crowdfunding

Las plataformas de crowdfunding no podrán captar más de dos millones de euros por cada proyecto y tendrán que contar con un capital social inicial de 60.000 euros, según han detallado fuentes del Ministerio de Economía.

Las fuentes han reconocido que la captación de financiación para cada proyecto se podría fraccionar para esquivar este límite, si bien han asegurado que no existe un “excesivo temor” ante este supuesto. En cuanto a los requisitos de acceso, desde Economía han defendido que son “muy reflexionados” y han asegurado que no parece un “obstáculo elevado” para estas plataformas.

En este sentido, han precisado que se ofrece la alternativa de un seguro de responsabilidad civil por posibles daños en su actividad.

Los inversores minoristas podrán invertir hasta 3.000 euros anuales en un proyecto de crowdfunding y un máximo de 10.000 euros en el conjunto de plataformas, según el proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

En rueda de prensa, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha señalado que la CNMV, junto con el Banco de España, serán los encargados de supervisar la actividad cuando ésta consista en la intermediación de préstamos.

La nueva normativa distingue entre inversores acreditados e inversores no acreditados. Los primeros son los institucionales, las empresas que superen determinados niveles de activo (1 millón de euros), cifra de negocio (2 millones) o recursos propios (300.000 euros) y todas las personas físicas o jurídicas cuyos niveles de renta superen los 50.000 euros al año o tengan un patrimonio superior a 100.000 euros y soliciten expresamente este tratamiento.

El Gobierno ha establecido que los inversores acreditados podrán invertir sin límite en este tipo de proyectos, mientras que los no acreditados, por su carácter minorista, tendrán límites anuales a la inversión (3.000 euros por proyecto y 10.000 euros en el conjunto de plataformas) y deberán requerir la firma manuscrita por la que manifiestan, antes de adquirir ningún compromiso de pago, haber sido advertidos de los riesgos de este tipo de inversiones.

El Ejecutivo también busca velar por la transparencia, por lo que la nueva regulación garantizará que todos los inversores tengan acceso a información suficiente sobre aspectos como la propia plataforma, el promotor y las características del vehículo utilizado para captar la financiación, así como sobre todos los riesgos que implica la inversión en este tipo de proyectos.

No vamos a entrar en si los límites son o no son no adecuados, el principal problema que le veo yo, y que hará que muchas de las actuales plataforma de crowdfunding sean inviables o resulten mucho más caras, está en que la nueva regulación puede suponer unos costos burocráticos para estas que sean del todo inasumibles. ¿cómo van a poder controlar si un inversor no acreditado lleva más de 10 mil euros invertidos en diferentes plataformas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

La historia del Bitcoin. De 2008 a 2013

Damos un repaso a los principales acontecimientos que hasta hoy han marcado…