tim hortons

Los llaman Tax Inversions y parece que es la última moda en el ámbito de las fusiones y adquisiciones. A falta de poder incrementar los ingresos en la cuenta de resultados, la única forma de aumentar beneficios a corto plazo es mediante recompra de acciones, deslocalizaciones, reducciones de gastos y cómo no intentar reducir al máximo  los impuestos a pagar.

Está última parece que es uno de los motivos que está detrás de las recientes cifras récord en fusiones y adquisiciones en la industria farmacéutica (la mayoría empresas USa intentando comprar o fusionarse con empresas irlandesas y del Reino Unido) y es también uno de los principales motivos de la anunciada fusión entre Burger King Worldwide,  la segunda mayor cadena de restaurantes de comida rápida de EEUU,  y  Tim Hortons,  tercera mayor compañía del sector a nivel mundial, especializada en servir cafés y donuts.

Motivos de la fusión. Mientras Burger King es una empresa con sede en los EEUU y tributa por lo tanto a un tipo de impuestos de sociedades efectivo del 27%, Tim Hortons, aunque es una empresa que tiene gran parte de su negocio en los EEUU, es una compañía canadiense que tributará al 15% por sus beneficios, así que la fusión entre ambas se plantea cómo una excusa de trasladar el domicilio social de Burger King de los EEUU a Canadá, ahorrarse así unos 48 millones de dólares en impuestos y aumentar el beneficio de Burger King en un 17% sin hacer prácticamente nada salvo fusionarse con Tim Hortons.

Sin ir más lejos, en 2010, la fusión entre  Valeant Pharmaceuticals International y Biovail Corp, con redomiciliación de la primera en  Canadá, ha provocado que ahora la compañía esté pagando un tipo efectivo en el impuesto de sociedades del 5%. O sin ir más lejos en el sector del plátano la fusión de la norteamericana Chiquita Brands con la irlandesa Fyffes.

Con los tipos de interés bajo mínimos, uno de sus efectos secundarios es que a las compañías les empiece a salir a cuenta endeudarse para adquirir otras empresas en países con menores impuestos de sociedades, fusionarse y cambiar el domicilio social. Con el ahorro de impuestos obtenido les da para pagar en muchos casos los intereses de la deuda contraída. Toda una cortesía de los Bancos Centrales.

Leer: “El frenesí de fusiones y adquisiciones en la industria farmacéutica

omentarios
  1. Pues ya saben a poner los tipos como en Canada y menos quejarse

    Yo nunca entenderé pq existe el impuesto de sociedades cuando las empresas lo tienen muy fácil para pirarse a otro sitio, en cambio yo pondría toda la carga impositiva sobre los trabajadores que no tienen forma de escapar de Hacienda salvo en casos excepcionales. Todos salen ganando, las empresas no pagan impuestos, el estado recauda lo mismo y los ciudadanos tienen trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…