proyecto castor

Inaudito y difícil de explicar. El almacenamiento subterráneo de Castor tiene garantizado por parte del Estado la “recuperación de la inversión” en caso de que se produzca su “caducidad o extinción”, y es además la única de las tres grandes infraestructuras de este tipo, entre las que también figuran las de Yela y Gaviota, que sería compensada en caso de cese por dolo o negligencia de la empresa.

Este aspecto aparece recogido en el real decreto 855/2008, en el que se incluye la concesión de explotación del complejo a favor de la sociedad Escal UGS, participada en un 66% por ACS y en un 33% por la canadiense CLP.

El artículo 14 de esta norma fija los criterios para un cese de la planta e indica que, en este supuesto, se habilitará una indemnización con el objetivo de “asegurar la recuperación de la inversión”. Esta precisión no aparece en las concesiones de Yela y Gaviota, recogidas en los reales decretos 1061/2007 y 1804/2007, respectivamente.

Además, el real decreto de Castor difiere de los de Yela y Gaviota en otro punto sustancial, que ha sido el que condujo al Gobierno a impugnar su contenido ante el Tribunal Supremo el 11 de mayo de 2012, apenas cinco días antes de que concluyese el periodo de cuatro años para presentar una reclamación por lesividad.

En el artículo del real decreto de Castor se dice que si hay una “caducidad o extinción” de las instalaciones a causa de “dolo o negligencia imputable a la empresa concesionaria”, se pagará una compensación correspondiente al “valor residual” de estas instalaciones, “sin perjuicio de otras responsabilidades de la empresa concesionaria”.

Este reconocimiento de un valor residual, que se refiere al valor del activo en el momento en que deja de usarse, difiere de los reales decretos de Yela y Castor, en los que se dice expresamente que, en caso de “dolo o negligencia imputable a la empresa concesionaria”, no hay indemnización posible.

Es decir lo habéis entendido bien. ¿Alguién en su sano juicio firma un contrato en el que si la otra parte actúa con dolo o negligencia tu eres el que le indemnizas a él? ¿No? No lo harías en un contrato de alquiler por poner un ejemplo imaginaros en un contrato que puede costar a las arcas del Estado cerca de 1.700 millones de euros. O bien lo firmó un inepto, o bien las empresas que ganaron la concesión y el Estado ya sabían de antemano los riesgos sísmicos que podría comportar la puesta en funcionamiento de Castor y exigieron la cláusula al Estado para proteger su inversión. Algo huele mal en el proyecto Castor.

Por cierto al culpable lo podéis ir buscando en el anterior ejecutivo.

 

VALOR CONTABLE Y SANCIONES.

Al igual que con el complejo alcarreño de Yela y el vasco de Gaviota, el acuerdo con la empresa presidida por Florentino Pérez y su socio canadiense recoge una indemnización por el “valor neto contable” en caso de caducidad o extinción, siempre que las instalaciones “continúen operativas”. Este valor neto equivale al valor del activo, menos las amortizaciones acumuladas.

Es en este punto en el que, en el caso de Castor, se dice que la compensación se hace “para asegurar la recuperación de la inversión realizada por los titulares”.

Otra diferencia entre los contratos es que tanto en Castor como en Gaviota, y no en Yela, se precisa que la extinción de la concesión se producirá “sin perjuicio de las sanciones a que dieran lugar las causas que la provocan”, y se deja claro que “las instalaciones revertirán en el Estado”.

“ABUSIVO”.

Este artículo 14 con las condiciones de extinción de la concesión es precisamente el que ha sido impugnado por el Gobierno ante el Tribunal Supremo, al considerar “abusivo” que en él se recoja una compensación para el cese de Castor incluso cuando se haya producido como consecuencia de dolo o negligencia de la empresa promotora.

Castor, Gaviota y Yela, con 1.300 millones, 1.546 millones y 1.050 millones de metros cúbicos de gas, respectivamente, son los tres únicos almacenamientos subterráneos españoles con capacidad superior a los 1.000 millones de metros cúbicos de gas.

DECLARACIÓN DE LESIVIDAD.

La demanda presentada ante el Supremo por parte del Gobierno se realiza en contra de un real decreto aprobado por el propio Gobierno. Pese a la aparente contradicción, esta posibilidad aparece recogida en el Derecho español bajo la figura de la declaración de lesividad, en la que una entidad administrativa puede denunciar por dañino para los intereses públicos un acto previamente dictado por ella misma.

En el caso de Castor, la cláusula “abusiva” a juicio de Soria podría evitar una indemnización aún no cuantificada. El Gobierno ha encargado a una auditoria que determine el coste del almacenamiento, después de que se disparase desde los 500 millones inicialmente previsto. En todo caso, el ministro cifró la semana pasada en 1.700 millones la inversión acometida, gastos financieros incluidos.

  1. Hasta Abril de 2008 estaba como ministro de industria Joan Clos (ex-alcalde de Barcelona) y le sucedió Miguel Sebastián. El real decreto es de 16 de mayo del 2008.

      1. Ya, pero Clos firmó otros proyectos parecidos sin las barbaridades de este que firmó Sebastián. Al ser un proyecto que se firmó justo con el cambio de ministros me huele a que algún funcionario cambió los términos y se la coló a Sebastián.

        Por otro lado, ninguno de los dos exministros ha sido “contratado” por los beneficiados o afines.

  2. la foto es la siguiente:
    – don Emilio financia a Floren, y don Emilio se cobra sus buenas comisiones de apertura, estudio, estructuración, disponibilidad, etc.
    – Floren construye y gana un buen margen de construcción (30% s/ 1.700M€ = 510M€)
    – finalizada la construcción, don Emilio y Floren emiten project bonds que compran ahorradores alemanes, ingleses, etc. Con los project bonds se repaga la deuda a don Emilio.
    – el gobierno impugna la clausula de RPA.

    El marrón ya está transferido y a vivir que son 2 días!! (spain is diferent….)

  3. … lo firmó un inepto.
    Inepto no; inepto seria si lo pagase él pero como él firma que los paguemos nosotros… tiene otro nombre

  4. El juez que investiga el fiasco de la plataforma Castor, y que ocasionó más del mil terremotos frente a la costa de Vinaroz (Castellón) en 2013, ha rechazado fijar una fianza de más de mil millones de euros solicitada por la acusación particular para que las empresas impulsoras de este almacenamiento de gas -ACS y Escal UGS-, y el resto de investigados en el caso hagan frente a posibles responsabilidades civiles.

    La fianza solicitada por la Plataforma de Afectados de 1.035 millones de euros es el resultado de multiplicar 12.000 euros por cada habitante de las poblaciones afectadas por los seísmos: Alcanar, Benicarló, Sant Carles de la Rápita, Ulldecona y Vinaròs.

    El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Vinaròs ha considerado “prematuro” fijar esta fianza en este momento del proceso y en un auto ha calificado de “excesiva” la cantidad solicitada para hacer frente a las responsabilidades por el escaso número de perjudicados personados en el proceso. Los delitos que se investigan son prevaricación medioambiental y delito contra el medio ambiente y los recursos naturales.

  5. METER GAS BAJO TIERRA (A QUIEN SE LE OCURRE) ES DE LA PSOE.

    A ver si se entera la gente de una vez, y deja de echarle la culpa al presidente de la comunidad valenciana que no tiene nada que ver.

    Algo tendrá que decir no? Aunque no sea el actual, se supone que la generalitat estaba al tanto del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…