Ofrecido por

GurusBlog

Francisco González se auto nombra dueño y señor del BBVA

FG-compressor

A los 70 años de edad, y después de más de 15 años como presidente del BBVA, Francisco González optaba por realizar esta semana el cambio organizativo más drástico que se recuerda en mucho tiempo en el mundo de la banca. La excusa, impulsar la transformación digital del banco y para ello ha decidido que de los ejecutivos con más experiencia en el banco él y sólo él es el único digno de pilotar a los 70 años una transformación digna de Steve Jobs.

El resultado inmediato es visible. Francisco González ha logrado quedarse absolutamente sólo con el poder del BBVA y el consejo de administración del banco ha agachado la cabeza y se lo ha permitido. Basta con sólo ver el nuevo organigrama y compararlo con el anterior.

El lunes por la tarde, una tarde que será recordada como la de los cuchillos largos en el BBVA, Francisco González, despedía a Ángel Cano como CEO del BBVA y a la mayoría de ejecutivos que formaban parte del Consejo de dirección. Entre ellos a Deschamps, Moliner, Monell y Apoita, todos ellos hombres con años de experiencia en el sector bancario. Cualquier posible candidato que por experiencia, valía y conocimiento del sector podía ser un candidato a substituir a Francisco González dentro del banco fue  despedido en la tarde del lunes.

Captura de pantalla 2015-05-06 a la(s) 16.56.14

El nuevo organigrama trae muchas sorpresas: La primer, un hecho inaudito en las grandes empresas de hoy. Francisco González, a los 70 años de edad, pasa a ser no sólo presidente sino CEO del banco. Que los puestos de presidente y de CEO lo ocupen dos personas diferentes, es el A,B,C de cualquier código de buen gobierno.

Cómo número dos, González nombra a Carlos Torres. Un “recién” llegado al banco, sin hasta hoy con experiencia en la gestión directa de una cuenta de resultados. Tendrán que pasar al menos 4 o 5 años hasta que Carlos Torres pueda ser contemplado como un candidato a substituir a González.

Puestos a cargarse se ha cargado la figura del comité de dirección del banco. Queda él solo.

Cerca de González en el organigrama, y dependiendo de Carlos Torres queda un elenco de recién llegados al banco con menos de un año de antigüedad la mayoría de ellos y que pasan a dirigir nuevas áreas con nombres tan exóticos como Talent & Culture, Customer Solutions o Marketing & Digital Sales.

Los directores de país, los que realmente hacen que el BBVA gane pasta quedan hundidos cuál dinosaurios en el organigrama, dependiendo ahora todos de Vicente Rodero. Ya nadie que esté cerca del presidente lo puede substituir. Si en los próximos 5 años el consejo de administración decide buscar un recambio para González deberá hacerlo fuera del banco, dentro ya no quedan candidatos. A los miembros supuestamente independientes del Consejo del Banco, González se la ha metido doblada.

La transformación digital del BBVA

Francisco González lleva 10 años  con lo de la transformación digital del BBVA como piedra angular de su estrategia. Una estrategia que está siendo realmente cara, en los últimos cuatro años lleva desembolsados €3.600 millones pero que ha la hora de la verdad no está dando mucho frutos o al menos aún lo tienen muy lejos de el objetivo que repite constantemente de convertir al BBVA en el  mejor banco universal de la era digital. Sin tanta fanfarria ni fuegos de artificio el Banco Santander tiene más tasa de clientes digitales que el BBVA y la Caixa mejores soluciones tecnológicas y más coherentes que el BBVA y sin oficinas ni paseos por Silicon Valley.

Pensar que una entidad de 100.000 empleados, terriblemente regulada, y que necesita de los back ends,  procesos  y controles que necesita un banco se pueda convertir en una compañía con la agilidad que tienen los Stripe, Dwollas, Transferwise, Prosper o Coinbase de turno es simplemente no tocar con los pies en el suelo. Jamás lo podrás hacer. Primero porque no tienes la cultura, que es algo que se lleva en el ADN, segundo porque jamás atraerás el tipo de talento que necesitas, tercero porque la regulación a la que está sometido tu negocio te lo impide y cuarto porque el grueso de tus clientes a día de hoy, no son ni quieren ser digitales.

No queda muy claro  que es en lo que quiere González transformar al BBVA. Si lo que quiere es preparar el negocio para competir con los Stripe, Dwollas, Transferwise, Prosper o Coinbase, tendría que asumir que no podrá.

La única forma de poderlo hacer es crear un proyecto paralelo al del BBVA, un proyecto fuera del banco, un proyecto  que empezara de cero, con una cultura nueva, y que no fuera propiamente banco sino que fuera incorporando con agilidad los nuevos servicios distributivos que van apareciendo bajo un mismo paraguas. El problema de esta opción es que en el caso de que no funcione, su fracaso será muy visible.

Hace pocos días Ana Patricia Botín tenía claro que el objetivo estratégico del Santander era volver a centrarse en dar un buen servicio al cliente. Goirigolzarri, que ahora dirige Bankia tras ser jubilado anticipadamente por González del BBVA, esta incluso estudiando abrir las oficinas por las tardes para adaptarse así a los horarios que necesitan los clientes del banco.

Francisco González sigue empeñado en su transformación digital. De momento la cortina de humo le ha servido para cortar en una tarde la cabeza a todo aquel que internamente le pueda hacer sombra. Quizás tras 10 años repitiendo lo del mantra de la transformación digital del Banco y de no obtener resultados palpables mejores que los de la competencia, alguien se debería empezar a preguntar si es él, a los 70 años y con su pensión de €80 millones guardada ya fuera del BBVA, la persona idónea para pilotar esta transformación.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

3 comentarios

  1.    Responder

    Tras la salida de Juan María Nin como Consejero Delegado de CaixaBank, el banquero catalán ya está diseñando su futuro. El también ex vicepresidente de la entidad cuenta a su entorno más próximo su intención, que no es otra que presidir el segundo banco más grande de España: el BBVA.

    Según personas del entorno de Nin, “no hay ahora mismo un banquero que esté a su altura”, motivo por el cual el ex vicepresidente de CaixaBank entiende que será el elegido por los accionistas de la entidad azul, que son los que tendrán la última palabra.

    Francisco González no atraviesa su mejor momento en BBVA y él lo sabe. Su gran proyecto de digitalización no está funcionando como se esperaba y, según diversos agentes del mercado, su salida de la entidad está más cerca que nunca. Tras varias conversaciones con analistas y expertos en banca, se puede afirmar que el mercado piensa que el directivo debería haberse echado a un lado “hace ya un tiempo”, toda vez que su gestión “no ha sido la que se esperaba”. Para muestra un botón: la cotización de la entidad desde la entrada de González ha pasado desde los 16 euros hasta los 6 euros que cotiza en la actualidad.

  2.    Responder

    Francisco González es un auténtico peligro para el BBVA, accinistas, clientes y empleados. Colocado en la presidencia de la entidad con el único bagaje de haber sido compañero de colegio de Aznar, pasa de ser un Agente de Cambio y Bolsa que aprovechando el cambio regulatorio de la profesión se mete en un negocio de intermediación financiera del que, a día de hoy, hay zonas oscuras no investigadas por conveniencias políticas. De ahí, después de una venta del broker que regentaba, pasa a presidir Argentaria gracias a Aznar y a Rato.
    Llegó cortando cabezas a BBVA, incluida la del anterior presidente, Ibarra, al que traicionó con el único fin de quedarse sólo en el poder, quizás por el complejo de no saber nada de banca y una ambición ciega que ha llevado a puerto, y se marchará igualmente, no sabemos si por propia iniciativa o después de haber creado un auténtico problema sistémico en el panorama bancario español. No ha cumplido nada de lo prometido al llegar y después; ha ido modificando el estatuto del consejero para adaptarlo a la edad que el iba cumpliendo, todo ello como si el banco fuera suyo o los resultados avalaran su continuidad, aumentando su salario anualmente y subiendo su magro saldo del Plan de Pensiones con aportaciones cada vez más generosas. La justificación de una buena gestión está muy lejos de la realidad; los resultado han sido pobres, los dividendos a los accionistas se han rebajado y existe el peligro de que lo hagan más; los salarios de los empleados, excepto para sus protegidos y nuevos fichajes, se han deteriorado y lo único que parece mantenerle en el puesto es el apoyo político de este gobierno, y en contrapartida, González no pierde ocasión para loar los supuestos logros de Rajoy y sus medidas.
    Su política de cortar cabezas lleva aparejada una actuación de generosas indemnizaciones a los defenestrados con el fin de acallar sus posibles quejas. Parece ser que Cano se marcha en estas mismas condiciones, ya lo hizo Goirigolzarri que, además de trabajar ahora para Bankia, todavía sigue cobrando de BBVA. En segundos niveles hay otros que se han marchado igualmente a precio de oro. todo esto se realiza con pólvora de rey, es decir con el dinero de los accionistas.
    En su tiempo de “reinado” han sido sonados sus fracasos en China, Usa o Turquía, algunos de ellos con una continuidad hacia adelante con una mínima rentabilidad. Al final, la cuenta de resultados se lleva a buen puerto gracias a México que es una inversión anterior a su llegada a la entidad.
    Por último, su increíble Plan de Pensiones, 80 mm de €, ya no está en BBVA, ni siquiera en España, todo un ejemplo de confianza en la entidad y de patriotismo del que le gusta presumir.
    La marcha de González se está haciendo imprescindible para la buena salud del BBVA y, quizás, para todo el sistema bancario español.
    González, es otro ejemplo más del nepotismo político que coloca a “amiguetes” en puestos claves, se forran y el resto de la sociedad paga las consecuencias.

  3.    Responder

    Somos caciques hasta para eso.

    BBVA Y SANTANDER…

    Los dos bancos más grandes de España y que además son de lo más potente en Europa, y son un puro manantial de amiguismos y dinastías.

    P-A-T-E-T-I-C-O


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR