Ferrovial obtuvo un beneficio neto de 264,7 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 15,2% respecto al mismo periodo de 2011, cuando contabilizó extraordinarios procedentes de ventas de activos, según informó la compañía.

Los resultados incluyen la plusvalía neta de 100 millones de euros que el grupo se anota por la venta del aeropuerto de Edimburgo por parte de BAA, participada a la que ya no consolida en sus cuentas.

También suman los 127 millones de euros de dividendos cobrados de este grupo británico de aeropuertos y de la autopista canadiense 407 ETR.

No obstante, estos extraordinarios no alcanzan los contabilizados un año antes por la venta de la filial de ‘handling’ Swissport y su participación en la M-45.

La cifra de negocio de la compañía que preside Rafael del Pino creció un 3,3% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 3.655,8 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 439,8 millones, un 15,2% más.

Ferrovial siguió avanzando en su internacionalización, dado que el 62% de los ingresos contabilizados en esta primera mitad del año provinieron del exterior, frente a la tasa del 51% contabilizada un año antes.

La facturación internacional creció un 23,8% y sumó 2.250 millones de euros, con lo que compensó así el descenso del 18,4% que registró el negocio en España. Reino Unido se mantiene como segunda fuente de ingresos del grupo por detrás del mercado doméstico, dado que aportó una cuarta parte del total.

Por áreas de negocio, la tradicional de construcción se mantiene como primera fuente de ingresos, dado que hasta junio aportó 2.025,5 millones de euros, un 2% más que un año antes, también impulsado por el negocio exterior.

CONSTRUCCIÓN INTERNACIONAL.

En concreto, Ferrovial facturó 1.395 millones hasta junio por su actividad constructora en el exterior, un 27,1% más que un año antes, y más del doble respecto a los 647 millones facturados con este negocio en España. Esta cifra presenta además un desplome del 27,7%.

En paralelo, a cierre de junio la compañía sumaba una cartera de contratos de obras de construcción internacional por valor de 6.592 millones de euros, cifra que, pese a caer un 3,5%, también multiplica por más de dos a la de 2.9129 millones (-7,5%) con que cuenta en España.

Respecto al resto de negocios, la de servicios se mantiene como segundo foco de ingresos, al facturar 1.456,5 millones de euros, y además presenta un crecimiento del 8,2%. Los aeropuertos de BAA contribuyeron con 3,3 millones, más del doble que un año antes, mientras que, por contra, la facturación de la rama de autopistas cayó un 4%, hasta 186,4 millones.

A cierre de la primera mitad de año, Ferrovial soportaba una deuda neta consolidada de 5.539 millones de euros, un 7% superior a la de un año antes. En caso de descontar los proyectos, el grupo cuenta con una posición de tesorería de 846 millones de euros.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.

¿Deal desde el infierno? IBM desembolsa 34 mil millones para adquirir Red Hat

La compra de Red Hat por parte de IBM se convierte en la mayor transacción del sector de software de la historia y se realiza a un múltiplo de 31x el EBITDA de Red Hat esperado para 2020.

Netflix. Algo no anda nada bien con sus resultados

Si en el tercer trimestre de 2015, Netflix quemó -$248 millones de caja, -$506 millones en el tercer trimestre de 2016, y -$463 millones en el tercer trimestre de 2017, ahora en el tercer trimestre de 2018 la cifra se ha disparado a hasta los -$859 millones.

Resultados de DIA. Algo más que un mal año

Con una deuda neta superior a los €1.400 millones, no hay que ser un genio de las matemáticas para intuir que DIA va a tener dificultades para poder hacer frente a sus vencimiento de deuda