Goldman Sachs ha estimado que la banca española, obligada a provisionar cerca de 54.000 millones de euros con la reforma financiera, aún tiene que limpiar sus balances de activos ligados al ladrillo por otros 58.000 millones de euros, y así acabaría con las dudas de los mercados sobre la salud del sistema financiero español.

En un informe que analiza la situación que atraviesa la banca española tras la reforma financiera aprobada el pasado 3 de febrero, la compañía estadounidense justifica estas provisiones en el intento por frenar este “escepticismo”.

De los 58.000 millones estimados, que engrosarían la factura por los activos inmobiliarios por encima de los 100.000 millones, Goldman considera que los bancos españoles tienen que dotar 19.000 millones para los activos problemáticos, mientras que el resto de los 39.000 millones se destinarían a prevenir los créditos en riesgo de impago.

En cuanto a la separación de los activos ligados al sector inmobiliario en una sociedad independiente, tal y como se plantean el Banco de España y el Ministerio de Economía y Competitividad, el banco estima que la factura oscilaría entre 21.000 y 37.000 millones de euros.

Goldman pone de manifiesto que la banca española ha sido la gran beneficiada de las subastas de liquidez del BCE y prevé que las entidades españolas afronten con garantías los próximos dos o tres años. De producirse un escenario de fuertes pérdidas, observa con posiciones de capital “fuertes” a Santander, BBVA, Sabadell y Bankinter.

Ahora bien, a la hora de recomendar inversiones en la banca española, la firma norteamericana se decanta por la gran banca: Santander y BBVA, ante la diversificación de sus negocios.

  1. Tenemos una situación de corrida bancaria en toda regla, con movimiento de depósitos hacía el centro de la eurozona. Con una moneda independiente esta se habría devaluado brutalmente. Además, la persistencia española en sus medidas insostenibles, y la situación previa creada por Grecia, está provocando un contagio poco justificado sobre Italia, un país que no es tan dependiente de la financiación exterior como España. Tal y como yo había previsto, la tensión política hacía la ruptura del euro vendría por los paises superavitarios. Es una tendencia que se viene percibiendo desde la crisis del 92, con el famoso referendum danes. Es una pena, porque Europa pierde la oportunidad de internacionalizar su moneda, un paso que Japón no quiso dar en los 80 y le costó caro.

    Si hemos llegado a esta situación es por el diseño defectuoso del euro, pero las medidas que está aplicando el gobierno de España tampoco son las más adecuadas para una crisis de deuda externa. La posición neta inversora internacional es del -90% PIB, la deuda externa bruta del 160% PIB y los pasivos totales con no-residentes 216% PIB, una situación parecida a Grecia.

    Tenemos un reguerillo de capital privado y el resto la liquidez del BCE. Alemania se ha plantado y no quiere recapitalizar la banca española mientras no se adopten medidas coherentes, que no vayan encaminadas a salvar a los Florentino Pétez y Rodrigo Rato.

    http://laproadelargo.blogspot.com

  2. ¡Buen post!! Ya es hora que te integres en la web a esta gran opción que te da la oportunidad de comunicarte con esta gran alternativa virtual que está para ayudarte en todo lo relacionado con tarjetas credito, pagar deudas# y finanzas personales sin que tengas que navegar más de la cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…