slim-compressor

Lo de FCC empieza a ser un caso digno de estudio. Este es el trackrecord que tiene la compañía anunciando que una ampliación de capital de capital va a ser la última y que los saneamientos de balance ya están completados:

El saneamiento perpetuo:

Tiramos de hemeroteca un par de años:

Esto es lo que comentó  en febrero de 2013 tras presentar resultados del 2012 con provisiones por €1.146 millones:

FCC febrero 2013

Los titulares en agosto de 2013, tras sanear FCC otros €600 millones en el primer semestre de 2013:

fcc agosto 2013

 

Esto lo que volvieron a comentar en 2014 y sanear otra vez:

FCC 2014

En noviembre de 2014 finalmente Slim se hacía con el control de la compañía con una nueva macro ampliación de capital que obviamente iba a ser la última.

Este verano FCC volvía a lanzar un nuevo profit waring. Y ahora, parece que volvemos a tener una nueva ampliación de capital sobre la mesa:

Nueva ampliación

La compañía participada por Carlos Slim y Esther Koplowitz “se encuentra en un proceso de diálogo sus financiadores” en el que “analiza diversas acciones para reforzar su estructura financiera en el marco de la autorización que recibió de su última junta para ampliar su capital”, informó el grupo a la CNMV.

La nueva ampliación del grupo de construcción y servicios se realizaría apenas un año después de la ‘macroampliación’ de 1.000 millones que lanzó justo hace ahora un año y que supuso la entrada de Slim como primer accionista de la empresa, con una participación del 25,6%.

Con dicha ampliación de finales de 2014, FCC amortizó el grueso de un tramo de deuda de 1.350 millones de euros que devengaba un alto tipo de interés creciente (desde el 11% hasta el 16%) y que incorporaba el derecho de los bancos a convertir el pasivo en acciones en caso de que no se pudiera pagar a su vencimiento en 2018.

Con la negociación abierta ahora, la compañía pretende liquidar los 450 millones que quedaron por amortizar de ese tramo de deuda, un importe equivalente al 7,7% del pasivo total de 5.809 millones de euros, pero que genera un interés del 5%.

Vamos a ver. Conceptualmente. Convertir deuda por equity no es generalmente algo que sea muy bueno para el accionista, sobre todo si crees que la compañía va a generar flujos de caja positivos en un futuro ya que cambias deuda por entregarle a un nuevo socio parte de esos flujos de caja. Si tiene sentido cuando crees que el retorno del accionista es inferior al coste de la deuda. En el caso de FCC, está nueva ampliación sólo tiene sentido si:

1- El retorno esperado por el accionista es inferior al 5%.

2- La compañía no va a poder generar caja para atender el pago de la deuda.

En cualquiera de los dos casos el escenario es francamente deprimente.

Curiosamente la cotización de FCC lleva tres días al alza. Imagino que alguien empieza a estar interesado en que se empiecen a marcar precios altos para diluirse lo menos posible en la ampliación. Una historia que nos resulta familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…