GurusBlog

El galimatías de los cheques: ¿cómo rellenarlos correctamente?

El que otrora fue de uno de los dinosaurios de los medios de pago, lleva años agonizando. Los adeudos SEPA y las transferencias, así como la generalización de las tarjetas, han comido terreno a los cheques. No obstante, continúan existiendo y, aunque muchos de nosotros probablemente nunca hayamos emitido ninguno, nunca se sabe cuándo puede llegar el momento.

Al cierre de 2016 el número de operaciones registradas con cheques había sido de poco más de 46 millones, un 5,79 % menos que durante el año anterior, frente a los más de 500 millones de transferencias y los casi 1.200 millones de adeudos SEPA que se resolvieron durante el mismo ejercicio, según la cámara de compensación Iberpay. Lo cierto es que los cheques llevan tiempo en peligro de extinción: entre 2008 y 2016 el volumen de operaciones no ha parado de disminuir, al igual que los importes (salvo en 2015, cuando el dinero abonado con este medio de pago se incrementó muy discretamente con respecto al ejercicio anterior).

¿Cómo se rellena un cheque?

Redactar correctamente un cheque puede tener cierta complicación, sobre todo para los que se enfrentan por primera vez a este medio de pago, señalan desde el comparador de cuentas HelpMyCash.com, que nos detalla qué elementos debe o puede contener un cheque. Los más importantes: el nombre del beneficiario, el importe que se debe pagar, la fecha y el lugar y la firma.

– El beneficiario: tendremos que indicar en el campo correspondiente el beneficiario del cheque, es decir, la persona que lo va a cobrar, por ejemplo “Juan López”. No obstante, un cheque puede ser expedido también “al portador”, es decir, que cualquiera puede cobrarlo lo que, por otra parte, incrementa el riesgo en caso de pérdida. Cuidado porque si se expide a favor de un sujeto determinado, pero, además, se incluye la expresión “o al portador” (por ejemplo, “Juan López o al portador”), será considerado como un cheque al portador, según establece la normativa actual.

– El importe: el cheque deberá contener el importe que tendrá que ser abonado al tenedor del título cuando lo presente para su cobro. Se indica tanto en letras como en cifras y es aconsejable situar tanto delante como detrás del número una almohadilla (#), para evitar que cualquiera pueda alterar la cifra, tal y como recuerdan desde el blog de Bankinter. En cualquier caso, la ley que regula los cheques es clara a este respecto: “Cuando en un cheque figure escrito el importe del mismo en letra y en números será válida la cantidad escrita en letra, en caso de diferencia”. Además, la normativa añade que “el cheque cuyo importe esté escrito varias veces por suma diferente ya sea en letra, ya sea en números, será válido por la cantidad menor”.

– La fecha y el lugar de emisión y de pago: aunque se deberían anotar los puntos anteriores, seguirá siendo válido un cheque sin fecha y sin el lugar de pago ni el de emisión. Si no se fija un lugar de pago, la Ley 19/1985 establece que “el lugar designado junto al nombre del librado se reputará lugar de pago. Cuando estén designados varios lugares, el cheque será pagadero en el primer lugar mencionado” y añade que “a falta de estas indicaciones o de cualquier otra, el cheque deberá pagarse en el lugar en el que ha sido emitido, y si en él no tiene el librado ningún establecimiento, en el lugar donde el librado tenga el establecimiento principal”. Por otra parte, “el cheque sin indicación del lugar de su emisión se considerará suscrito en el que aparezca al lado del nombre del librador”, tal y como especifica la normativa sobre cheques actual.

– La firma: será necesario que el emisor firme el cheque.

Además…

Hay una serie de requisitos que deben cumplir, según la Ley Cambiaria y del Cheque. En primer lugar, es menester que la palabra “cheque” aparezca en el documento. Segundo, el cheque deberá contener la obligación de abonar una cuantía determinada, por ejemplo, mediante la expresión “páguese por este cheque a” o “páguese a” y la cantidad concreta. Tercero, el cheque debe contener el nombre de la entidad que debe pagarlo, llamada librado, que tendrá que ser un banco en todos los casos. Adicionalmente, un cheque suele contener el número de cuenta contra la cual se ha expedido, así como una serie de elementos de lectura y seguridad que sirven para identificar el título.

