pescanova

pescanova

Manuel Fernández de Sousa se mantiene como presidente de Pescanova, después de que el directivo gallego, apartado de la gestión de la multinacional pesquera, convocara para este lunes una reunión del consejo de administración.

En la reunión, el representante de Damm (6,18% del capital) volvió a solicitar como en las anteriores reuniones la dimisión de Fernández de Sousa. Una propuesta que no recibió el respaldo suficiente de los miembros del consejo, según informaron a Europa Press en fuentes cercanas al máximo órgano de la compañía.

Fernández de Sousa, que actualmente está imputado por varios delitos, convocó por sorpresa el pasado viernes este consejo de administración donde se abordó la situación de la compañía y de sus filiales.

El directivo gallego recibió en la reunión el respaldo por mayoría de los consejeros, que le ratificaron en la presidencia de la multinacional pesquera con seis votos a favor y cuatro en contra, tras la petición de dimisión por parte de Damm, punto del orden del día que fue apoyado por otros consejeros como Luxempart, Iberfomento y Yago E. Méndez.

“Nunca me he sentido solo, siempre me he sentido apoyado. El consejo por mayoría ha ratificado la confianza en el presidente. La decisión del consejo ha sido poner en marcha la contestación a los expedientes abiertos por la CNMV y exponer los argumentos de defensa y justificación de la empresa”, aseguró Manuel Fernández de Sousa en declaraciones a la ‘Radio Galega’, que recoge Europa Press, al término de la reunión.

El consejo, en el que se trató la viabilidad de la empresa, ha acordado proponer que sea el despacho de abogados CMS Albiñana & Suárez de Lezo el encargado de llevar los asuntos legales de Pescanova, relativos a los expedientes iniciados por la CNMV por no presentar las cuentas de los resultados. No obstante, esta propuesta tiene que recibir el visto bueno de Deloitte, el administrador concursal de la multinacional pesquera.

Por su parte, Deloitte, que tiene las facultades de administración y gestión de la compañía tras ser retiradas al consejo por decisión judicial, también ha estado presente en la reunión del consejo de administración.

Fuentes de Damm han señalado a Europa Press que en esta reunión del consejo además de la dimisión del presidente han solicitado la convocatoria de la Junta de Accionistas de la multinacional pesquera, pero que ésta también ha sido rechazada.

Además, la cervercera subraya que actualmente Fernández de Sousa mantiene cuatro puestos en el consejo, a pesar de haber reducido su partipación en la firma al 7,5%, lo que no le permitiría mantener ese número de representantes actualmente, por lo que consideran un control “fraudulento” del consejo al contar con menos del 10% del accionariado.

A LA ESPERA DEL CRÉDITO DE 55 MILLONES DE EUROS

Pescanova está a la espera de recibir el crédito urgente de 55 millones de euros para satisfacer sus necesidades de liquidez, aunque toda apunta a que será ratificado ya esta semana, según han informado a Europa Press en fuentes conocedoras del proceso.

En concreto, serán diez las entidades que finalmente respalden esta inyección de capital, que contempla como condiciones la posibilidad de utilizar la marca Pescanova y la sede de Chapela como aval.

Así, a los bancos integrantes del extinguido ‘stering committe’ (Bankia, Sabadell, Popular, NCG Banco y Caixabank, además de Deustche Bank), se sumarán Santander, BBVA, Bankinter y Ceiss.

Sousa también se queda sin el apoyo de los sindicatos

Los sindicatos han exigido a Manuel Fernández de Sousa que se mantenga “apartado” de la gestión de Pescanova, pese a haber sido ratificado como presidente del grupo (sin poderes ejecutivos ni patrimoniales por decisión judicial) en la reunión del Consejo de Administración celebrada este lunes en Madrid.

Así, en declaraciones a Europa Press, el responsable de Alimentación de CC.OO., Francisco Vilar, ha señalado que la ratificación de Fernández de Sousa como presidente (pese a la petición de varios consejeros de que dimitiese) “no deja de ser una maniobra más” del empresario gallego “y sus fieles”. En ese sentido, Vilar se ha mostrado confiado en que esa decisión “no influya” en el proceso concursal en el que está inmersa la multinacional pesquera gallega.

A ese respecto, el portavoz de CC.OO. ha apuntado que el sindicato “sigue pidiendo al juez” que “mantenga lo más apartado posible” a Fernández de Sousa y al Consejo de Administración de la gestión de la compañía, por su “demostrada falta de transparencia” y porque, según ha subrayado, “ya no tienen la confianza ni de los proveedores ni de los bancos”.

“Sería una muy mala noticia que el presidente y su consejo recuperasen el control de Pescanova”, ha señalado Vilar, quien ha abogado porque los administradores concursales de Deloitte mantengan sus negociaciones para cerrar definitivamente el crédito de 55 millones que necesita la empresa para hacer frente a sus necesidades más acuciantes.. “Si el Consejo de Administración de Pescanova recuperase el mando, estamos seguros de que no habría ese crédito”, ha concluido, y ha añadido que “la principal preocupación ahora debe ser mantener la actividad y los empleos”.

Por su parte, el portavoz de UGT, Ignacio Couñago, ha denunciado que Fernández de Sousa “se quiere aferrar al cargo”, y se ha preguntado “para qué” ha convocado al Consejo de Administración si “no puede hacer nada”. Asimismo, ha criticado la “campaña” del empresario en algunos medios de comunicación para “pedir disculpas”, cuando “lo que debería haber hecho es disculparse con los trabajadores porque ha mentido siempre”.

  1. “En Pescanova un problema fue la resistencia de la antigua dirección a dejar el grupo”, asegura Senén Touza (Pontevedra, 1972) en una entrevista en “Expansión” en la que junto con su compañero de Deloitte Santiago Hurtado (Madrid, 1974) cuentan cómo fueron los largos meses del concurso de Pescanova (de marzo de 2013 en que presentó preconcurso a mayo de 2014), de la que fueron sus administradores concursales. Están considerados como “supermanes” de la administración concursal en España, señala “Expansión”.
    Para ambos expertos, en el periodo previo al concurso legalmente es complicado apartar a la dirección a no ser que ésta lo haga voluntariamente y en Pescanova fue un factor que jugó en su contra. Para lograrlo hay que llegar al concurso y para muchas empresas es ya tarde, explica Santiago Hurtado.
    Senén Touza precisa que “Pescanova tenía todos los males posibles: falta de liquidez, deuda oculta, proceso penal; pero la clave fue preguntarnos, nada más llegar, si aquella empresa seguía estando en un negocio rentable”, explica, “si tenía valor como negocio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…