varoufakis-rescate-compressor

Domingo de referéndum en Grecia y victoria del NO (61,31%), no a los planes de austeridad de La Troika, NO rotundo a firmar una extensión parecida del actual rescate y para muchos un fiesta de la libertad y una vitoria de la democracia que ayer se celebró en Atenas cómo bien se merecía la ocasión.

En definitiva a falta de otras cosas, los griegos optaron el domingo por tomarse una pastilla azul del prozac que no soluciona tus problemas pero produce cierto bienestar.

Hechas las correspondientes celebraciones, llegamos al día después y el problema del día después es que de momento todo parece que sigue igual al día anterior a la celebración del referéndum. Bueno algunas cosas si parecen que han cambiado. El referéndum se ha cobrado de momento dos víctimas políticas en Grecia. Ayer dimitía Samaras, líder de la oposición y del partido conservador, y también abandonaba el barco Yanis Varoufakis.

Oficialmente dimite para facilitar las negociaciones con la Troika. Extra oficialmente la dimisión produce extrañeza, más cuando se produce justo después de tan rotunda victoria. Dentro de unos días iremos conociendo el motivo de la dimisión de Varoufakis.

Lo que pueda suceder a partir de ahora depende en gran medida a quién se lo preguntes.

 

Varoufakis Acuerdo inminente:

Lo que sucedería en el caso de que triunfara el NO en el referéndum del domingo lo tenía clarísimo este mismo sábado Yanis Varoufakis que así lo explicaba en una entrevista concedida a El Mundo:

“Si gana el no, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, contará con armas para conseguir negociar un acuerdo mejor. No me malinterprete: Si gana el no, no lograremos un acuerdo fantástico para nada, pero conseguiremos que no sea tan malo como el que ahora nos proponen. Si gana el no Tsipras viajará el lunes a Bruselas y logrará un acuerdo mejor, y al día siguiente, el martes, los bancos griegos volverán a abrir sus puertas. “

“El martes reabrirán los bancos, créame. Las fuerzas conservadoras de Europa esperan y desean que en el referéndum gane el dí, eso está clarísimo. Si lo consiguen, al día siguiente Mario Draghi apretará el botón rojo, la línea de liquidez de emergencia volverá a funcionar y los bancos abrirán el martes. Si gana el no, y a pesar de las amenazas con las que están tratando de condicionar el voto, Tsipras irá rápidamente a Bruselas el lunes, llegará a un acuerdo y los bancos abrirán igualmente.

Es decir según Varoufakis, La Troika iba a de farol y si gana el NO el farol de la Troika quedará al descubierto.

Es el escenario Alicia en el País de las maravillas en el que un referéndum lo cambio todo.

La dimisión de Varoufakis y su sacrificio oficial en plena victoria para poder facilitar el acuerdo con la Troika aleja este posible escenario.

 

El Gran Montaje

La segunda versión de lo que pasará sería también relativamente benigna. No tiene un padre oficial pero vendría a decir que todo era un montaje para que cada uno de las dos partes pudiera convencer a sus partidarios más radicales de la necesidad de alcanzar un acuerdo.

Este escenario debería desembocar en un acuerdo muy rápido entre las partes para evitar que la situación económica en Grecia se siga deteriorando aún más.

La base del acuerdo sería la extraña propuesta de rescate que presentó el gobierno griego el pasado martes a Bruselas en la que Grecia pide €29 mil millones de fondos adicionales para pagar a los acreedores (algo que Varoufakis hace unos años dijo que prefería ver a sus hijos muertos antes que tomar más deuda para pagar deuda) y que mantendría a Grecia bajo un MOU con básicamente es el mismo que la última propuesta presentada por la Troika con algún cambio cosmético.

Hemos visto cosas muy raras durante las últimas dos semanas pero de largo para mi la más rara de todas fue la propuesta mandada por el gobierno griego el pasado martes.

Las imágenes de una semana de corralito serían munición suficiente para que los gobiernos de algunos países europeos pudieran frenar a emergentes movimientos políticos y a Syriza le permitiría convencer a la parte más radical del partido del dolor que pueden sufrir los griegos si no se alcanza un acuerdo rápido y no cuentan con el apoyo del BCE. Tras una semana en corralito probablemente en esta semana los bancos griegos habrán agotado hasta su capacidad para entregar el límite de €60 por persona.

La dimisión de Varoufakis, nos deja algo coja esta opción.

 

No Hay Farol

Si en el referéndum griego el NO ha logrado el 60% de los votos, Schauble se ha convertido en el Ministro de Economía más aclamado de la Euro Zona en su país con un índice de aprobación del 70%, superior incluso a la de la todopoderosa Angela Merkel.

La Troika no iba de farol y menos aún Schauble que ya en el rescate de 2012 había preferido no llegar a un acuerdo y ver a Grecia fuera del euro. Para Schauble los griegos son un caso perdido, un lastre para el euro y un pozo sin fondo. En este sentido, convocando el referéndum y votando NO, Schauble tendría a Grecia precisamente donde él quiere… es decir dando un paso decisivo para salir del euro y además haciéndolo voluntariamente.

Fin de la pesadilla griega para la Euro Zona. El coste para Alemania sería perder gran parte de los €80 mil millones prestados hasta ahora a Grecia, la ganancia potencial lanzar un claro mensaje a otros países manirrotos con sus presupuestos , algo que puede evitar muchos cientos de miles de millones a los contribuyentes alemanes en un futuro.

Una vez liquidado el problema griego, la euro zona podría empezar a avanzar hacia una mayor integración política.

