bankia

Fitch ha rebajado el rating de Bankia de BBB a BBB-,a un peldaño del bono basura, y ha mantenido en  BB+ (bono basura) el de NCG Banco, Liberbank y BMN, todos ellos con perspectiva ‘negativa’, una decisión con la que concluye el proceso de revisión para una posible rebaja en el que se encontraban las cuatro entidades.

Fitch explica que el recorte aplicado a Bankia se debe a que su marca se ha debilitado y a que la entidad se encuentra todavía inmersa en un proceso de reestructuración a gran escala impuesto por Bruselas. No obstante, la calificación coincide con la del bono español.

La agencia, que mantiene el grado de inversión para Bankia, añade además que la entidad, siendo el cuarto mayor banco español, ha disminuido su tamaño en comparación con las tres entidades que la preceden, que han expandido su negocio. En opinión de Fitch, esto hace que se reduzca la voluntad de las autoridades para ayudar al banco que preside José Ignacio Goirigolzarri en caso de necesitarlo.

No obstante, Fitch destaca que Bankia aún conserva una “alta probabilidad” de apoyo por parte del Estado debido a su magnitud e importancia sistémica, con una cuota de mercado de depósitos de casi el 100%. En este sentido, subraya que su marca sigue siendo “significativamente mayor” a la que poseen los grandes bancos españoles de segundo nivel.

En cuanto a BMN, NCG y Liberbank, la agencia de calificación reconoce la importancia de estas entidades en sus regiones centrales. En el caso de BMN, Fitch ha observado que el impacto de su reestructuración ha sido menor de lo esperado y ha puesto de manifiesto la disposición teórica por parte del Fondo de Reestructración Ordenada Bancaria (FROB) de realizar cualquier tipo de apoyo si fuera necesario, como también ocurriría en el caso de Bankia.

Por otra parte, advierte de que los ratings de BMN, Bankia, Liberbank y NCG podrían rebajarse en el caso de que sus marcos estratégicos fueran revisados a la baja, algo que se vería afectado por un mayor debilitamiento de la marca o por una posible rebaja en la calificación a España. Esto limitaría la voluntad del Estado de proporcionar apoyo a estos bancos en el caso de que fuera necesario.

En este sentido, explica que el ranting de estos bancos es sensible a los cambios legales, regulatorios, políticos y económicos. Si Fitch concluye que es probable que se debilite el apoyo estatal a los bancos españoles, esto conduciría a acciones de calificación negativas.

Finalmente, alerta de que el rating de NCG Banco es sensible a los cambios de propietarios que puede sufrir la entidad, cuyo proceso de subasta está previsto para este mes. “El rating podría ser revisado al alza si el banco se vende a una entidad financiera con mayor calificación. Sin embargo, podría tener efectos negativos si se vende a un socio más débil”, afirma la agencia, que también alerta de que una subasta desierta o un retraso en la venta también tendría consecuencias negativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…