La eterna pregunta: ¿es necesario que un presidente de una compañía reciba jugosas aportaciones a un plan de pensiones por valor de millones de euros?. Es un modelo de retribución extra actual que usan muchas empresas, constituyendo un plan de pensiones privativo y en el que se consigue dotar una cantidad de dinero X, el cual suele ser mucho, para conseguir tener contento cuando se jubile a ese determinado directivo.

Yo que siempre he defendido los sistemas de retribución por objetivos y variable entiendo, en primer lugar, que este tipo de provisiones, dotaciones, amortizaciones para el futuro o, como quieras llamarlo, no es una forma más de otorgarle un bonus personal, intransferible, muy rentable y útil a uno de tus trabajadores más importantes.

Si hablamos del BBVA, llueve sobre mojado. Seguramente todos recordéis que hace unos meses, el Septiembre pasado, saltaba la notica sobre Jose Ignacio Goirigolzarri. Empleado y directivo desde hacer muchos años, el banco desde sus inicios había tenido a consideración , y más cuando pasó a ser Consejero Delegado de la entidad financiera, prepararle una pensión-subvención de lo más interesante: un valor en activo de 59 millones de euros, que serán otorgados a razón de 3 millones de euros al año.

Evidentemente esta formula, que no tiene mucha complicación, siempre termina beneficiando a los directivos que, no reciben el dinero para no cargarse fiscalmente hasta las trancas, y al final siempre reciben más de lo que el banco había aprovisionando por ellos; los intereses que ese dinero genere a razón de recibirlo a pequeños tantos pueden ser bastante grandes.

Ayer saltaba la noticia, el Consejo de Administración del BBVA lo volvió a hacer. El Presidente del banco, Francisco Gonzalez y el Consejo, habían enviado una carta oficial a la CNMV para anunciar oficialmente que la pensión para cuando deje el cargo será de 79 millones de euros, y no una cifra superior (+otros 75 millones de euros) como tenía acordado el presidente de la entidad en su contrato de objetivo y bonus.

La empresa ha sido muy clara:

No consideramos apropiado que, habiendo ya 79 millones de euros en el fondo de pensiones y siendo una persona mayor de 65 años, se sigan realizando aportaciones al mismo.

Personalmente, no puedo estar de acuerdo; aunque me queda un poco de duda, un reconcome por dentro que me da qué pensa:

¿Será capaz Francisco Gonzalez de vivir sólo con 79 millones de euros? Nótese el tono irónico por favor.

  1. Así es Miki… Cuando leí la noticia el otro día en prensa pensé: “Puff!!! Este pobre anciano las va a pasar canut@s”.

    De todas formas los accionistas del banco deben estar encantados de pagarle esa cifra, porque no parecen quejarse en ninguna de las Juntas Generales, ¿o estoy equivocado?

    Claro que hay otros, y no quiero Zeñalar a nadie con el dedo, que cobrarán una pensión algo menor en el futuro, pero cuya gestión nos está costando y nos costará bastante más a los accionistas de España S.L.

    Y no, me equivocado de tipo societario, porque esta sociedad, antes Anónima, ha pasado a ser Limitada… MUY limitada con los actuales gestores. 😉

  2. y no solo eso, si no que además, NO SE JUBILA¡¡¡, cobra por algo que no va a hacer. Lo saca de la contabilidad del Banco y, en en caso de que cambien las reglas a el ya no le toca y, encima, sigue cobrando todos los meses hasta que le echen, eso si es muy generosos por su parterenunciar a la indemnización por despido (quiza le parecia demasiado cobrar por ambas cosas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

¿Qué les trae a Elon Musk, James Murdoch y Sir Martin Sorrell a un somnoliento pueblo de pescadores en el hemisferio sur?

Es a las puertas de este pueblo, de apenas dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho, donde Sotheby´s y Christie´s tienen sus agencias inmobiliarias. Y, a primera línea de playa, las mansiones decoradas ex profeso con vastas colecciones de arte latinoamericano.