La contra OPA de Eon es sin lugar a dudas un duro golpe para las aspiraciones de la gasista controlada por la Caixa. La verdad es que ante la oferta de la eléctrica alemana la prudencia aconsejarí­a una retirada a tiempo, más que nada porque el músculo financiero de E.ON es más que considerable, al igual que su capacidad actual de endeudamiento, con una capitalización bursátil de cerca de 66.000 millones de euros y sin casi endeudamiento, el margen de maniobra de los alemanes es más que ancho. Gas Natural un con valor en Bolsa de unos 10.700 millones de euros y una deuda de 3.500 millones no puede permitirse tener la manga muy ancha.

Parece que solo el Gobierno, con alguna que otra argucia legal, como su ya anunciada intención de cambiar el marco regulatorio de tarifas, puede acudir en ayuda de Gas Natural, para intentar rebajar el valor de Endesa y poder acercar su valoración a las posiblidades de la empresa catalana.

A todo esto y obviando las implicaciones polí­ticas de la operación, alguien deberí­a pedir reponsabilidades a los ejecutivos de Gas Natural, primero por su ya fustrado intento de adquirir Iberdrola, y después por abrir la caja de pandora al intentar hacerse con Endesa. Varios errores y consecuencias negativas de su última intentona, sobretodo si se queda en agua de borrajas.

1- Confiar que gracias a la intervención pública podrí­an hacerse con Endesa a un precio acorde con sus posibilidades.
2- Empezar con una oferta baja, sin lugar a dudas llama la atención y pone cachondos a otros depredadores.
3- De momento lo único que han conseguido agitando el sector eléctrico Español, es que Endesa se lanze a realizar reducción de tarifas para captar clientes. (Sin ir más lejos yo mismo he pasado de ser cliente de Gas Natural a cliente de Endesa, “la pela es la pela” y un descuento dle 10% en la tarifa de gas supone un ahorro anual interesante).
4- Al final, habrán conseguido que en el mercado español un nuevo y potente entrante con un fuerte potencial en gas, entre a competir directamente en el mercado peninsular, haciéndose con el principal operador eléctrico.

Mucho desaguisado y consecuencias negativas para el accionista de Gas Natural, consecuencia de unas malas decisiones estrategicas y tácticas tomadas por sus ejecutivos.

A todo esto, salvo que puedan alcanzar un acuerdo con Iberdrola, y siendo quizás un poco aventurado, no serí­a extraño, que los ejecutivos de Gas Natural, con tal de no quedar retratados intentasen mejorar la oferta de E.ON ( ví­a una ampliación de capital). Los motivos, a parte de quedar retratados, son ahora, tratar de evitar la entrada de un competidor formidable y como no, aprovechar el momento,….está es la oportunidad convertirse en un jugador importante a nivel nacional, y parece di­fícil que exista en un futuro próximo un entorno más favorable. Sin embargo hay que señalar que una aumento de precio, ví­a ampliación de capital es una operación financieramente desastrosa para los actuales accionistas de Gas Natural.

Será un buen ejemplo para ver que se impone…si el seny catalán con una retirada a tiempo, o bien el egoismo de los ejecutivos, que tras cometer un error de bulto no les importará cometer otro mayor, para amasar más poder.

Por cierto, a mi que la Endesa sea Española, Catalana, Alemana o China, me trae sin cuidado, mientras se preste un buen servicio al cliente. Solo recordaros que Endesa en la actualidad pertence más a fondos de inversión internacionales que a españoles de pura cepa. Otra cosa es que se pierda el control español en la toma de decisiones de la eléctrica, y claro, entonces se acaba que nuestros poderes “Españoles” puedan chupar y vivir de la eléctrica…. pero esto a mi no me afecta. Quizás al polí­tico de turno que defiende a los campeones nacionales…si.

Por cierto interesante el apunte que realiza el blog Hecho Relevante…sobre como podría jugar el gigante italiano Enel en la operación.

  1. Gas Natural Fenosa ha hecho caja con parte de su cartera inmobiliaria. La empresa energética ha vendido cuatro edificios corporativos en Madrid por un importe superior a los 206 millones de euros, según ha comunicado en un hecho relevante a la CNMV.

    Gas Natural, que seguirá en todos esos inmuebles como inquilino en régimen de alquiler, ha logrado unas plusvalías netas de 35 millones de euros con la operación.

    En concreto, la compañía gasista ha vendido a la socimi Zambal Spain su sede en Madrid, ubicada en Avenida de San Luis 77, por 120 millones de euros, como adelantó EXPANSIÓN el 24 de noviembre. Se trata de un inmueble con una superficie cercana a los 31.900 metros cuadrados y 979 plazas de aparcamiento.

  2. Gas Natural Fenosa pedirá una indemnización de 1.000 millones de euros. La Embajada de Colombia le dice al Gobierno español que fue una liquidación, no una expropiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

¿Se inicia una debacle inmobiliaria global o solo estamos ante una pausa en el Boom?

Con los tipos de interés a niveles ridículamente bajos y los inversores…