bankia frob

La agencia de calificación Fitch ha rebajado el rating de la deuda a largo plazo de Bankia, Banco Popular, BMN, Liberbank y Cajamar tras la revisión que ha aplicado de forma conjunta a diversas entidades europeas y estadounidenses por las menores “probabilidades” de apoyo público.

En concreto, Fitch rebaja el rating de Bankia desde BBB-, en grado de inversión, a BB+, el primer escalón de la categoría considerada bono basura. En este último grado ya se encontraban los otros cuatro bancos, pero ahora Fitch rebaja a Popular dos escalones más (desde ‘BB+’ a ‘BB-‘) y uno a Cajamar (desde ‘BB’ a ‘BB-‘), y a BMN y Liberbank (estos dos últimos desde ‘BB+’ a ‘BB’).

“Las iniciativas legislativas, regulatorias y políticas han reducido sustancialmente la probabilidad de apoyo soberano para los bancos comerciales de Estados Unidos, Suiza y la Unión Europea”, esgrime la agencia.

Además, la agencia otorga perspectivas ‘positivas’ a Bankia y el Popular, y ‘estables’ a BMN, Liberbank y Cajamar.

Respecto al resto de bancos españoles, la agencia ha retirado el rating mínimo que otorgaba a once bancos españoles por el apoyo del soberano que consideraba recibirían en caso de necesidad, al considerar que este ya no está garantizado.

En concreto, las entidades españolas afectadas son Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Unicaja, Kutxabank, Ibercaja, Abanca, Banco Cooperativo Espanol, Laboral Kutxa, Caja Rural de Navarra, Sociedad Cooperativa de Credito (CRN) y Caja Rural del Sur, Sociedad Cooperativa de Credito (CRS).

Los bancos españoles no han sido los únicos afectados por la decisión de Fitch de revisar el apoyo público que podrían recibir los bancos europeos, ya que también ha rebajado en cuatro escalones la nota de Commerzbank (desde ‘A+’ a ‘BBB’) y los ratings de los austricacos Erste Group Bank, Raiffeisen Bank Internationalm, UniCredit Bank Austria y Volksbanken-Verbund.

En el caso de Italia, ha recortado las calificaciones de Unicredit, Banco Popolare, Banca Monte dei Paschi di Siena, Banca Popolare dell’Emilia Romagna (BPER) y Banca Carige, mientras que mantiene del Banca Popolare di Milano.

Resumiendo, se acabaron los rescates bancarios en Europa o al menos así lo entiende Fitch, bienvenidos a la era de los Bail In, donde serán los accionistas, deudores y depositantes los que rescatarán a los bancos.

Ver escala de ratings de las principales agencias de calificación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Quién controla el mercado del Lujo?

Tras comentar la concentración que existe en el sector de las semillas…

Para explicarle a tu hijo con una imagen lo que es la devaluación de una moneda

A la izquierda anuncio que aparecía en la prensa en Argentina en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

La banca acuerda aplazar el Armageddon de los derivados

Un cártel de 18 grandes bancos han acordado esta semana hacer la…