¿Cómo endosar un cheque?

Endosar un cheque consiste en transferir a un nuevo beneficiario el derecho total a cobrar el cheque (la ley establece que los endosos parciales no son válidos). Si se trata de un cheque nominativo, para endosarlo será necesario que se libre con la cláusula “a la orden” o sin ella, pero nunca con la cláusula “no a la orden”, pues esta básicamente impide su endoso. Para endosar un cheque basta con que el endosante imprima su firma en el dorso y anote el nombre del nuevo beneficiario. No obstante, serán válidos también los cheques en los que no se especifique el nombre del endosatario (endoso en blanco). En estos casos, el nuevo beneficiario tiene derecho a escribir su nombre en el dorso del título o a endosarlo una vez más. Es importante no firmar el cheque en el dorso si no se quiere endosar el título a nadie, ya que en ese caso si lo encontrase un tercero podría cobrarlo al considerarse un “endoso en blanco”.

Las barras paralelas

Un cheque cruzado solo puede cobrarse a través de un banco que será el encargado de cobrárselo al librado. Este sistema se utiliza para aumentar la seguridad del documento, ya que este tipo de cheques se abonarán siempre en una cuenta corriente, lo que permitirá identificar a la persona que lo ha cobrado, a menos que el tenedor sea cliente de la entidad, que lo podrá cobrar en efectivo.

Para cruzar un cheque se deben dibujar dos barras paralelas en el anverso del cheque, es decir, en la parte en la que aparecen todos los datos, y lo puede cruzar tanto el emisor como el beneficiario. La ley diferencia entre los cheque cruzados generales, es decir, aquellos que simplemente tienen las dos barras y los especiales, aquellos en los que entre las barras aparece el nombre de un banco concreto, que será la entidad en la que se tendrá que cobrar.

‘Para abonar en cuenta’

Si se incluye en el anverso del cheque la expresión “para abonar en cuenta” (se escribe de forma transversal), el titulo solo podrá cobrarse en una cuenta corriente.

Cheque conformado

El objetivo de conformar un cheque es incrementar las garantías de pago. No olvidemos que en los talones de carácter personal, nadie garantiza que el librador tenga fondos, de manera que cualquiera podría ir extendiendo cheques sin tener dinero para pagarlos. Eso sí, la ley establece que cuando se emite un cheque sin la cuantía necesaria para pagarlo, el librador “deberá pagar al tenedor, además de ésta, el 10 por 100 del importe no cubierto del cheque, y la indemnización de los daños y perjuicios”.

Un cheque conformado no es más que un título en el que el librado, el banco que tiene que pagarlo, garantiza que el que lo ha expedido tiene el dinero que ha prometido pagar. Lo hace escribiendo en el cheque “conforme”, “visado” o “certificado” y su firma. El banco se encarga de retener el dinero indicado en el cheque, para garantizar que se pagará.

En resumen…

Para rellenar correctamente un cheque se tendrá que especificar el beneficiario si no queremos que sea al portador, así como la cantidad a pagar en letras y en números y firmar el título. También tendrían que aparecer la fecha y el lugar tanto de emisión como de pago, aunque ninguno de los tres aspectos anteriores será obligatorio. Lo que sí será necesario es que la palabra “cheque” aparezca en el título, así como el nombre del banco que debe pagarlo. También se podrán escribir las cláusulas “a la orden” o “no a la orden” y firmar el cheque en el dorso si se quiere endosar, así como dibujar dos barras paralelas en el anverso si se quiere cruzar, anotar la expresión “para abonar en cuenta” si se quiere evitar el cobro en efectivo o conformarlo en un banco para aumentar las garantías de pago.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies