GurusBlog

Goldman Sachs compra los bonos venezolanos del hambre con un descuento del 70%

No vamos a detallar la situación en la que se encuentra en estos momentos Venezuela, tras más de 60 días continuos de protestas, pero si que creo que resulta interesante resaltar un hecho que ha ocurrido esta última semana y que es un buen indicador de la situación en la que se encuentra el régimen de la denominada revolución Bolivariana y sus contradicciones.

Recordad que el régimen bolivariano culpa de todos los males económicos que sufre el país a un complot imperialista capitalista internacional que quiere devastar la economía bolivariana para hacer caer al gobierno de Maduro.

Esta misma semana se conocía que Goldman Sachs (alias el calamar), había adquirido en el mercado secundarios bonos de PDVSA (la petrolera estatal venezolana) que estaban en manos del Banco Central de Venezuela que tenían un valor nominal de 2.800 millones de dólares y por los que ha pagado 800 millones,  comprándolos con cerca de un 70% de descuento sobre el nominal de los bonos y que tienen vencimiento en 2022.

La operación nos demuestra varias cosas, que ya eran bastante obvias:

1) Que el régimen bolivariano está completamente desesperado para poder obtener dólares al precio que sea, incluso vendiendo bonos con descuentos del 70% con tal de poder tener dólares y hacer caja con la que poder afrontar sus compromisos.

2) Que el supuesto boicot imperialista capitalista internacional para derribar económicamente al régimen es más una excusa para ocultar una gestión nefasta que una realidad. Entre otras cosas porque si se quisiera ahogar financieramente el régimen bolivariano Goldman Sachs no estaría dándole balones de oxígeno.

3) Mucho supuesta ideología socialista del siglo XXI pero si es menester sostener un régimen aquí no importa con quien se tenga que hacer negocios para poder captar cash, si se tiene que negociar con el calamar se negocia con el calamar.

4) Aunque el régimen Venezolano se denomine socialista parece que le va aplicar planes de austeridad en esteroides con tal de seguir pagando sus deuda y poder seguir financiando su mala gestión. Maduro hace tiempo decidió que para el es más prioritario poder pagar la deuda que importar la comida y las medicinas que los venezolanos necesitan.

5) Cómo el actual régimen dure muchos años más uno se pregunta que activos le van a quedar al Estado Venezolano. Gran parte de la producción futura de petróleo está hipotecada para pagar la deuda contraída con los Chinos, los rusos tienen en garantía el 49% de Citgo, su filial en EEUU y una de las joyas de la corona de PDVSA, las reservas de oro entregadas en garantía a los bancos de inversión norteamericanos y los bonos vendidos en las rebajas.

Saber más sobre los temas de este Post

Conversación

4 comentarios

  1.    Responder

    pues sí que este hombre se esta luciendo… como sigan asi van a acabar como Zimbabwe

  2.    Responder

    Que Maduro es un inútil que debería dimitir, yo creo que esta claro. Otra cosa es que no entiendo la obsesión que hay con Venezuela en los medios. Goldman Sachs no dudaría un momento en boicotear hasta a su propia madre si con ello sacase algún beneficio, y si está comprando bonos será porque le interesa para sacar algo de Venezuela y aprovecharse de su mala situación. En fin, en manos de quien está esa pobre gente entre unos y otros…

  3.    Responder

    Que el régimen bolivariano este desesperado vendiendo las acciones nacionales para poder obtener dólares al precio que sea, con el aval del 70% de descuento es inconstitucional.

    Un encargado de dirigir un país no puede hacer un trato en tan pésimas condiciones, eso demuestra que no solo esta desesperado el Sr Maduro, sino que no tiene ni una gota de conocimiento de economía.

    Y pensar que solo es una de las tantas cosas malas que esta haciendo en la economía nacional.

  4.    Responder

    La nefasta gestión del régimen venezolano le ha llevado a que una de la pocas vías de obtener divisas y financiación sea su petrolera PDVSA.

    Un impago de deuda por parte de PDVSA cerraría completamente el acceso a los mercados financieros al régimen.

    Por otro lado, gran parte de los activos de PDVSA están fuera de Venezuela. Con lo que frente a un impago la expropiación de sus activos sería casi inmediata, lo que llevaría a un desmantelamiento de la principal empresa del régimen.

    El régimen y el calamar lo saben muy bien. El régimen pagará aunque su población muera de hambre.

    El calamar sabe que pase lo que pase PDVSA le pagará. El calamar se asegura un 350% de rentabilidad sin contar los cupones….


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies