goldman_sachs

goldman_sachs

La entidad estadounidense Goldman Sachs cree que la economía española permanecerá en recesión durante 2013 y 2014, ya que prevé que el Producto Interior Bruto se contraiga un 1,7% este año y dos décimas el próximo, después de haber caído un 1,3% en 2013.

Según recoge un estudio sobre la economía europea realizado por la entidad, la economía española es la que peor se comportará en los próximos años entre los principales países de la eurozona, que en su conjunto se contraerá cuatro décimas en 2013, tras el -0,5% de 2012, y crecerá un 0,9% en 2014.

En concreto, el PIB de Italia caerá un 1,1% en 2013, en comparación con el descenso del 2,2% registrado en 2012, y volverá a aumentar en seis décimas el próximo año. En el caso de Francia, su economía se contraerá tres décimas este año, después de estancarse en 2012, y crecerá seis décimas en 2014.

Alemania volverá a ser el país que mejor se comporte de la eurozona, aunque la contracción económica que atraviesa la unión monetaria lastrará su economía, que pasará de un crecimiento del 0,9% en 2012 a un 0,6% en 2013. Para 2014, Goldman Sachs espera que la economía germana repunte y crezca un 1,9%.

De cara al futuro, las previsiones de la entidad asumen que España e Italia crezca alrededor de 1,5% después de 2016, mientras que el PIB de Francia se incrementará en torno a un 2%.

INCUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT.

Por otro lado, Goldman Sachs considera que tanto España, como Italia y Francia, no lograrán alcanzar los objetivos de déficit marcados y, en el caso de 2012, se desviarán en torno a medio punto porcentual de la meta. Por ello, cree que estos tres países, “especialmente España”, necesitarán adoptar nuevas medidas de austeridad.

En concreto, el banco prevé que el déficit español cierre 2012 en el 7,6%, a diferencia de la afirmación realizada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Debate sobre el estado de la Nación, en el que aseguró que se situaría por debajo del 7%.

Para 2013, cree que el déficit de España se situará en el 6%, frente al objetivo acordado con Bruselas del 4,5%, mientras que en 2014 cerrará en el 4,3% y no en el 2,8% previsto.

De hecho, Bruselas ha publicado este viernes sus previsiones, más pesimistas que las de Goldman Sachs, que calculan que el déficit será el 7% en 2012, sin contar las ayudas a la banca, del 6,7% en 2013 y del 7,2% en 2014.

Aún así, el vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha dicho que relajará el ritmo de reducción del déficit para España si los datos confirman que el Gobierno cumplió el ajuste estructural exigido en 2012.

Respecto a la deuda, prevé que siga creciendo en los próximos años, aunque en menor medida que en 2012, cuando se incrementó en torno a diez puntos porcentuales en España, al igual que en Irlanda, Portugal e Italia. En el caso concreto de la economía española, no cree que alcance sus máximos hasta 2015, un año más tarde que el resto de países.

“Según nuestras previsiones de deuda para España, y probablemente para Francia e Italia también, parece improbable que se reduzcan los ratios de deuda respecto al PIB a la velocidad suficiente para caer por debajo del 60% en 20 años, a menos que se alcancen objetivos más ambiciosos en el medio plazo en el presupuesto primario”, agrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

El falso sueño americano

¿Por qué el 1% más rico de los estadounidenses se lleva el 20% del ingreso nacional, pero el 1% más rico de los daneses sólo el 6%?