GurusBlog

El expresidente de Sacyr vende acciones del grupo por 6,9 millones y baja su participación al 11,5%

El expresidente y cofundador de Sacyr José Manuel Loureda ha vendido acciones del grupo representativas del 0,9% de su capital social por un importe de 6,96 millones de euros, con lo que ha reducido al 11,48% su participación en la compañía, en la que se mantiene como segundo máximo accionista.

Loureda vendió en Bolsa 3,9 millones de acciones de la constructora entre el 28 de enero y el 1 de febrero, según el detalle de las transacciones enviado al registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El precio medio al que se cerraron las ventas de títulos osciló entre 1,61 y 1,89 euros por acción.

Loureda se mantiene no obstante como segundo máximo accionista de la compañía de construcción, por detrás de Demetrio Carceller, que posee un 15,9% del capital (sumando la participación sindicada con el grupo Satocán).

En la actualidad, Loureda suma 50,98 millones de acciones de Sacyr, representativas del 11,49% de su capital y valoradas en unos 88 millones de euros en función de la actual cotización del grupo.

El expresidente de Sacyr ha materializado esta desinversión a través de Prilou, una de las dos sociedades a través de las que canaliza su participación en el grupo.

Además de Loureda y Carceller, el resto de socios de referencia de la compañía son Juan Abelló, que cuenta con un 9,6% del capital, el actual presidente del grupo, Manuel Manrique (6%), el grupo Fuertes (6,2%), el empresario José Moreno Carretero (5,2%) y un grupo de entidades financieras (Novacaixagalicia, Bankia, Unicaja y Banco Marenostrum) que recientemente rompieron el pacto de sindicación de sus títulos en el capital de la compañía.

Comentario Gurú:

Sería interesante  y un proceso de higiene para el resto de accionistas que la CNMV hiciera pública para las compañías cotizadas y que parte de las acciones en manos de los principales accionistas de una compañía han sido compradas a crédito. Más que nada para que la gente que invierta en una compañía pueda saber que riesgo está corriendo en caso de que la cotización caiga y los principales accionistas de la compañía se tengan que ver obligados a vender de forma masiva sus acciones compradas a crédito porque no pueden aportar garantías adicionales.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies