GurusBlog

Au Revoir. Fitch retira la triple A a Francia

francia

La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el rating de Francia, que pasa a ser ‘AA+’, un escalón por debajo de la máxima calificación de solvencia (‘AAA’), debido al elevado nivel de endeudamiento y las débiles proyecciones de crecimiento, aunque asigna a la calificación de la deuda gala una perspectiva ‘estable’.

En concreto, la calificadora de riesgos explica su decisión por el empeoramiento de las previsiones de deuda, que llegará al 96% en 2014, por encima del 94% previsto en diciembre, porcentaje del que bajará con más lentitud de la estimada anteriormente, ya que se situará aún en el 92% en 2017.

En este sentido, los analistas de la agencia subrayan que la ratio de deuda pública de Francia era la más alta entre los países con la máxima nota de solvencia, con excepción de EEUU, que se beneficia de la flexibilidad financiera que le otorga el dólar como moneda de reserva mundial.

Por otro lado, Fitch señala que los datos y previsiones de PIB son actualmente “sustancialmente menores” que cuando la agencia asignó una perspectiva ‘negativa’ al ‘rating’ galo, mientras que la tasa de paro se situó en mayo en el 10,9%, la más alta en 15 años.

“Fitch espera que la economía francesa se recupere más lentamente de lo que muestran las perspectivas oficiales, debido a los vientos de cara relacionados con la debilidad de la demanda exterior, el elevado desempleo, la consolidación fiscal y la débil competitividad”, indica la agencia.

De hecho, las perspectivas de la agencia son de una caída del PIB galo del 0,3% este año, para crecer un 0,7% en 2014 y un 1,2% en 2015, mientras que el Gobierno francés espera que Francia crezca un 0,1% este año y un 1,2% en 2014, para expandirse un 2% en 2015 y 2016.

“Como ya ha sido bien documentado por organizaciones como la OCDE, el FMI y la Comisión Europea, la economía francesa se enfrenta a una serie de desafíos estructurales, incluyendo la gradual pérdida de competitividad, la baja rentabilidad y las rigideces del mercado laboral, así como en los de bienes y servicios, lo que lastra las perspectivas a medio plazo”, añade.

No obstante, a pesar de esta rebaja de calificación, Fitch sostiene que Francia aún mantiene un perfil de crédito “extremadamente fuerte” por la riqueza y diversidad de su economía, reforzada por la solidez y estabilidad de sus instituciones civiles y sociales.

Asimismo, la agencia confía en que los riesgos de financiación del país galo será “muy bajos” como refejo de la estructura de vencimientos de la deuda francesa, que tienen una media de siete años, así como por los bajos costes y la flexibilidad que le proporcionan su estatus de referencia entre los emisores de la eurozona.

De este modo, Fitch señala entre los factores que podrían desencadenar una rebaja de la nota francesa la materialización de un empeoramiento mayor de lo previsto de las cuentas públicas, así como un deterioro de la competitividad y de las perspectivas de crecimiento, así como un recrudecimiento de las tensiones de la zona euro.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies