otro susto relevante en los Mercados, en especial el pasado miércoles y jueves, con el Dow Jones dejándose en los últimos 5 días un -4%, el S&P500 un -3,8%, el Nasdaq un -3,2% o el Russel 2000 un –5,1%. Antes de que el personal entre en modo pánico vale la pena recordar que estamos ante una caída del 4% en el que es el mercado alcista más largo de la historia y que empezó en marzo de 2009. Es decir llevamos más de 3.500 días de mercados al alza.

Señales de que la cosas se pueden torcer las tenemos en todas partes, pero también las hemos tenido en los últimos 9 años y los mercados han seguido marcando máximo tras máximos a pesar de que estamos en un mercado sobrevalorado, sobre comprado y extremadamente alcista.

En cuanto a sobre valoraciones estamos en el extremo del extremo a nivel de CAPE ajustado. Gráfico elaborado por @hussmanjp

En octubre ya se ha empezó a notar signos de debilidad en la renta variable norteamericana con cierto castigo sobre las small caps y con las alzas perdiendo profundidad, una señal de que las manos fuertes estaban vendiendo las posiciones más ilíquidas . Antes de la caída de esta semana en octubre el S&P1500 llevaba una caída del -1,38%, pero el promedio de las 1.500 acciones caían un -2,75% con 106 acciones cayendo más de un 10% y sólo 15 acciones subiendo más de un 10%.

El índice de alerta de caídas de mercados que elabora Goldman Sachs ya hace días que estaba en máximos desde 1969.

El spread entre la rentabilidad del bono a 10 años y el bono a 2 años empezó en septiembre a acercarse a cero, una señal que podría estar empezando a anticipar una recesión a un año vista en los EEUU o simplemente expresando que la rentabilidad del bono a 10 años estaba anormalmente bajo.

Y quizás la explicación que nos permite entender mejor todo este panorama, es la subida la rentabilidad del bono US a 10 años. En un mundo acostumbrado a poder tener dólares gratis, el incremento del precio de la deuda en EEUU empezó afectando la parte más débil del mercado, las divisas de los países emergentes y es lógico que tarde o temprano se tenga que trasladar al cálculo de la prima de riesgo con el que se valora la renta variable.

Rentabilidad bono USA a 10 años:

Para variar el actual momento “pilla” al inversor minorista “invertido” en renta variable y poco invertido en “cash”

 

Por cierto, lo que ha ocurrido esta semana ya lo hemos visto recientemente, especialmente el  pasado  mes de febrero. Curiosamente tanto las caídas de estos días como las de febrero coincidieron con el periodo de “blackout” previo a la publicación de resultados en el que las empresas no pueden recomprar acciones. Lógico que el mercado se tambalee cuando desaparece durante unas semanas uno de los principales compradores.

Veremos en los próximas semanas si todo es cuestión coyuntural de las recompras de acciones por parte de las compañías (buybacks) o si la debilidad continua en el mes de diciembre.

Fotografía de Spencer Platt/Getty Images

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda