Ofrecido por

GurusBlog

¿Fisura en el sistema? ¿Y si los deshaucios si se pudieran parar?

brecha-pared-compressor

Parece y podría ser que Josep Manuel Novoa y Elpidio Silva hayan dado con la fisura en el sistema que permitiría no sólo paralizar los deshaucios sino incluso buscar responsabilidades penales entre los banqueros. Os reproducimos un fragmento del post donde se explica donde podría estar la brecha:

 

“Los bancos (y las cajas) una vez que concedían una hipoteca la empaquetaban en una emisión de bonos que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) registraba como paso previo a transferirla a un Fondo de Titulización y a una Sociedad Gestora.

La finalidad del Fondo de Titulización, vinculado al banco emisor de los bonos, sirve como comodín para ocultar en el balance contable de la entidad financiera que su capital social no está acorde para asumir el riesgo de impago de los préstamos y créditos hipotecarios que otorga. La desproporción puede llegar a ser 40 o 50 veces y las incidencias de morosidad actual lo transfieren a la quiebra. ¿Cómo se ocultan los miles de millones de euros otorgados en hipotecas?

Se sacan del balance del banco y se llevan al Fondo de Titulización que por no tener no tiene personalidad jurídica, ni dirección postal, digamos que es un ente etéreo que emite un folleto explicativo de las bondades del producto financiero sobre hipotecas otorgadas. De esta extraña forma los bancos han crecido desaforadamente y su capital se ha quedado donde estaba o ha crecido muy poco.

Otro actor es la Sociedad Gestora cuya función consiste en colocar en el Mercado financiero los bonos hipotecarios a los que incluía una calificación de solvencia prescrita por una de las agencias de rating. La Sociedad Gestora funciona así: A través del mecanismo del Mercado llegaban las hipotecas reconvertidas en bonos hipotecarios a las manos de los inversores ávidos de colocar su dinero en un producto rentable y seguro. El dinero de los inversores llegaba a la Sociedad Gestora y esta lo transfería al Fondo de Titulización y este lo remitía al banco emisor que de nuevo iniciaba otro ciclo al otorgar hipotecas con el mismo fin: emitir bonos hipotecarios en una repetición constante.

La adicción de la banca al procedimiento de titulización les reportaba más beneficios adicionales de los productos vinculados al préstamo hipotecario: seguros de todo tipo, altas comisiones, domiciliaciones de nominas y un largo etcétera que mantenía al cliente cautivo. Conclusión: Lo más importante de este método de “vender” los préstamos con garantía hipotecaria se trata de la triquiñuela de hacer desaparecer del balance contable del banco el “paquete de hipotecas” que se traslada al Fondo de Titulización que se convierte en cómplice necesario junto al regulador del sistema: el Banco de España que en ningún momento da la voz de alarma mientras desaparecen ingentes cantidades de activos en riesgo del balance contable del banco permitiendo mantener el ratio de solvencia (ficticio) respecto al capital social de la entidad.

Todo esto, explicado de forma sintetizada, está ocurriendo frente a nuestros ojos: los bancos venden, a terceros, los préstamos con garantía hipotecaria y en la epidemia de cuotas impagadas se aplica el vencimiento anticipado y se presentan en los juzgados que les autoriza inscribir la vivienda en el Registro de la Propiedad y aplicar, por las leyes que les amparan, el lanzamiento del deudor para tomar posesión del bien que garantizaba el préstamo.

Me inicie en este asunto tras preguntarme:¿Si el banco ha vendido el préstamo a un bonista por qué no se presenta el titular como acreedor de la deuda? Lo primero que te encuentras en la dispersa documentación que ampara el procedimiento: el banco tiene poderes para llevar el impago a la ejecución judicial. No obstante las preguntas continuaban. ¿Cómo es posible que nuestros bancos otorgaran préstamos con garantía hipotecaria al primero que pasara por la calle? ¿Qué sentido tenía forzar unas tasaciones cada vez más altas?

No hay otra respuesta: según la legislación española es el bonista (el último tenedor del bono que pasa de mano en mano) quien asume el riesgo y por lo tanto sufre el infortunio de que la hipoteca resulte fallida. La pregunta queda contestada: A los bancos no les importó “fabricar” un producto de riesgo (por falta de solvencia del deudor) que endosaban a un tercero en el Mercado financiero mientras ellos conseguían el beneficio de la intermediación. Al titulizar una hipoteca el banco se convierte en el gestor de cobro y transmite al Fondo de Titulización la cuota mensual del nominal y los intereses que llega al tenedor del bono.

Estamos llegando al magma de la cuestión: ¿Es el banco que ejecuta la hipoteca el propietario de esa deuda? ¿Tiene la legitimidad activa como para quedarse con la garantía?

Responder a estas preguntas no ha sido fácil ya que se tenía que encontrar, en documento legal, que el riesgo de impago corresponde al bonista, que el banco efectivamente “vendió” ese préstamo, que existe una emisión que contiene los préstamos hipotecarios, y explícitamente un listado que los identifica y detalla uno por uno. Efectivamente, existe esta documentación que acredita que serían los bancos alemanes los que les tocaría la peor parte al disponer de miles de millones de euros en bonos hipotecarios de los bancos españoles. Es aquí donde entra la política de la señora Merkel y el paco secreto que deben de haber llegado: por una parte los bancos alemanes no demandaran al Banco de España por falta de diligencia en el control de las entidades financieras españolas y los fallidos que se puedan producir irán a cargo de los contribuyentes españoles. Una infamia, una afrenta que nuestros políticos trafiquen con la vida y supervivencia de su pueblo. En definitiva una burla por la que quedan estigmatizados al modificar la Constitución garantizando el cobro a los acreedores con prioridad a las necesidades básicas de la población

Completar la documentación pertinente a unos determinados casos en proceso de desahucio y preparar un incidente de paralización cuyo borrador se ha rehecho varias veces introduciendo elementos que por una parte simplifican y en otras añaden prueba que los bancos no son acreedores legítimos de la deuda que reclaman.

Estos casos de prueba (en palabras de Elpidio Silva: cobayas) en busca de la efectividad de los argumentos jurídicos se debe de traducir en una demanda impecable que, con garantía, se presente de forma masiva en los juzgados con el fin de paralizar las ejecuciones hipotecarias. Se ha procurado recurrir a elementos de prueba documental y a un relato sobre el transito de un préstamo hipotecario que se cede a un tercero sin dejar constancia registral de ello, lo que provoca, interesadamente, que el banco pueda representar distintos papeles según le convenga.

Incluso después de vender el préstamo e incluirlo en una emisión de bonos, el banco, lo reutiliza para obtener liquidez del Banco Central Europeo al depositarlo como garantía. Operaciones de este tipo están detectadas y dosificadamente, para no empachar con una sobredosis de hipotecas irán apareciendo en el blog con todo el detalle. De momento no se citan los juzgados en los que se han presentado los cobayas para no influenciar mediáticamente a los jueces y que acaben de resolver sin presión alguna. ¿Es o no cierto que este asunto es una bomba?

Como conclusión: Las ejecuciones hipotecarias se pueden paralizar y además las ya consumadas se pueden revertir. La mala fe de los bancos en general de dirigirse a los juzgados escondiendo su calidad de cobrador del frac y como parte actora en el procedimiento omitir que actúa en nombre y representación del Fondo de Titulización y de la Sociedad Gestora puede provocar la anulación del juicio y la apertura de un juicio penal.”

Leer post completo: “La bomba atómica dirigida a la banca está lanzada

Comentario Gurús:

Cómo esas cobayas lanzadas empiecen a tener sentencias favorables me temo un real decreto o incluso un cambio en la Constitución de ser necesario en 3,2,1,….



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

10 comentarios

  1.    Responder

    España es un pais de Estados de Desecho… por eso no comprueban que los bancos desahuciadores presenten la hipoteca original con los sellos debidamente garantizados como que son los dueños de la hipoteca y no que son cobradores del frac. porque viendieron la hipoteca y no tienen el original.

  2.    Responder

    Una pregunta… ¿si no hay constancia “registral” como se puede averiguar el nombre y dirección del bonista, esto es del verdadero propietario de la hipoteca???

    1.    Responder

      El tema es q quien debe buscar a dueño” real” no eres tu sino el banco ya q en una ejecucion hipotecaria puedes alegar ilegitimidad, y son ellos los q tendria q actuar como detectives para averiguar donde esta tu hipoteca, eloos la vendieron a un tercero pero lo normal es q este tercero lo venda a su vez , y asi sucesivamente. osea q la hipoteca puede acabar en un fondo de pensiones chino. asi q vengan los chinos a reclamar!!

  3.    Responder

    El post pseudo jurídico de Silva y Novoa hace agua por todos lados. Confunde Derecho y periodismo. El banco que concede un préstamo hipotecario no lo “vende” a los alemanes, sino que lo pone como garantía de otro préstamo que “los alemanes” le hacen a él. Las titulizaciones hipotecarias no son un invento de los tiburones de Margin Call, sino que en España fueron reguladas ya por la Ley 2/1981. Los préstamos hipotecarios no “desaparecen del balance” y, si lo hacen, son sustituidos por el pasivo que para el Banco representa la deuda que asume con los tenedores de los bonos. Lo ilegal, negligente y hasta delictivo no es este mecanismo, sino la forma en que se utilizó en España: relajación de los requisitos de concesión de hipotecas a compradores de viviendas y -sobre todo- a promotores, la supresión de todo control sobre la cuantía de la deuda asumida por el sistema bancario, etc. Y sí, claro que el rescate de entidades bancarias sirve sobre todo para proteger a sus acreedores, a los tenedores de bonos, fundamentalmente “alemanes”, pero, ¿quién se atrevía en 2010 y 2012 a meter los dedos en el enchufe y permitir la quiebra de entidades bancarias, dejando desprotegidos a accionistas y bonistas de todo tipo y garantizando sólo los depósitos cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos? ¿No se habría producido una corrida bancaria en toda regla en toda clase de entidades españolas?

    1.    Responder

      Ryder, yo creo que estás mezclando conceptos. Tú estás hablando más de productos como las cédulas hipotecarias, por las que el banco obtiene liquidez de inversores que queda garantizada por la cartera hipotecaria del banco (teniendo que cumplir las hipotecas unos determinados requisitos). Aquí se habla de empaquetar cualquier tipo de hipoteca y venderla, es decir, desaparece un activo del balance del banco (que computaba en la ponderación por riesgo para fijar el importe de capital que debe tener el banco para cumplir Basilea) y lo sustituye por otro a activo, el dinero, que por supuesto no pondera por riesgo. Como ves son dos cosas con similitudes pero muy distintas.

      1.    Responder

        Pues si el banco vende la hipoteca y la sustituye por dinero, entonces también se deshace del riesgo de insolvencia de la hipoteca. Y en España las cajas de ahorro han tenido problemas porque sí les afectaba la insolvencia de los préstamos que habían otorgado y que habían financiado con bonos que ellas tenían que devolver.

        1.    Responder

          Ryder, claro que desaperecen los inconvenientes si venden las hipotecas. El problema precisamente lo han tenido con las que no han vendido y se han quedado en su balance, que no las cobran y sin embargo ellos tienen que afrontar la devolución de los fondos con las que las han financiado (bonos, préstamos en el interbancario, en el BCE, etc.).

  4.    Responder

    Ojalá se haga justicia, pero ya se ha visto como se las gastan los políticos. Elpidio José Silva fue inhabilitado sin pestañear. Fuera de los tribunales puede por fin buscar justicia para el ciudadano.

  5.    Responder

    Perdón, pero yo creo que lo que hay que hacer es acudir a las autoridades Europeas competentes y que sean los bancos alemanes quienes hagan frente a sus deudas…


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR