Ofrecido por

GurusBlog

Los que pertenecen a la Generación Y consideran que la banca no será necesaria

3027197-inline-millennial-index-banks-2

 Bancos, lo sentimos mucho, pero la semilla para que vuestra industria sufra cambios disruptivos ya ha sido sembrada. Una encuesta realizada por Scratch en EEUU a 10 mil personas pertenecientes a la denominada Generación Y (nacidos entre 1981 y 2000) da unos resultados bastante claros. No sólo la banca están en entre 4 de las 10 marcas más odiadas sino que parece que los de la Generación Y consideran la existencia de la banca como algo irrelevante.

Un tercio de los encuestados consideran que en un futuro podrán vivir sin tener que contratar los servicios de un banco en su vida. En una era en la que cada vez son más las startups que se dedican a ofrecer algunos de los servicios que tradicinalmente ha prestado la banca, parece que las Stripe, Square, Bitcoin, TransferWise, Kantox, Prosper, Dwolla y un largo etc, ofrecen una propuesta de valor muy superior a la que está ofreciendo la banca traidcional al prestar sus servicios.

Igual la visión de los pertenecientes a la Generación Y acabará siendo utópica pero un grueso de ellos cree que la forma a la que accedemos al dinero y cómo pagamos las cosas será completamente diferente de aquí a cinco años.

La generación que llegó a su adolescencia justo cuando el uso de internet empezó a extenderse parece que está más que lista para que el sector tecnológico le ofrezca servicios y soluciones que la banca no ha sido capaz de proveer de forma satisfactoria. Más de 3/4 de los encuestados indican que prefieren que sus servicios financieros sean prestados por empresas como Google, Amazon, Apple, PayPal o Square que por los bancos de los cuales son hoy en día clientes. Más alto y más claro no se puede decir: Los bancos no están cubriendo sus necesidades y cuando no tienes un cliente insatisfecho durante años después no te sorprendas si cuando tiene una oportunidad deja de ser tu cliente para no volver jamás.

La oportunidad de mercado está servida, ahora sólo queda por ver si cientos de startups o las grandes empresas tecnológicas serán capaces de aprovecharla mientras la Banca intenta desesperadadamente hacer lobby para poder levantar barreras de entrada a golpe de legislación y regulación.

Vía Fastcompany



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    Creo que se tiende a confundir el deseo con la realidad. Como no, oh sorpresa, las industrias con menos riesgo son: online, personal computing y mobile, el resto es todo basura que será fagocitada por los gurús de la nueva economía… ¿tan corta es la memoria de la gente? creo que si alguna industria ha sufrido fuertes disrupciones en los últimos 10 años han sido precisamente esas tres. Nokia, BlackBerry, Tablets, Smartphones, Windows, Apple, Android, Linux, apps, etc. ¿os suena la película? Es un error muy común de todas las generaciones pensar que en tecnología se ha llegado al máximo desarrollo posible. Yo hago mi apuesta: estos tres sectores que indican como más alejados de sufrir una disrupción son los más cercanos a sufrirla. Ayyyy, cada vez que me cuentan las glorias del ciberespacio me acuerdo de aquella preciosa época; finales de los 90, cuando un puñado de seres hiperinteligentes que contabilizaban los créditos como si fuesen ingresos nos dijeron que se habían acabado los ciclos económicos… ¿os acordáis de ellos? Y ahí está la Coca-Cola, con su fórmula secreta, que tras más de 100 años sigue vendiendo miles de millones de litros de refresco al año por todo el mundo y que en su cartera de I+D cuenta con dos logros, quitarle el azúcar y la cafeína a una bebida a la que ellos le añadían previamente el azúcar y la cafeína; brillante, sencillamente brillante; me preocupa que un día en Twiter alguien nos re-twitee una forma disruptiva de consumir Coca-Cola por el puerto USB.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR