google index

Google, el mayor gigante de Internet, ha sufrido durante los últimos años una gran cantidad de demandas. Un acoso y derribo que, por parte de distintas multinacionales, se ha intentado contra el buscador más importante del mundo para que dejara de indexar determinadas informaciones que afectaban a su imagen, hablaban mal de alguno de sus productos, etc.

Muchas han sido las teorías de la conspiración sobre si Google colocaba a mano determinadas críticas, más duras que otras, entre los primeros resultados del buscador con tal de conseguir dañar la imagen de algunas empresas en concreto. Que google pueda “castigar” a una empresa o persona que no le guste, ha sido para los conspiranoicos, una clara forma de beneficiarse de su propio monopolio de forma encubierta.

Hasta la fecha, no ha habido ni una sola prueba de que Google haya actuado de manera caprichosa a la hora de las clasificaciones de los resultados indexados. Si en algún momento lo han hecho, es evidente que no se ha hecho público, algo que podría destrozar de golpe la reputación de Google.

Hasta la fecha, los únicos descartes que se creían  realizados, trackeados y reconocidos por el ultra secreto departamento de desarrollo de Google Search, habían sido a determinados blogs personales de los empleados de Google. Que, o bien por molestos, o por que consideraban que podían salpicar a alguna cuestión interna, podrían haber sido retirados de indexación, el caso más sonado fue el de Jason Morrison.

Jason Morrison creía que era su caso. Google había decidido no indexar más su blog personal. Hasta que se dio cuenta a los días, después de poner a caldo al buscador alojado en Mountain View, que no era cierto. El mismo había hecho unos cambios que habían hecho que perdiera el posicionamiento en Google Search.

Parece, por tanto, que el sistema de clasificación que usa Google para indexar los resultados está realmente muy centrado algoritmos, hasta sus propios y molestos empleados se rigen por las mismas normas que el resto. Así que si las empresas, marcas o personas que crean que son retirados o dañados, deben darse cuenta que simplemente, no es nada personal.

omentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Cien millones para revolucionar el mundo de la radiología

Jonathan  Rothberg, ha obtenido $100 millones para poder sacar adelante su proyecto.…

Uber prepara su salida a Bolsa perdiendo más dinero que nunca

Las pérdidas de UBER siguen aumentando perdiendo en el tercer trimestre cerca de -$939 millones versus los -$680 millones que perdió en el segundo trimestre de 2018.

La historia de Facebook en una sola imagen

Nunca se hizo nada más concreto después del famoso dicho “vale más una…