Ofrecido por

GurusBlog

El día que el Gobierno se rió del pequeño ahorrador

ahorro depósitos

Las recientes directrices ‘impuestas’ por el Banco de España en materia de remuneración de los productos de ahorro a las entidades financieras no es, ni más ni menos, que la muestra de cómo el Gobierno se ríe de los pequeños ahorradores.

Primero que quede claro que estas medidas solo afectan a los pequeños ahorradores ya que son los que tienen depósitos bancarios, pagarés de entidades o cuentas remuneradas por ejemplo. No creo yo que las grandes fortunas contraten este tipo de productos y, en caso de que los tengan, doy fe sin ser notario, que seguro que las entidades les ofrecen condiciones fuera de mercado que no le ofrecen al resto de clientes.

Segundo, el limitar las rentabilidades a las entidades financieras en sus productos no deja de ser un claro intervencionismo, incompatible con el ‘libremercado’ tan alabado por los gobiernos neoliberales.

¿Por qué de estas medidas?

Varias son las ideas que me vienen a la cabeza. La primera es que pagar menos por los depósitos por ejemplo, supone un aumento en los márgenes de las entidades financieras lo que deriva en mayores beneficios y más probabilidades de que las entidades devuelvan al Tesoro el dinero que el Gobierno les ha prestado. La segunda es más retorcida pero no por ello descabellada. El pequeño ahorrador que huye del riesgo para sus ahorros al ver que no obtiene la rentabilidad esperada se tiene que acercar a otros productos, siempre sin riesgo, que le compensen esa pérdida, apareciendo emergente la figura de la deuda pública que emite el Tesoro como alternativa. Total, si nos consta que las entidades financieras están comprando deuda española, ¿por qué no comprarla directamente por parte de los pequeños ahorradores?

En ambos casos se está coaccionando y condicionando al pequeño ahorrador, cual borrego, dirigiéndole de forma directa o indirecta a contribuir con el saneamiento de las arcas del Estado.

¿Qué está ocurriendo?

Hasta la fecha, entidades extranjeras que trabajan en España, estaban manteniendo altas rentabilidades al no estar obligadas a cumplir las directrices del Banco de España, pero muchas de ellas están cediendo a la presión y están reduciendo los tipos de remuneración. Banco Finantia Sofinloc, Banco Caixa Geral, Banco Espirito Santo,…, eran algunas de las entidades que habían hecho caso omiso a las nuevas directrices y aguantaban la rentabilidad. Pero salvo la última indicada, todas han acabado sucumbiendo.

ING Direct en materia de cuentas remuneradas y el Banco Espirito Santo en materia de depósitos, se han convertido en las entidades que aguantan y, por lo tanto, más proclives a recibir dinero de los pequeños ahorradores. ¿No está arrojando el Gobierno de España el ahorro de los españoles a entidades extranjeras? Productos puntuales como por ejemplo la Cuenta Coinc de Bankinter, conservan rentabilidades elevadas pero son casos inusuales (4% TAE). ¿Cuánto tiempo tendrán estas rentabilidades vigencia? Dudamos que mucho, pero por ahora son de las pocas opciones que le quedan al pequeño ahorrador para invertir sin riesgo.

¿Qué pasará a partir de ahora?

Si el pequeño ahorrador rechaza la alternativa de buscar depósitos en otras entidades ya que sabe que no tendrá más rentabilidad que donde está, las entidades financieras sufrirán menos fugas de ahorros de clientes y conseguirán inmovilizar los que les queden a un mayor plazo. Probablemente sea lo que pase en la mayoría de los casos. ¿Alternativas? Seguro.

Algunos ahorradores continuarán cambiando sus dineros de entidad por poco más que les den de rentabilidad. Otro pequeño porcentaje de ahorradores puede que se anime a la compra de deuda pública. Los más osados, optarán por contratar productos con cierto riesgo para aumentar la rentabilidad.

José Luis del Camp Villares, colaborador de iAhorro



Saber más sobre los temas de este Post

Conversación


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR