En estas últimas semanas hemos conocido los gastos de la última salida al MAB del 2011 (Griñó) y de las dos primeras de este año (Bionaturis y Carbures).

En los tres casos han superado el 20% de importe captado en la OPS. Es cierto que los gastos y comisiones de Griñó y Bionaturis se redujeron debido a las  subvenciones recibidas, lo que provocó que finalmente estos gastos fueran del 12% y del 17,7% respectivamente.

Pero en términos absolutos, estos fueron los gastos en los que incurrieron:

En líneas generales, voy a poner los 4 conceptos en los que se dividen los gastos y comisiones a los que tienen que hacer frente las empresas que quieren salir al MAB y su importancia relativa aproximada sobre el total de éstos:

  • Asesoramiento Legal y Financiero: 62% del total de los gastos
  • Comisión de colocación, Agencia y Gastos Adicionales: 23% del total
  • Otros (Notaría, Registro, Agencia de Comunicación y otros): 12% del total
  • Cánones Iberclear y MAB: 3% del total.

Más concretamente, os dejo cuáles han sido los gastos de estas tres compañías en los siguientes enlaces:

Creo por tanto que salir al MAB a día de hoy está resultando bastante caro. O se reducen los gastos en los que incurren las empresas para debutar en Bolsa, en el MAB, o las empresas que quieran hacerlo deben captar más dinero para que éstos se reduzcan en % y les compense más.

También es cierto, que a día de hoy, con el grifo cerrado de los bancos y sin apenas opciones de financiación, las empresas pueden encontrar en el MAB una especie de tabla de salvación a sus problemas financieros a corto – medio plazo. Aunque sea caro, salir al MAB y captar capital social siempre va a ser más barato que las deudas financieras. Si consigues a día de hoy que una entidad financiera te de un crédito o un préstamo, lo cual es bastante complicado sin avales y muchas garantías de pago, lo obtendrás teniendo que pagar un alto tipo de interés todos los años y además tendrás que ir amortizando el principal que te hayan dado. Es decir, que tendrás que devolver todo el dinero que te den y mucho más en concepto de intereses. Si por el contrario captas capital social, tendrás un compromiso con tus accionistas para hacer rentabilizar esa inversión y esa confianza en la empresa, pero no tendrá la obligación de pagarles unos intereses todos los años, ni devolverle nada de lo que han puesto para ser accionista de la empresa.

Por lo tanto, la opción de salir al MAB y cotizar en Bolsa, aunque sea cara, puede ser muy interesante para muchas empresas sobre todo en los tiempos en los que no hay crédito ni financiación bancaria.

omentarios
  1. sabes quienes han sido los asesores?
    Hay alguno que se salga de los big 4?
    creo que el MAB te cobra aprox 12.000€ años por ser asesor registrado. slds, J

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te gustará

Los libros recomendados por los economistas más importantes del mundo en 2017

La prestigiosa Bloomberg ha pedido a finales de este 2017 a personalidades…

Aprobado el canon AEDE. La ley más infame de la historia de internet

Hoy, 22 de julio la Comisión de Cultura del Congreso aprobó con…

Cómo George Soros tumbó la libra esterlina y ganó mil millones de dólares

Si por algo es conocido George Soros es por en 1992 haber…