En este escenario no habría incremento de la ELA del BCE, Grecia no pagaría el préstamo del BCE el 20 de julio que desenchufaría a los bancos griegos. Estos deberían recapitalizarse con los depósitos atrapados en el corralito y en poco más de un mes el gobierno griego deberá empezar a emitir su moneda paralela.

Pequeño dolor de cabeza para Montoro o el futuro ministro de Hacienda que tendrá un hueco de €26 mil millones a nivel de déficit por deuda impagada.

En las próximas 48 horas empezaremos a salir de duda. Estos son los siguientes pasos:

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, mantendrán este lunes una teleconferencia con los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras la victoria del ‘no’ en el referéndum griego de este domingo.

Esta teleconferencia se celebrará un día antes de la reunión extraordinaria que mantendrán los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona, previa a la cumbre el euro que ha convocado el presidente del Consejo europeo.

“Eurogrupo adicional el martes para preparar la cumbre del euro sobre Grecia”, informó ayer un portavoz del presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem.

Esta convocatoria se ha precipitado tras el anuncio del presidente del Consejo europeo y de las cumbres del euro, el polaco Donald Tusk, de convocar una reunión extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la Eurozona el martes a partir de las 18:00 horas.

El llamado ‘grupo de trabajo del Eurogrupo’, del que forman parte los ‘número dos’ de Economía de los países del euro, ya tenía previsto celebrar este mismo lunes una conferencia telefónica para analizar los resultados del referéndum.

Aunque el Gobierno de Syriza sostiene que es posible retomar de inmediato las negociaciones con sus acreedores para cerrar un nuevo acuerdo, desde Bruselas subrayan que al expirar el pasado martes el segundo programa de rescate para Grecia, también caducó la última oferta de acuerdo de la troika.

La situación de la economía griega es ahora “más dramática” y es necesario “un nuevo mandato de negociación” del Eurogrupo, apuntan fuentes europeas, para advertir de la complejidad de retomar las conversaciones.

Una vez expiró el segundo rescate, el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, pidió por carta a sus acreedores europeos un nuevo rescate de dos años de 29.100 millones de euros y la reestructuración de la deuda. Pero desde las instituciones europeas han dejado claro que cualquier negociación para un tercer programa de ayuda pasarán por condiciones “más estrictas” para Atenas.

En cuanto a Grecia el calendario interno es el siguiente:

Si el BCE no aumenta la ELA es muy probable que está semana la banca helena se quede sin liquidez y tenga que restringir aún más los €60 por persona que se pueden sacar ahora del cajero. El 12 hay pago de nóminas a funcionarios y el 20 pago del préstamo al BCE.

  1. Según lo que contáis, la dimisión de Varoufakis encaja en la segunda opción. Se va para no firmar la compra de deuda con más deuda, como prometió No lo hace pero tampoco se posiciona contra su presidente. Doble lealtad.

  2. Mi propuesta es que Grecia tenga una nueva versión del ECU en lugar del Dracma :
    https://www.linkedin.com/pulse/possible-workaround-european-currency-unit-josep-pocalles

    Para ello es necesario romper la paridad, y podría ser de utilidad para agrupar a futuros países en la misma situación.

    Quizás es una contribución muy difícil de implementar por no estar ni siquiera considerada, pero una opción es mantener a Grecia en el Euro mientras se diseña un mecanismo de cambio paralelo.

    Aún existen webs con el cambio :
    https://www.mataf.net/en/currency/converter-XEU-EUR

  3. La dimisión de Varoufakis es perfectamente compatible con el escenario 2 que proponéis. No vota por la compra de deuda con más deuda que juró no hacer y tampoco se enfrenta a su presidente. Doble lealtad.

  4. Tranquilos, que Varoufakis previó que el martes los bancos abrían y todo volvía a la normalidad. Y no se descojonó después de decir tal tontería.
    No me esperaba su dimisión. Creo que la única manera de que Grecia no salga del euro (al menos durante unos años más) va a ser que Tsipras se la meta doblada a sus ciudadanos con una nueva extensión del rescate mínimamente maquillada.

  5. La propuesta griega del martes ha permitido transladar a la opinión publica griega la imposibilidad de acuerdo con unos talibanes de la austeridad. Así se ha ganado el referéndum. La jugada ha sido majestuosa.
    Por otra parte opino q a los griegos ya poco les importa las amenazas europeas. Una parte importante de su población piensa: – por nosotros que no sea la ruptura pero antes d q nos expulsen nos vamos nosotros y empezamos de nuevo pues con estos no vamos a ninguna parte. Y esto tiene su causa en la visión exclusivamente tecnocrata y economicista de los actuales dirigentes de la eurozona.
    A mi me recuerda a aquel parado de larga duración q le ofrecen vivir con 500 euros de un nuevo sueldo ovle obligan a realizar un curso de formación a 60 km. De su domicio. Al final manda todo a freír esparragos

  6. Hola de nuevo, la columna de McCoy en ElConfidencial, reproduciendo a un periodista de The Telegraph, va en el sentido de la opción 2: Tsiripas habría convocado el referendum para perderlo y lograr una salida digna para sí y su gobierno, convencidos de que no había otra que aceptar las condiciones del Eurogrupo. El tiro le salió por la culata… y ganó.
    Varufakis pudo irse, pero Tsiripas tuvo que quedarse…
    ¿Será esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Empieza la masacre de los Autónomos

Hay cerca de 2 millones de personas físicas que son autónomos en…

Asalto a la Reserva Federal de Nueva York. Se llevan 100 millones de dólares

Supongo que la mayoría de vosotros habrá visto la Jungla de Cristal…