Carsten Kengeter, que hasta mediados de 2013 dirigió la división de banca de inversión de UBS tras haber trabajado durante doce años en Goldman Sachs, será el nuevo consejero delegado de Deutsche Boerse a partir de junio de 2015, según informó el gestor de la Bolsa de Fráncfort.

Kengeter relevará así en el cargo a Reto Francioni, quien ha dirigido la compañía durante la última década, tras la junta general de accionistas prevista para el próximo 13 de mayo.

“Reto Francioni cumplirá 60 años en agosto de 2015”, señaló Deutsche Boerse en un comunicado, donde explica que en los últimos meses la compañía había iniado el proceso de búsqueda de un sucesor para Francioni, quien ha tomado parte en la selección.

De este modo, Carsten Kengeter se incorporará al consejo ejecutivo de Deutsche Boerse el próximo mes de abril como muy tarde y desde el próximo 1 de junio asumirá la posición de consejero delegado tras la celebración de la junta anual de accionistas de Deutsche Boerse.

Por su parte, el actual viceconsejero delegado de la compañía, Andreas Preuss, ha visto ampliado su mandato hasta el 31 de mayo de 2018.

Tras anunciarse el nombramiento, Carsten Kengeter, de 47 años, expresó su satisfacción por poder dirigir la compañía “en su siguiente fase de expansión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…

Estos son los 16 países que más pagan a sus Médicos

Probablemente la medicina sea una de las profesiones con mayores barreras de…

Ya vuelve el Séptimo de Caballería a la Bolsa

A partir de la semana que viene pueden volver a recomprar sus acciones empresas que tienen aprobados programas de recompras de acciones por importe de unos $140 billones (billones norteamericanos) al trimestre.