Parece que la victoria de Trump, coincidiendo en el tiempo con el inicio de subidas de tipos por parte de la Reserva Federal Norteamericana, hayan dado -por fín- el pistoletazo de salida al pinchazo de la burbuja de deuda que hemos vivido en la última década -Y no deja de ser paradójico, puesto que Trump siempre ha sido el rey de la deuda con su imperio inmobiliario y empresarial- No obstante, dicho pinchazo tan sólo se atisba allí donde la economía parece salir del agujero de la deflación y el crecimiento anémico, o sea en los EE.UU.

Lo que ocurre es que cuando el Treasury estornuda, la deuda a largo plazo de Europa y Japón sufre una neumonía. Y eso, los incautos inversores de renta fija de los últimos años, deberían haberlo tenido muy presente.

Así pues estamos ya viendo como, carteras de pura renta fija (bonos) que se las habían prometido tan felices con el rally infinito de deuda servido en bandeja por los bancos centrales, empiezan a entrar en pérdidas que sorprenden a sus sufridos propietarios pésimamente asesorados. Y es que las pérdidas que van a sufrir son y serán directamente proporcionales a la avidez de rendimiento que hayan buscado, puesto que la inmensa mayoría de asesores han preferido aumentar plazos de duración que reducir el nivel de calificación de los emisores.

Es decir, que para conseguir un raquítico 2% de yield han preferido comprar bonos a largo plazo de emisores con rating “investment grade” en lugar de escarbar entre emisores a menor plazo más solventes aunque peor considerados por las calificadoras de riesgo (sí, esas mismas prostitutas que, obedeciendo las voces de sus amos político-financieros, nos llevaron al colapso en 2007).

La consecuencia de comprar duraciones de deuda a precio tan desorbitado, ahora que esa burbuja empieza a perder aire, no es otra que la devaluación en la cotización de dicha deuda. Se ha llegado a tal extremo en ese delirio comprador que el tenedor de bonos del Estado belga con vencimiento a 100 años (sí, sí, un siglo) está hoy perdiendo la friolera del -30%! Y eso con un rating pata negra (AA) y tan sólo un estornudo del Treasury Bond norteamericano, ya que el bono americano a 10 años tan sólo está todavía al 2,5% de interés, y por tanto tiene aún mucho recorrido por delante hasta normalizarse a niveles del 4-5%.

Una trampa mortal donde las haya, donde el pobre inversor engañado no vivirá lo suficiente para recuperar ese hachazo en su patrimonio. Además cabe recordar que estamos hablando de renta fija (sic), o sea de inversiones que se destinan en ese tipo de activos porque sus propietarios no quieren/pueden/deben sufrir pérdidas abultadas sin poner en riesgo su bienestar físico y psíquico.

Además, esa trampa mortal se ha hecho gigantesca en los últimos 10 años, ya que se ha duplicado y alcanza ya los 45 billones (45 Tr) de dólares! Podéis leer este artículo de Gurusblog en el que hablan de este desastre anunciado por pocos.

Nadie podrá decir que no venimos advirtiendo del riesgo de la renta fija en los últimos años. Advertencias a las que, ahora sí, se empiezan a sumar muchos otros asesores del sector. SocGen: “The decade-long party in the debt markets is over (…) Prepare for a serious hangover”. S&P: “Trump’s unanticipated rise has let some of the air out of the bond market bubble”. Bank of America Merrill Lynch: “It’s a “stampede” out of bond funds”, etc, etc… Ni que decir tiene que la caída en los precios de los bonos forzará a muchos a vender sus carteras, agudizando las caídas, que no son ya más sangrantes gracias a que Draghi y compañía siguen manteniendo una demanda tan astronómica como irreal.

Las expectativas de reactivación económica que conlleva para los EE.UU. la idiosincrasia del presidente electo Donald Trump, avivan y aceleran el crecimiento económico y las previsiones de inflación. Por ejemplo los sueldos han repuntado claramente en el mercado laboral norteamericano.

Por todo ello la caída de los precios de la deuda de todo el mundo, arrastrados por el precio del Treasury, parece que no han hecho más que empezar. Y lo preocupante de este nuevo escenario es hasta donde aguantarán las costuras de países hiper-endeudados y con déficits públicos (o sea con deuda creciente) como Italia, España, Portugal, Grecia… antes de que llegue el invierno…

Con este panorama, la pregunta del trillón es ¿dónde encontrar rentas cuando el mercado de bonos pincha su burbuja? Haberlas haylas, pero desde luego lejos del circuito de fondos de renta fija tradicional, ya que hay que buscarlas a través de estrategias alternativas que no suele tener en sus catálogos de venta la banca comercial ni privada. Y por supuesto, nadie debe confundir acciones con dividendos con renta fija, ya que no olvidemos que las acciones cotizadas en mercados desarrollados tampoco están lo suficientemente baratas como para asumir ese riesgo.

Pero que nadie se deprima, puesto que sería un escenario mucho peor para todos que se abortase el pinchazo de la burbuja de deuda. Porque eso indicaría el fracaso de la recuperación económica y el bombeo -ya a la desesperada- de los bancos centrales para aplazar un colapso inevitable. O sea, que deberíamos rezar para que la burbuja de deuda pinche hasta niveles razonables aunque acarree pérdidas significativas a los pobres ahorradores/inversores mal asesorados.

.

Ah, por cierto, Feliz Navidad!

  1. No hay problema, papá estado está listo para volver a rescatar a los grandes inversores y entidades Financieras.

    El socialismo para ricos mola… Si eres rico.

    1. Sobre todo si ” el estado ” sabe que si no los rescata la fiesta terminara mal… sobre todo para ellos.. 🙂

      Una feliz Navidad a todos los lectores de Gurusblog !!!

  2. “O sea, que deberíamos rezar para que la burbuja de deuda pinche hasta niveles razonables aunque acarree pérdidas significativas a los pobres ahorradores/inversores mal asesorados.”

    Sabes lo que supondría eso para los Estados hiper-endeudados -comenzando por tus amados USA? La deuda es impagable y por ello han tenido que rebajar los intereses de la misma a niveles ridículos. Conoces la frase “kick the can down the road”? Pues eso.
    Ahora crees que van a poder liberar la perdiz y que todos van a salir de rositas exceputando los mal asesorados? Vaya manera de simplificarlo todo en tu análisis.
    Te recuerdo que la Sra Yellen ya subió al final del 2015 prometiendo subidas adicionales en 2016. Al final, una única subida en la última reunión y no me queda muy claro si lo ha hecho exclusivamente por los buenos datos USA o por el Sr. Trump.
    Has de exponer toda la realidad y tratar de explicar cómo va a pagar el gobierno americano sus deudas si la Fed sube al 2,5%. Si eso ocurre, pobres de aquellos países endeudados en dólares.
    Mírate las gráficas de los sueldos de todo el año, no estaban creciendo incluso más en Oct15, Nov15 y Dic 15 que ahora?
    Todo esto tiene muy mala pinta, cuando retiren la respiración asistida a la economía, tendrán que inventarse una invasión alienígena para estimularla tal y como propuso un tal Krugman.
    Por cierto, qué va a ocurrir con el $? Crees que Trump va a dejar que se revalorice? Si antes de entrar ya está clamando que China devalúa su moneda cuando justamente ocurre lo contrario: China está intentando por todos los medios que no se hunda.
    La pregunta clave es por qué hemos llegado a esta burbuja en bonos? Y, cómo se puede salir de ella? Se ha solucionado alguno de los problemas que llevaron a los BC a QE ad infinitum? QUé veremos antes, los intereses de la FED al 3% o el siguiente QE?
    Apuesto por la segunda opción.
    Abre los ojos,
    Realista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.