FOMC

Cuando no es el crecimiento de la economía norteamericana es el lograr bajar la tasa de paro y cuando se han cumplido todos los objetivo aparece el temor a un debilitamiento de la economía en la eurozona. Ahora que parecía que los miembros de la Fed empezaban a tomar velocidad para retirar los estímulos monetarios y empezar a subir tipos, la última reunión del FOMC de la Fed ha mostrado unos miembros más dubitativos que en anteriores comités.

Varios miembros del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mostraron en la última reunión del organismo sus preocupación por que el debilitamiento de la economía de la eurozona tenga un impacto negativo en la estadounidense.

[quote]Varios participantes expresaron su preocupación por que un crecimiento económico y una inflación persistentemente a la baja en la eurozona puedan llevar a una mayor apreciación del dólar y tener efectos negativos en el sector exterior de Estados Unidos[/quote]

Sin embargo, la situación de la eurozona no es lo único que preocupa a los miembros del Comité, ya que también creen que un menor crecimiento económico en China o Japón o acontecimientos inesperados en Oriente Medio y Ucrania representan “un riesgo similar”.

Por otro lado, los miembro del FOMC han mostrado su preocupación por que su afirmación de que los tipos de interés seguirán bajos durante un “tiempo considerable” sea “malinterpretada como un compromiso” más que como una variable que depende los datos.

Según recogen las actas, los miembros de la Fed incidieron en que el momento de la primera subida de tipos y su senda posterior dependerán de los datos que se vayan conociendo y sus implicaciones para la perspectiva futura. Es decir no tienen ni idea ni de lo que quieren hacer, ni de cuando lo van a hacer ni de cómo lo van a hacer.

En este sentido, algunos participantes apuntaron que la actual previsión sobre los tipos sugiere un “periodo más largo” antes de que comiencen a elevarse los tipos y una senda posterior más gradual de lo que parece apropiado dadas las condiciones económicas y financieras.

Por ello, el FOMC hizo énfasis en que la actual orientación de los tipos no indica que la primera subida de tendrá lugar de forma mecánica después de un periodo de tiempo concreto tras el fin del actual programa de compra de activos.

De hecho, los miembros del Comité recalcaron que si el empleo y la inflación regresan a su objetivo antes de la previsto, la primera subida de tipos se realizada antes de lo que esperan actualmente los miembros del comité, y viceversa.

Asimismo, algunos participantes subrayaron que, en su opinión, posibles cambios en esta orientación podrían ser malinterpretados como una señal de un “cambio fundamental” en la política de la institución que podría traducirse en un ajuste no intencionado de las condiciones financieras.

Resultado, inmediato, renta variable arriba con fuerza, rentabilidad de los bonos a la baja, oro y plata arriba, petróleo cayendo y dólar debilitándose y posiblemente en este último tenemos una de las claves de lo que pueda hacer la Fed en el futuro. Parece que los Bancos Centrales andan embarcados en una especie de carrera suicida para lograr ser el Banco Central que logra debilitar más su divisa a costa de los demás.

Os dejamos con un clásico de los 80. Love Missile F1-11 de Sigue Sigue Sputnik

http://youtu.be/pk30a0qsVIk

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.